COPA DAVIS

Manolo Santana: "No puede ser que digan: no voy por cansancio"

Habla con el altavoz que le otorga su estatus de leyenda. La Davis que él descubrió a España languidece. “Es lo que pasa cuando faltan los cracks, los que ganaron cinco”.

0
Manolo Santana: "No puede ser que digan: no voy por cansancio"
FERNANDO ROSALES

 Aparte de haber disputado las dos primeras finales que jugó España, en Australia, usted ha sido capitán del equipo de Copa Davis y se ha visto envuelto en situaciones parecidas a esta de ahora. Ahora dirige el Madrid Open. ¿Qué puede decir Manuel Santana de lo que ha pasado en Rusia… y antes?

—Es una situación de sorpresa absoluta. Un accidente deportivo que solo se puede explicar por el llamado ‘sindrome de la Copa Davis’. Estoy seguro de que en cualquier otro torneo, Robredo o Andújar hubieran ganado a estos rusos, que van en torno al número 200 del mundo, con tanteos de 6-1 y 6-2. Estoy seguro.

Dados los antecedentes y últimos acontecimientos en relación a la Davis, nacionales e internacionales, ¿qué solución ve?

—La Davis tiene un problema con el calendario y eso se tiene que cambiar. La única solución que se me ocurre es el consenso, y mucho más en lo que a España nos concierne. Se ha producido una situación inconcebible. Aunque creo que a Dinamarca aún le podemos ganar entre yo y dos amigos más, se me hace cuesta arriba pensar que no podremos aspirar a la Ensaladera, al menos hasta 2017. Esto es lo que pasa cuando faltan los cracks, los que ganaron cinco Copas Davis: el pequeño se crece.

Habla de consenso en relación a España. Usted estuvo de acuerdo y firmó la famosa carta que se entregó en Wimbledon, junto a jugadores actuales, estrellas anteriores, viejas glorias y técnicos. ¿Qué se puede plantear?

—Básicamente, firmé la carta porque estaba de acuerdo. Pensaba que se estaba entrando en una situación muy difícil, aunque insisto en que con el equipo que ha ido a Rusia, esto ha sido una sorpresa total. Se tiene que ir a un diálogo en el que estén implicados jugadores, responsables de la Federación, y la capitanía: ahora, Conchita Martínez. No puede ser que un jugador pueda decir ‘no voy porque estoy cansado’. Sé que la Davis estorba en el calendario. Pero también sé que hay que llegar a esos acuerdos, entre todos: Federación, jugadores y capitanes. En la Davis llevamos tres o cuatro años que no cesamos de llevarnos un palo tras otro.

¿Qué le parece la situación concreta de Rafa Nadal?

—Rafa Nadal atraviesa por un momento delicado y está concentrando todas sus energías en lo que se le avecina, la gira por Estados Unidos. Creo que este sería un momento ideal para que él o cualquier otro español ganara el US Open. Ganar el US Open o un triunfo así sería ese revulsivo que ahora necesitamos. Por mi parte, yo estoy aquí para ayudar en lo que haga falta.