Raúl de Tomás

ALBERTO MARTÍNEZ

RdT, en el patio del colegio

Su calidad técnica, potencia física y entendimiento del juego lo convierten en un futbolista especial, capaz de conocer el tiempo y el espacio. Su primer parte fue para enmarcar pero insuficiente para el Espanyol.