As.com

VIAJES

Ciudades mejor iluminadas para disfrutar de unas coloridas Navidades

Tiempo de luces, dulces y fantasía. Si eres de los que llevas a flor de piel el espíritu navideño, aquí tienes los lugares con más encanto a los que debes viajar para exprimirla al máximo.

Ciudades mejor iluminadas para disfrutar de unas coloridas Navidades

Hay ciudades a las que sienta bien la Navidad. Si eres de los que tiene decidido vivir esta mágica época del año de forma intensa y diferente, has llegado a tu oasis. A pesar de que es pura tradición familiar, el gran número de ciudades que se engalanan con los mejores adornos y hacen de ellas una postal prácticamente de cuento para disfrutar de estas fechas nos presentan una forma alternativa de disfrutar de estas fiestas explorando nuevos lugares y costumbres únicas y desconocidas que nos enriquecerán. Puedes darte el mejor regalo a ti y a los tuyos.

Un paseo por pintorescas calles nevadas, olor a chocolate y a jengibre, la algarabía de los mercados navideños, la alegría y el optimismo general de la gente, pero sobre todo, ese juego de luces, adornos y colorido que nos permiten trasladarnos, aunque sea por un instante, a paisajes de cuento y épocas repletas de hechizo. Como sabemos que el tiempo y el dinero es lo que menos nos gusta perder, aquí tienes las mejores ofertas en actividades que no deben faltar en tu lista de cosas qué hacer y sitios que visitar en las ciudades mejor iluminadas de Europa en Navidad. ¡Prepara mucha ilusión y ropa de abrigo!

ALEMANIA

Alemania es una de esas ciudades para vivir la Navidad en todo su esplendor. País con tradiciones fuertemente enraizadas, es la cuna de los mercadillos navideños y los que poseen más historia a cuestas. Probar las tortas de jengibre y los glühwein, disfrutar del colorido de las luces o de sus artesanías, Alemania y sus ciudades respiran puramente esta festividad, con Nuremberg y Colonia en la pole position.

Nüremberg

Nüremberg

El mercadillo del niño Jesús es un must navideño.

Si el mercadillo del niño Jesús celebrado en Nüremberg aún es desconocido para ti no la has experimentado en su totalidad. La ciudad alemana, enclavada en el Rin-Mena-Danubio en el corazón de la Baviera, es ideal para visitar en Navidad por conjugar tradición y presente. Aprovechando un tour conjunto que también nos llevará por la ciudad de Heidelberg y su historia, exploraremos su mercado navideño, con más de 300 años de historia y el espíritu que rezuma de cada callejuela, y podremos aprovechar para degustar las tradicionales salchichas y el vino caliente. Un lugar único que es tendencia por sus edificios medievales y arquitectura gótica.

Colonia

Colonia

Un mercado de otra época.

Otro punto de peregrinaje obligado navideño. Un tour por la ciudad nos llevará a disfrutar de sus atractivos. Una de ellas, la incomparable estampa del Heinzels Winter Fairytale, con la inmensa catedral de fondo y un árbol enorme iluminando todos los puestos, que además está al lado de la pista de hielo y el museo del chocolate. Pero no solo eso, podremos aprovechar para cenar en el famoso Hard Rock Café o dar un paseo en barco por el Rin mientras disfrutamos de Colonia con otros ojos.

BUDAPEST (HUNGRÍA)

Budapest Navidad.

Una navidad de cuento.

Si Budapest es uno de los destinos turísticos más bellos y recurridos del mundo, imagínate si a esa ecuación le sumamos la navidad. La joya del Danubio es pura magia mires donde mires en estas fiestas. Luces, nieve y la maravillosa arquitectura austrohúngara. Por ello, una visita guiada nocturna es lo primero que debemos de hacer para sacarle el mayor partido. Nos quedaremos prendados de los tranvías decorados para la ocasión, sus interminables juegos de luces por toda la urbe, el mercado Vörösmarty, y sobre todo, el árbol de la Basílica, calificado como uno de los más bonitos de Europa.

Además, si somos algo alternativos y curiosos, podremos acabar el plan con un tour por las leyendas y misterios que guarda Budapest y acabarlo por los bares secretos y escondidos, con lo que descubriremos todos los entresijos de la ciudad y sus sabores. Pero no solo eso, también es costumbre darse un baño termal en el famoso balneario Szechenyi o realizar una visita guiada por el Palacio Gödöllö donde vivió la princesa Sissi.

VIENA (AUSTRIA)

Viena Navidad.

La banda sonora de la Navidad mundial.

