Fernando Reges

OPINIÓN

No es país para viejos

A partir de los 30 años, cualquier jugador empieza a estar bajo sospecha.

Javier Aznar