OPEN DE AUSTRALIA

Primeros triunfos en Grand Slam para Davidovich y Martínez

Davidovich superó a Gombos y Pedro Martínez, a Koepfer. Carreño, Verdasco y Munar también pasaron a segunda ronda. Vilella, Ramos y Andújar, eliminados

Davidovich remonta para lograr su primer triunfo en Grand Slam
Phil Walter Getty Images

Pintaba mal el debut de Alejandro Davidovich en el Open de Australia, el primer Grand Slam que disputa sin pasar por la previa (entró el año pasado en Roland Garros), cuando el eslovaco Norbert Gombos, que sí que tuvo que pasar por la qualy (tiene 29 años y es el 113º del mundo), ganó el primer set por 6-2 ante el español en la primera ronda del Open de Australia. Pero el premio Promesa AS de 2017, cuando ganó el torneo júnior de Wimbledon se rehízo dos veces y superó el compromiso para lograr su primera victoria en un major, cuarta en su carrera ATP a los 20 años: 4-6, 6-4, 2-6, 6-3 y 6-2 en 3h:04. Davidovich se enfrentará en la segunda ronda este miércoles (hacia las 05:00, Eurosport) al argentino Diego Schwartzman, que pudo con el sudafricano Harris (6-4, 6-2 y 6-2).

No fue nada fácil la victoria para el malagueño, que fue a remolque hasta que en el cuarto set se soltó y derribo a Gombos, probablemente agotado tras sus tres triunfos en la previa la semana pasada. Agresivo y pegador (53 golpes ganadores), contrarrestó el ímpetu de Alejandro en un duelo muy igualado que fue como una montaña rusa con subidas y bajadas de ambos jugadores. Ambos dispararon sus errores (59-58) y el partido se decidió por un quiebre de diferencia (6-5).

"Schwartzman me va a dejar jugar más que Gombos", dijo Davidovich, aunque reconoció que no le tiene "muy visto". "Sé que es un jugador muy rápido y que falla muy poco, es un tenista muy sólido". "Para mí estar aquí es un regalo y, creo, que merecido después de haber disputado el año pasado torneos 'challenger'", concluyó.

Pedro Martínez se estrena a lo grande

Pedro Martínez, que se clasificó por segunda vez para el cuadro principal de un Grand Slam desde la previa (lo hizo el año pasado en Roland Garros) logró su primer triunfo en la máxima categoría de torneos del circuito. El alzirense de 22 años y 168º del ranking pudo con el alemán Dominik Koepfer (25 y 89º), al que venció, además, en tres sets: 6-3, 6-4 y 7-5 en 2h:09. Martínez arriesgó con muchas subidas a la red y lo hizo con bastante acierto (35/44 para un 80%). El jueves se las verá con uno de los mejores jugadores del momento, el ruso Daniil Medvedev. "Voy a ponérselo muy difícil, porque no tengo nada que perder", dijo el valenciano. "No puedes salir a mirar al otro por debajo de los hombros porque al final y al cabo tienes que competir. Está claro que va a ser muy difícil", añadió. Pedro reveló que había llamado a su padre y entrenador: "Era con la persona con la que más me apetecía compartirlo. Es un premio a muchos años de trabajo, viajando y jugando por pistas no tan buenas como esta".

Carreño avanza ante Kovalik

A Pablo Carreño le tocó lidiar con un rival al que saca más de 100 puestos en la lista de la ATP, Jozek Kovalík. No falló el asturiano, aunque se dejó un set en su camino a segunda ronda. Apoyado en un balance equilibrado de golpes ganadores y errores no forzados, 41 por 27, fue agresivo en la red (13 puntos en 16 subidas) y se llevó el triunfo en algo más de dos horas y media ante el 139 del mundo (6-4, 3-6, 6-1 y 7-6 (2)), más impreciso (34 errores). Es la séptima aparición del gijonés en el Abierto australiano, tras tocar techo en octavos el año pasado ante Nishikori. Su próximo rival será el alemán Peter Gojowczyk, que venció al norteamericano Chris Eubanks por 7-6 (1), 6-3, 4-6 y 6-0.

Verdasco barre a Donskoy

Sólido comienzo de Fernando Verdasco ante el ruso repescado Evgeny Donskoy (29 años y 106º del mundo), al que venció por un claro 7-5, 6-2 y 6-1 en apenas 97 minutos. El madrileño sólo cometió 14 errores no forzados y no necesitó hacer su tenis más agresivo para meterse en la segunda ronda, donde se cruzará con el georgiano Basilashvili, que necesitó cinco sets para ganar al coreano Kwon (6-7 (5), 6-4, 7-5, 3-6 y 6-3). Verdasco estaba más fresco que su rival, que había jugado tres partidos en la previa. Sólo pudo ganar 14 puntos al resto.

Vilella da la cara contra Khachanov

Menos papeletas que Davidovich tenía Mario Vilella, que se cruzó en su debut con el ruso Karen Khachanov, 17ª raqueta mundial. Plantó cara el ilicitano y rascó un set, el primero, pero acabó sucumbiendo en cuatro tras dos horas y 53 minutos de partido (4-6, 6-4, 7-6 (3) y 6-3) ante un jugador potentísimo, que acabó imponiendo su poder desde el fondo y terminó con 59 golpes ganadores por 46 errores no forzados, buen balance como los 31 que efectuó en ambos campos Vilella, que puso garra y forzó un tie-break en el segundo, aunque fue en vano. Era la primera vez que el alicantino, de 24 años, accedía al cuadro principal en Australia, tras deshacerse en la previa de los franceses Mahut y Bourgue y del argentino Bagnis. El sueco Ymer será el próximo rival de Khachanov.

Ramos muere en la orilla

Albert Ramos no pudo culminar una batalla contra Alex Bolt que duró 3h:24 con una victoria y sucumbió ante el australiano, jaleado por su público, en cinco sets: 7-6 (1), 1-6, 7-6 (5), 6-1 y 6-4. El jugador local, invitado de 27 años y 140º del mundo, sumó 55 winners y aunque acumuló 69 fallos fue capaz de aguantar la presión ante el español, que perdió siete veces su saque. Albert se había puesto con un set de ventaja, pero en el cuarto se vino abajo. La clave estuvo en el décimo juego del quinto set, cuando Ramos encajó el último break en el peor momento posible, porque perdió el encuentro con su servicio. Ahora a Bolt le espera un duro hueso, Thiem.

Munar se hace fuerte ante Gaston

Jaume Munar empezó con buen pie en Melbourne y logró su tercer triunfo en un Grand Slam después de los cosechados en Roland Garros y el US Open en 2018. El mallorquín se deshizo con mucho trabajo del francés del invitado francés de 19 años y 247º del mundo, Hugo Gastón, a quien venció por 7-5, 5-7, 6-0 y 6-3 en 3h:29. Munar compensó su escaso acierto en la suerte del saque con muchas subidas (40/66) y bastantes winners (44) contra un rival que fue aún más agresivo (56), pero que erró bastante más que él (71-37). La victoria de Jaume pudo ser más cómoda, pero se le escapó el segundo set cuando había remontado un quiebre en contra para ponerse 5-4. Munar se las verá el jueves con el australiano Alexei Popyrin, que se benefició de la retirada del francés Tsonga cuando le ganaba por 6-7 (5), 6-2 y 6-1.

Resultados del cuadro masculino del Open de Australia.