ROLAND GARROS

Siegemund ganó a Mladenovic con una trampa que no admitió

Siegemund ganó un punto decisivo en el primer set de su partido contra Mladenovic tras devolver una pelota que había botado dos veces y que el juez no vio.

Siegemund ganó a Mladenovic con una trampa que no admitió

El tenis francés está que trina por la trampa con la que Laura Siegemund ganó un punto decisivo en su partido contra Kristina Mladenovic en el primer set de su partido de primera ronda de Roland Garros. La francesa restaba para cerrar la manga cuando decidió hacer una dejada a la que Siegemund respondió, pero cuando la pelota ya había dado dos botes en su pista (en el vídeo se ve claramente). Mladenovic intentó devolverla, pero invadió con su raqueta el otro lado de la cancha y perdió ese tanto crucial. Después cedió los seis juegos siguientes y al final el partido (7-5 y 6-3).

Kiki, que no se lo podía creer y se tapó la boca con la mano como gesto de sorpresa, reclamó, pero la jueza de silla no había visto el doble bote y no se repitió el punto. Mientras, Siegemund no dijo nada y se fue a su silla. "Creo que el juez de silla fue la única persona que no lo vio en la central. Así que podemos llamarlo un punto de inflexión. Quiero decir, debería haber sido 6-1. Fue un punto clave", explicó la jugadora gala. "Desafortunadamente, ella (Siegemund) no lo reconoció. No esperaba que lo hiciera. Pero si lo hubiera hecho, tendría todo mi respeto y sería un juego súper limpio. En realidad ella no es la responsable. Creo que el juez de silla es el que debería estar realmente concentrado en esa decisión".

Siegemund, por su parte, se excusó de esta manera: "Creo que para eso está el árbitro. Ella esta sentada justo ahí. Creo que tiene mejores oportunidades que yo para ver qué ha sucedido exactamente. Si yo hubiera dicho, oh, fue doble bote y luego el vídeo hubiera demostrado lo contrario, me hubiera enfadado mucho conmigo misma. Yo iba corriendo y no lo vi bien. La árbitro dijo que era punto mío inmediatamente, así que lo acepté".