OPEN AUSTRALIA

Garbiñe: "No podría haber vuelto a una final sin mi equipo"

La española perdió la final en tres sets frente a Sofia Kenin. Le faltó culminar, pero ha vuelto a pelear por un Grand Slam tras unirse a Conchita Martínez.

Garbiñe: "No podría haber vuelto a una final sin mi equipo"
Cameron Spencer Getty Images

Garbiñe Muguruza, que llegó al Abierto de Australia como 32ª del mundo y sin ser cabeza de serie tras una temporada pasada muy mala, no pudo culminar su ascensión ante Sofia Kenin en la final, ante la que perdió por 4-6, 6-2 y 6-2.  

"Esto es muy emocionante", dijo encogida nada más recoger su trofeo de subcampeona, soltando toda la tensión. "Sofia ha jugado un torneo y un partido increíble, espero que podamos estar en más finales juntas", alabó a su rival. 

Muguruza, que disputaba su cuarta final de Grand Slam, tuvo palabras para su renovado equipo, con el que ha vuelto a pelear por un trofeo grande. "Este es un deporte individual, pero no podría estar aquí sin ellos, sin mi equipo (los citó a todos). Gracias por ayudarme a volver a encontrarme en una final de Grand Slam otra vez, Conchita", reconoció. 

Después, apesadumbrada pero paradógicamente más sonriente que otros días, charló durante unos minutos con los medios españoles después de dar en inglés una rueda de prensa.

¿Cómo se encuentra física y emocionalmente?

Físicamente cansada. Han sido dos semanas intensas, partidos contra rivales difíciles y hace tiempo que no jugaba tantos seguidos... Lo normal, lo lógico es que me duela todo. Emocionalmente, ahora mal, porque es una derrota en un partido importante. Es un momento triste, pero se me pasará cuando me dé cuenta de que has sido un buen torneo.

¿Cree que su actuación, lo que ha conseguido en Melbourne, le puede allanar el resto de la temporada?

Los resultados lo que me demuestran es que lo que estoy haciendo está funcionando. Está claro que empezar el año con una final y con la confianza que te da el haber ganado partidos buenos ante gente buena es un buen inicio.

¿Qué aspectos de su juego en la final le hubiese gustado corregir?

Me hubiese gustado sacar mejor. Creo que no encontré mi saque y me puse en situación de amenaza constante porque jugué mucho con segundos. Creo que en los rallys ella controló bien e hizo muchos winners. Puso muchas bolas en juego porque corrió mucho.

¿Cómo explica las dobles faltas en momentos tan decisivos?

He sacado mal. Hay días que uno se siente mejor con el saque y otros en los que no encuentras tu ritmo. El hacer dobles faltas ha provocado que hiciera aún más en algún momento. No me esperaba que mi saque estuviera tan fuera hoy.

¿Qué cosas positivas saca de estas semanas?

Que superé momentos difíciles sintiéndome mal, que conseguí ganar partidos contra jugadoras buenas, algunas top-10, que me encontré mejor con mi tenis y fui capaz, aunque es duro, de estar 24 horas concentrada… Muchas cosas.

¿Se ve capaz de mantener esta regularidad en los próximos torneos?

La regularidad nunca ha sido mi fuerte. Siempre he sido una jugadora de hacer grandes torneos, aunque no siempre 25 al año si no de manera inesperada. En eso sigo trabajando, pero en muy difícil, porque soy una jugadora agresiva y tomo riesgo. Bueno, tengo una personalidad así también… en fin. Es difícil.

¿Qué dice de Conchita Martínez?

Hemos hablado poco porque yo estaba enfadada. Es muy difícil empezar el año con un equipo nuevo y llegar a la final de un Grand Slam. Lo que demuestra eso es que mi decisión ha sido acertada. Ella me ha entendido como jugadora, en el día a día y en las emociones.

Mucha gente dice que está usted de vuelta, ¿lo ve así?

Volver, hmm, vale. Si la gente lo ve así porque he jugado una final de Grand Slam, eso tiene sentido. Pero he jugado muchos torneos. Estaba en el circuito, muchachos. No desaparecí. Estuve ahí. Aunque no llegué a las rondas finales, eso sí.

¿Volveremos a verle sonreír y ser alegre en las ruedas de prensa como antes?

Creo que en este momento es difícil tener una gran sonrisa, aunque estoy sonriendo por dentro. Sólo me lo estoy tomando con calma después de estos dos años. La prensa ha sido dura conmigo, debo decirlo. No leo muchas cosas, pero realmente sentí que la gente... Hoy dirán cosas muy buenas sobre mí y la próxima semana cosas malas cuando pierda. Me veo menos emocionada, menos entusiasmada con el funcionamiento de las cosas.