TENIS

18 años, número 73 del mundo y un punto que es una locura: un botepronto de excepción

Jannik Sinner firmó un este puntazo en el partido contra Ymer. Tras un espectacular intercambio cerró el punto con una genialidad.