Estás leyendo

Carreño salva dos bolas de partido y se medirá a Wawrinka

TENIS | INDIAN WELLS

Carreño salva dos bolas de partido y se medirá a Wawrinka

Pablo Carreño celebra su pase a las semifinales de Indian Wells.

AFP

El gijonés supo sufrir para ganar a Cuevas por 6-1, 3-6 y 7-6 (4). Nunca había pasado de 1/8 en un Masters 1.000. Jugará el sábado contra Wawrinka.

Pablo Carreño (23º) siguió rompiendo su techo en el circuito ATP. Si nunca había pisado unos cuartos, lo que consiguió derrotando a Dusan Lajovic, no se conformó y el sábado jugará las primeras semifinales de un Masters 1.000 ante Stanislas Wawrinka (que derrotó al austriaco Dominic Thiem por 6-4, 4-6 y 7-6) tras tumbar a Pablo Cuevas (30ª) por 6-1, 3-6 y 7-6 (4) en 2h:05.

Para ello, Carreño supo levantar dos bolas de partido para forzar el tie-break. El asturiano de 25 años, por el lado despejado del cuadro y con un partido menos tras la retirada de Roberto Bautista, supo aprovechar su oportunidad, aunque para ello tocó sufrir mucho. Comenzó muy enchufado, y en 23 minutos se había llevado la primera manga. Pero luego experimentó un bajón a la vez que el uruguayo espabilaba. Se conocen mucho los dos, pues venían de ganar recientemente el torneo de Río en dobles. Cuevas, se presentaba también en Indian Wells con una racha de siete victorias seguidas, lo que le dio el título en Sao Paulo.

En el segundo y tercer sets, Carreño siempre fue por debajo. Hasta que llegó la muerte súbita que supo gestionarla con temple. Este año, tuvo que jugar un quinto y decisivo punto en la Davis frente a Croacia que supuso el pase a cuartos. Venía de firmar dos semifinales (Buenos Aries y Sao Paulo) y una final (Río) y fue capaz de sobreponerse cuando se vio cerca del abismo. Se ha curtido. En 2016, Carreño tomó la decisión de irse a entrenar a la Academia Equelite de Juan Carlos Ferrero, junto a Samuel López, y definitivamente ha alcanzado su madurez. Ahora, sin presión y con un puesto asegurado entre los 20 mejores del mundo, debería pensar en seguir volando. En romper del todo. En explotar en el ‘quinto grande’ todo su potencial.

Carreño: "Aún con 20 como yo sería muy difícil acercarse a Nadal"

Decía en la entrevista a pie de pista que no se lo creía y que tenía que pellizcarse. ¿Qué siente ahora que lo ha asimilado?

Ha pasado una hora pero, la verdad, es como si acabara de salir de la pista. He hecho las rutinas de siempre, pero todavía no he me parado a pensarlo fríamente. He estado 20 minutos en la ducha dándole vueltas a la cabeza. Tengo mil mensajes en el móvil que aún no he podido leer. He hablado con mis padres. Es muy emocionante. Algo muy bonito que, después de tanto trabajo que vienes haciendo... no solo yo, sino mi equipo, mi familia... Todos estamos felices y creo que hay que seguir en esta línea porque los resultados están llegando. Ahora hay que trabajar todavía más fuerte.

Hay mucho trabajo detrás de esto. ¿De quién se acuerda en estos momentos?

Te acuerdas de todo el mundo, pero es muy importante sobre todo los que ponen su granito de arena cuando las cosas no van tan bien, cuando estás lesionado o no tienes los resultados que esperan de ti. Ahora obviamente todos se unen al carro cuando las cosas van bien, te animan y hablan de ti. Las cosas salen más fácil. Pero te acuerdas de quienes están en los momentos difíciles, momentos en los que algunos menosprecian tu trabajo o demuestran que no creen en ti.

En años pasados entrenaba en estas mismas pistas con Rafa Nadal. También ha sido compañero suyo en dobles. ¿Qué ha aprendido de trabajar codo con codo con él?

Es una experiencia increíble. Es de los mejores jugadores de la historia, tengo la suerte de que somos de la misma nacionalidad y de poder compartir momentos con él dentro de la pista y fuera, como en la Copa Davis, jugando dobles o en momentos previos en los vestuarios... Te da consejos o sin querer te dice cosas que te hacen pensar. A ver, si uno de los mejores de la historia las hace, es como algo a tener en cuenta. Y quiero seguir ese camino para mejorar. Es muy complicado ser como Rafa, pero con trabajo puedes intentar acercarte.

Muchos le consideran su relevo generacional. ¿Qué opina al respecto?

Eso es imposible. Me enorgullece que piensen en mí como relevo de Rafa, pero ya les digo que relevar a Rafa... como no vengan 20 como yo... y aún así entre los 20 sería muy difícil acercarse a él. Rafa es único y la gente tiene que entender que otro como él tardará muchísimos años en salir, si es que sale, que no es seguro. Hay que disfrutar de él y de los demás españoles que ha habido y que hay.

¿Cuán importante en su progresión fue su traslado a la Academia de Juan Carlos Ferrero?

Muy importante. Estuve entrenando con Javier Duarte, que hizo un trabajo estupendo conmigo. Él me hizo tenista, pero con 19 años hay un momento, ahora más que antes, en que te pierdes un poco porque no consigues aún llegar al profesionalismo salvo que seas muy bueno. Estás jugando 'futures', 'challengers' y es un momento difícil. 'Dudu' me llevó muy bien y me hizo crecer, pero quizás me faltaba dar un paso más y lo intenté buscando ese cambio de entrenador. En la Academia me han ayudado muchísimo y tengo aún mucho que aprender, pero soy mejor jugador cada vez.

Hablábamos tras su victoria contra Dejan Lajovic de la importancia de la fuerza mental. Hoy contra Cuevas ha resultado decisiva también.

Es un poco la evolución natural. Vas madurando y cogiendo partidos, tanto de 'singles' como de dobles, que te dan experiencia y uno mismo va viendo a dónde puedes llegar. También vas viendo por qué pierdes partidos y aprendes de ello. Cuando tienes un gran equipo detrás te hace ver las cosas más fácilmente.

¿Es esta la victoria más importante de su carrera?

Quizá no contra el mejor jugador, pero por la situación, por cómo ha sido en ese tercer set salvando dos puntos de partido, es de las que más me ha marcado.

0 Comentarios

Mostrar