Estás leyendo

Batacazo de Nadal en su estreno en Shanghai ante Troicki

MASTERS 1.000 SHANGHAI

Batacazo de Nadal en su estreno en Shanghai ante Troicki

Batacazo de Nadal en su estreno en Shanghai ante Troicki

WANG ZHAO

AFP

El serbio le derrotó por 6-3 y 7-6 (3) y sumará sólo 10 puntos en la carrera al Masters, en la que es 7º. Las derrotas de Berdych y Cilic mitigan el tropezón. Nadal-Wawrinka en directo

En un visto y no visto, Rafa Nadal dijo adiós al Masters 1.000 de Shanghai. Viktor Troicki, un jugador que no había ganado al español en sus cinco cruces previos, le derrotó en su estreno en segunda ronda por 6-3 y 7-6 (3) en 1h:39. Como tampoco le había ganado nunca Grigor Dimitrov, que le dejó varado en cuartos de final la semana pasada en Pekín. Los rivales, como el serbio (31º del mundo), se crecen ahora ante él viéndole más vulnerable y a su vez, con el drive menos dominante, el tenis de Nadal hace menos daño. "Quizá, porque tuve una lesión en la muñeca, estoy asustado", dijo al acabar. Y dejó en el aire su calendario de aquí a final de año: "A veces, seguir compitiendo no es la solución". 

Más allá del golpe mental de la temprana eliminación, la derrota ante Troicki tiene consecuencias de cara al Masters de Londres (13-20 de noviembre). Nadal es séptimo en la 'Race', la clasificación que contabiliza los puntos del año y que da pasaporte a los ocho mejores. Suma tan solo 10 puntos en Shanghai, pero el batacazo queda mitigado porque el octavo, Dominic Thiem, está lesionado; Tomas Berdych, noveno, cayó hoy a manos de un gran Marcel Granollers por un doble 7-6; Marin Cilic, décimo, se vio superado ayer por Alexander Zverev y un indolente Nick Kyrgios, decimosegundo, tiró el partido ante Misha Zverev.

Nadal, que este año ha ganado los torneos de Montecarlo y Barcelona, intentó ante Troicki sacudirse la mala sensación de la despedida de Pekín, cuando ante Dimitrov se mostró sin filo. Pero el serbio, montándose sobre su revés como Novak Djokovic, y mostrándose casi invulnerable con su saque (11 aces, 91% de puntos ganados con primeros saques y 44% con segundos) dio pocas opciones. El campeón de 14 grandes tampoco supo encontrar una grieta ni procurarse alguna oportunidad de break.

Tras encajar dos roturas en el primer set, Nadal mejoró en el segundo con un perfil más agresivo. Salvó una bola de partido con 4-5 y con su providencial fe logró ir a la muerte súbita. Pero tras ganar el primer punto, entregó otros cuatro... demasiadas facilidades. Troicki no perdonó. Nadal se va con mal sabor de boca de la gira asiática. Le quedan Basilea y el Masters 1.000 de París-Bercy para quitárselo, si es que decide seguir tras hablarlo con su equpo, y para clasificarse para Londres, una cita a la que siempre ha llegado desde 2005, y para la que tienen ya billete Djokovic, Murray, Wawrinka, Raonic y Nishikori.

0 Comentarios

Mostrar