David Ferrer, KO en su primera derrota ante 'Bernie' Tomic

Indian Wells

David Ferrer, KO en su primera derrota ante 'Bernie' Tomic

David Ferrer, KO en su primera derrota ante 'Bernie' Tomic

EFE

Con un sólido tanteo de 7-5 y 6-4 en solo hora y 38 minutos, Tomic impide a Ferrer continuar su aventura en Indian Wells. El español ya habló sobre la calidad del australiano.

En vísperas de marcharse a EE UU y en entrevista con AS, David Ferrer fue claro: "Nishikori, Dimitrov, Bernard Tomic y Kokkinakis ya son relevos". Para su desgracia en Indian Wells, Ferrer ha demostrado la excelencia de su olfato ante buenos jugadores que vienen llegando. Y es precisamente Bernard 'Bernie' Tomic quien apea a Ferru del Masters 1000 del desierto californiano con un sólido tanteo de 7-5 y 6-4 en solo hora y 38 minutos. Ferrer se desangró a través de siete dobles faltas y de su imprecisión para rematar en 13 puntos de 'break' sobre el saque de Tomic... de los que solo aprovechó dos.

Se trata de la primera victoria de Tomic sobre Ferrer después de tres cruces anteriores en los que el australiano de padres croatas (nacido en Stuttgart) solo había podido arrancar un set que fue como un aviso, hace solo tres semanas, en Acapulco. Después de 19 éxitos en 20 partidos, Ferrer se inclina por segunda vez en este 2015, aunque adelanta en la ATP a Stan Wawrinka y podría llegar a Miami, la próxima semana, en la séptima plaza mundial. En octavos, Tomic (1,96 de altura, 22 años, número 35) se medirá con su también emergente compatriota Thanassi Kokkinakis, de Adelaida, de ascendencia griega y que ayer dispuso de Juan Mónaco: 6-2, 5-7, 7-6. En Indian Wells, Kokkinakis ha jugado cinco horas y 41 minutos entre las dos primeras rondas. Kei Nishikori, otros de los 'relevos' señalados por Ferrer, ya pisa por primera vez en su carrera los octavos de este Masters 1000 tras sellar su primer triunfo ante Fernando Verdasco: 6-7, 6-1, 6-4.

A 27 grados, pero con menos del 10% de humedad y en la misma Pista 3 donde escapó por los pelos ante Dodig, un Ferrer lastrado por las dobles faltas aceptó tres 'breaks' en el primer set, que entregó por 5-7 después de 56 minutos. La extraña mano poliédrica de Tomic activa una rara capacidad para acelerar, desacelerar y mezclar juego: así, Tomic se sobrepuso a las dos roturas de servicio que Ferrer le forzó en esa primera manga: fue crucial porque llenó de confianza y señaló el rastro al inteligente talento que reside en la Gold Coast australiana. En el palco de Tomic, el viejo zorro Tony Roche, administraba al hábil Bernie instrucciones tan contundentes como astutas. En su arsenal de tiros ('shotmaking') Tomic es capaz de variar el juego de fuerte a flojo, sin apenas puntos intermedios entre una sólida defensa y la súbitas transición hacia aceleraciones fugaces, imprevistas. Ferrer no pudo perforar esa armadura e incurrió, inclusive, en un error no forzado más que Tomic: 30/29. En golpes ganadores, el australiano dominó por 21/16.

Con 4-3 a favor en el segundo set, Ferrer jugó cinco bolas de 'break' para colocarse 5-3... y no ganó ninguna: 0/5. Clave. Tomic había resistido la tensión y Ferrer no había encontrado la llave mágica.. De vuelta, ya con 4-4, un David Ferrer tenso y nervioso concedió el 'break' definitivo a un Bernie Tomic que rompió por cuarta vez el servicio del Ferru (4/8) para rematar la noche con el último brillante turno de servicio: en blanco. Tomic se cita en octavos con Kokkinakis y Ferrer permanece en el cuadro de dobles, junto a Verdasco: hoy tienen cita con Dodig y Melo. Pronto, Ferrer buscará nuevos horizontes en Miami. Pero sí que el buen Ferru llevaba razón: resulta que Tomic ya está aquí.

0 Comentarios

Normas Mostrar