'Baby' Federer echa a Djokovic

MUTUA MADRID OPEN

'Baby' Federer echa a Djokovic

'Baby' Federer echa a Djokovic

DOMINIQUE FAGET

AFP

El búlgaro Grigor Dimitrov, 21 años y clon tenístico del suizo, echó al número uno de Madrid y campeón en 2011: 7-6 (8), 6-7 (10) y 6-3.

Torceduras, calambres, angustia y liberación. La de Grigor Dimitrov, apodado ‘Baby Federer’ por razones evidentes, que expulsó al número uno del Mutua Madrid Open en su estreno por 7-6 (8), 6-7 (10) y 6-3. El campeón en 2011 no se deja muchos puntos (135), porque el año pasado se estrelló en la pista azul en tercera ronda. Pero se deja crédito antes de su gran objetivo: Roland Garros.

Dimitrov eligió Madrid para confirmarse como aspirante a todo. Como presente ya y no como futuro. El búlgaro, de 21 años, llegaba con su mejor ránking (28º), y destapó todo el tarro de las esencias que guarda. El serbio le castigó su revés a una mano pero fue saliendo de las trampas con clase y con casta. Nole hizo incluso bajar un par de veces al juez de silla a calibrar alguna bola dudosa, y eso contribuyó a poner a la Caja Mágica del lado del búlgaro.

En el primer set, consiguió un break para 6-5 pero permitió que el serbio le igualara y la manga se marchara al tie-break que el número uno gobernaba 4-1 y acabó perdiendo 6-8. Llegó a desperdiciar tres bolas de set Nole...

En el segundo parcial, no aparecieron los miedos en Dimitrov. No se vio ese “escalón” del que habla Djokovic que separa a los cuatro magníficos del resto. Era una noche de reafirmación. Baby Federer rompió para 4-2 y, en el siguiente juego y cuando Djokovic disponía de una bola de break (30-40), marchando hacia atrás el serbio se torció el tobillo derecho. Ese que se dañó en la Copa Davis hace un mes ante Querrey y que le hizo ser duda en Montecarlo. Fisioterapeuta a pista y vendaje compresivo. Ocho minutos de tiempo médico y pitada de Madrid. Se recuperó y se llegó al tie-break donde Dimitrov, gravemente acalambrado, dispuso de una bola de partido que no aprovechó.

Con el búlgaro deshecho, parecía que sería un paseo de ese Nole que tomó aire con la torcedura de tobillo… Pero vino el break del búlgaro de entrada y aguantó para llevarse la manga por 6-3 volviendo a quebrar en el último juego. Tercera victoria sobre un top-10 para Dimitrov. Sorpresa mayúscula en Madrid, que despidió a Nole con pitos.

Comentarios

Comentarios no disponibles