La iluminación de casi el más de un millón de luces que la adornan multiplican exponencialmente sus encantos, ya de por sí atractivos. El tour por el centro de la ciudad se convierte en un verdadero planazo de película por ser una bomba navideña y los tesoros arquitectónicos que guarda. Michaelerplatz, Kohlmarkt, el Graben, Stephansplatz o Kärntner Straße acogen espéctaculos de luces especiales, coloridos, olor y un espíritu navideño sin igual. Especialmente, el Stephansplatz, es uno de los mercados navideños más tradicionales y reconocidos del continente.

Pero también podemos optar por otra rutas como descubrir la fascinante historia del Palacio de Schönbrunn o la cripta imperial, donde descubriremos a una de las familias más poderosas de la historia austríaca: los Habsburgo o a la emperatriz Sissí. O cómo no, vivir una experiencia para toda la vida al asistir al clásico y tradicional Concierto de Año Nuevo a cargo de la Orquesta Filarmónica de Viena que tiene lugar en la mañana del 1 de enero en la Sala Grande o Sala Dorada de la Musikverein. Un auténtico lujo en la casa de Mozart. Si te quedas sin entrada, también es una gran opción asistir a un concierto al Palacio de de Schönbrunn.

LONDRES (INGLATERRA)

Londres Navidad.

Navidad y Londres, no hay mejor combinación.

Cercanía, clasicismo y autenticidad avalan a Londres como uno de los viajes navideños por antonomasia. Una ciudad que tiene encanto de por sí, reforzada por su intrínseco espíritu la convierten en el destino ideal. La increíble y vasta iluminación de Oxford Street es uno de los emblemas que gozaremos en un tour a pie iluminado por la ciudad en el que disfrutaremos también de sus ángeles de luz en Regent Street, Carnaby Street, el maravilloso Covent Garden o el árbol de Navidad de Trafalgar Square, además de clásicos perennes como subir al London Eye o visitar el Parlamento, la Abadía de Westminster, el Big Ben y el Palacio de Buckingham. O también, tomar una foto desde el rascacielos más alto de toda Europa Occidental, The Shard.

Pero la navidad invita a hacer algo especial. ¿Qué tal rememorar la escena del Gran Comedor de La Piedra Filosofal en el propio escenario de Harry Potter y descubrir los secretos de la película en una visita a los Estudios de la Warner Bros? ¿Y descubrir en un tour por los escenarios londinenses, como el Caldero Chorreante o el andén 9 y ¾, donde JK Rowling rodó la película? ¿Y completar la ruta de Jack El Destripador? Aunque si preferimos naturaleza y tranquilidad, tampoco es mala ocasión para realizar la visita guiada al Castillo de Windsor, el monumento megalítico mas antiguo del mundo, Stonehenge y la ciudad balneario de Bath y sus termas romanas.

VIGO (ESPAÑA)

Vigo Navidad.

El nuevo Nueva York navideño.

El ambicioso despliegue de Abel Caballero, alcalde de Vigo, pudo tomar cuerpo cuando comenzaron a instalarse los diez millones de luces navideñas y toneladas de adornos que prepara la ciudad, decidida a convertirse en la nueva meca navideña europea. Un árbol gigante, pistas de patinaje y nieve cada hora. La promesa del alcalde, con un presupuesto navideño millonario, invita a medir su nivel de revelación mediante una visita guiada privada donde conoceremos todas sus nuevas galas y otros clásicos imperdibles como lo acogedor de su urbanismo con la Fortaleza de San Sebastián o su 'casco vello', y sobre todo, su impresionante naturaleza. Podremos realizar un tour por el bajo Miño o realizar una excursión a las Islas Cíes, paraíso natural, o visitar la Isla de San Simón.

BRUJAS (BÉLGICA)

Brujas Navidad.

Un cuento de hadas en Navidad.

La Venecia del Norte no es conocida como tal por casualidad. Tan infravalorado como gratificante, viajar a Brujas, a menos de dos horas de avión, es convertirte en el protagonista de una postal navideña. Un tour por la ciudad belga nos hará disfrutar con sus mágicas calles adoquinadas, kilómetros de juegos de luces de todos los colores y motivos y el mercado navideño con los mejores puestos de artesanúa o celebridades clásicas como la Plaza Walplein, el Lago del Amor, el Beaterio, el Palacio de los Señores Gruuthuse, el pintoresco Canal Dyver o el Muelle de Coronas de Rosa. Si somos más perezosos, podremos hacer la visita montado en autobús. Además, no deberemos perder la oportunidad de sus productos más emblemáticos realizando el famoso tour del chocolate y la cerveza o, si somos más de la segunda, comprar ya nuestras entradas para disfrutar de la noche de Brujas con este divertido pase a un pub crawl por la bella ciudad flamenca.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a día 26-11-2019.