Carreño: "Para venir a la Davis, ayuda más tener 25 años que 35"

COPA DAVIS

Carreño: "Para venir a la Davis, ayuda más tener 25 años que 35"

Pablo Carreño entrena bajo la supervisión de Conchita Martínez sobre la pista dura de la Sala Pionir de Belgrado antes de la eliminatoria entre España y Serbia en Copa Davis.

Twitter @spaintennis

El asturiano toma las riendas de España. Es el tercer jugador por ránking (19º) tras los ausentes Nadal (5º) y Bautista (18º). "Ganar aquí sería una hazaña", reconoce
España - Alemania: Dobles Copa Davis

Belgrado

- Le toca ser el líder de España...

- Para mí jugar la Davis es un orgullo, y ser el número uno de mi país, una responsabilidad. Pero últimamente estoy jugando bien y con confianza. Quiero demostrar que ese nivel también lo puedo dar en esta competición.

- ¿Cómo ve la eliminatoria? Llegan descargados de presión

- Sí. Va a estar difícil. Serbia pone a su equipo de gala, entre ellos el número dos del mundo, Djokovic. Y eso complica todo. Tanto Albert Ramos como yo estamos firmando un buen inicio de temporada. Pero sí que hay jugadores españoles como Rafa Nadal o Roberto Bautista que están aún mejor y no han podido venir. Si se gana aquí, será una hazaña.

- ¿Y qué le dicen esas ausencias? Que Conchita Martínez haya tenido que recurrir a Jaume Munar (19 años, 245º). ¿Se ha acabado ya el compromiso con la Davis?

- Bueno... el compromiso siempre ha sido muy alto porque se ha ganado cinco veces en los últimos años. Es una competición muy especial pero complicada a la vez por lo apretado del calendario. Para mí también ha sido difícil venir después de una gira por Sudamérica en las rondas finales y la semifinal de Indian Wells. En Miami me noté bastante cansado mentalmente y apenas he tenido tiempo para recuperar. Estoy jugando aquí cuando en una semana comienzo la tierra. No es fácil para nadie, pero tener 25 años me ayuda más que tener 35 como otros compañeros.

- Y luego está apuntado a cinco torneos de tierra...

- Sí. Tres Masters 1.000 y un Grand Slam en siete semanas y el Godó, un torneo especial. Tengo que competir cada semana al máximo.

- Usted se formó con una beca de la Federación Española. ¿Jugar la Davis es una forma de devolvérselo?

- Soy tenista gracias a la Federación, que me rescató de Gijón y me dio la oportunidad de dedicarme profesionalmente al tenis. Siempre que pueda, voy a jugar la Davis. Aparte de que a la Federación le venga bien, a mí me encanta.

- ¿La Davis no da más que quita?

- A nivel mediático, todo el mundo la sigue. Se da en abierto en televisión e incluso la ve gente que no le gusta el tenis. Muchos jugadores españoles, como Feliciano o Verdasco, alcanzaron mucha fama por la final que se ganó en Mar del Plata. Pero hay veces que se te viene encima con la presión y no es fácil.

- En primera ronda, cayó el primer día y ganó luego el quinto punto decisivo. ¿Le ha curtido?

- Lo pasé muy mal. Pero me ha hecho ser mejor tenista. En partidos a cinco sets con el público en contra, como lo tendremos en Belgrado, puedes aprender o hundirte. En Croacia crecí.

- ¿Es más fuerte mentalmente?

- A medida que vas jugando partidos largos e importantes vas mejorando con la experiencia. Se está notando.

- ¿Le faltaba mala leche?

-(Se ríe) puede que sea demasiado calmado en pista, pero poco a poco voy siendo más agresivo y celebro los puntos para que el rival vea que sigo ahí.

- Porque en este tenis, o eres agresivo...

- ...O matas o te matan. La gente tira muy duro. La velocidad media de los saques ha subido y te obliga a atacar primero.

- ¿Esta pista es muy rápida?

- No bota mucho la bola, resbala. Eso hace que tengas que jugar agachado y los puntos no sean largos. Eso beneficia a Serbia.

- Disfruta de su mejor ránking (19º). ¿Le miran con otros ojos en el vestuario?

- Se nota. Los rivales te conocen y te respetan. Ya ven en tí a un rival duro. Y es la imagen que debo dar.

- ¿Piensa en el Masters? Ahora es noveno en la Race.

- No, no. Para llegar ahí hay todavía muchas cosas que mejorar. Ojalá dentro de unos años sea el objetivo.

- ¿Y en el top-ten?

- ¡Acabo de llegar al top-20! Lo que toca es no ir para atrás y ser precavido. Será mi objetivo, ojalá pronto. Pero este año está lejos.

- Aunque sean más jóvenes, ¿se ve en ese grupo de Kyrgios o Zverev que darán guerra en los grandes torneos?

- Ellos son los próximos números uno. Yo estaré al acecho, a la que fallen un poco...

- ¿Hay que dejar de recordarle ya a Nadal y Ferrer?

- Compararme con ellos no me trae nada bueno. ¡Siempre voy a perder! Prefiero marcar mi camino y ser Pablo Carreño. Le guste o no a la gente, voy poco a poco. Ni tan rápido como dicen algunos ni tan malo como otros. Ya soy top-20.

- Y aquí se va a echar tres partidos a la espalda...

- Ya veremos. En Croacia se nos daba favoritos y ganamos de milagro y aquí es Serbia y esperamos darles el susto. Con Marc López es de los pocos españoles que no he jugado, pero será un placer tener al lado a un campeón olímpico, de Grand Slam y del Masters.

0 Comentarios

Normas Mostrar