COPA DAVIS | GRUPO MUNDIAL

Final entre la sorprendente Bélgica y Gran Bretaña

Murray logró el 3-1 ante Tomic: 7-5, 6-3 y 6-2. No ganan una final desde 1936. Goffin y Darcis remontaron a Argentina. La final, en Bélgica.

0

Andy Murray llevó a Gran Bretaña a la final de la Copa Davis, 37 años después de la que jugara en 1978. Implicado este año, con todas las eliminatorias en casa, el escocés firmó un 8 de 8 este curso en la competición por países. Tras derrotar el viernes en Glasgow a Thanasi Kokkinakis y el sábado en el dobles junto a su hermano Jamie a Groth-Hewitt, puso el 3-1 frente a Australia al tumbar a Bernard Tomic en tres sets: 7-5, 6-3 y 6-2.

Gran Bretaña tiene nueve Ensaladeras en sus vitrinas, pero casi en la prehistoria del tenis. La última en 1936 con el mítico Fred Perry en el equipo. "Ganar por tu país y tus compañeros significa mucho. El público ha estado increíble, y aunque he sufrido dolores de espalda he intentado camuflarlos", explicó exultante el número tres del mundo.

El rival en la final será Bélgica, que actuará como local (27-29 noviembre). Un país que sólo ha disputado una final, en 1904. En Bruselas, remontaron la ventaja de 2-1 de Argentina con dos victorias finales de David Goffin (15º del mundo) frente a Schwartzman por 6-3, 6-2 y 6-1 y Steve Darcis (64º de la ATP) contra Delbonis por 6-4, 2-6, 7-5 y 7-6 (3).