As.com

CULTURA Y OCIO

Los mejores restaurantes en donde comer en Melilla

Tanto si quieres disfrutar de la gastronomía típica de Melilla como de otro tipo de comidas, te presentamos los mejores restaurantes de esta ciudad

Restaurantes en Melilla

Melilla es una de las ciudades españolas más curiosas por su situación en el mapa. Esta ciudad autónoma se encuentra fuera de la península Ibérica. Su situación geográfica es muy particular. Melilla está situada al norte del continente africano. Su población asciende a algo más de 85.000 habitantes. En sus calles se pueden encontrar diferentes rasgos culturales debido a la influencia musulmana y cristiana que se encuentra en la ciudad.

HISTORIA DE MELILLA

La ciudad de Melilla estuvo abandonada y sin habitar hasta el siglo X, hasta que Abderramán III, último Emir del Califato de Córdoba cuando los musulmanes estaban asentados en la península Ibérica, mandó una flota desde Málaga para crear allí la Tarifa de Melilla. Una vez los españoles recuperan la península en el siglo XV, también se adueñan de la ciudad del norte de África. La inmigración hacia la ciudad de Melilla no se produjo hasta el 1864, cuatro años después de que la reina Isabel II y Mohammed IV llegaran a un acuerdo para establecer las fronteras entre Marruecos y Melilla en el Tratado de Wad-Ras. Esta ciudad tiene una gran importancia en la historia de España, ya que allí comenzó la Guerra Civil Española.

DÍA DE MELILLA

Dia de Melilla

Visitar la ciudad de Melilla te hará sentirte en diferentes continentes al mismo tiempo

El día 17 de septiembre se celebra el día de la ciudad Autónoma de Melilla, debido a que ese día en 1497, la corona de Castilla recuperó la ciudad de mano de los musulmanes, gracias a las tropas del Duque de Medina Sidonia, ya que era una de las principales casas en Andalucía, con mucho poder en la época. Cada día 17 de septiembre la ciudad se llena de eventos institucionales como la entrega de la medalla de oro de la ciudad o la ofrenda floral al monumento del fundador de la ciudad, Pedro Estopiñán bajo los mandos del Duque de Medina Sodonia.

Melilla es una ciudad que hay que conocer muy a fondo recorriendo sus rincones y lugares más desconocidos para disfrutar y diferenciar las diferentes culturas que existen. A lo largo de toda la ciudad existen diferentes actividades para conocer mejor su historia y recorrer los monumentos más importantes. Sus alrededores y lugares más cercanos también son impresionantes, ya que tiene una naturaleza muy rica dividida entre el mar y la montaña.

Visitar la ciudad del norte de África supone para muchos tener que hacerlo a través del avión o del barco, por lo que lo habitual será pasar unos cuantos días en Melilla. La ciudad ofrece una gran variedad de hoteles donde poder descansar después de un largo día conociendo sus rincones, visitando sus monumentos, degustando su gastronomía y disfrutando de su ambiente cultural tan variado.

GASTRONOMÍA Y TAPAS TÍPICAS DE MELILLA

Si tienes pensado visitar la ciudad debido a sus fiestas o bien quieres conocer su cultura en otra época del año, debes saber que la gastronomía de Melilla es muy variada, ya que se junta la cultura marroquí y la española, haciendo que comer en esta ciudad no sea nada aburrido y puedas elegir entre una gran cantidad de platos, donde podrás degustar y elegir diferentes sabores. A continuación, aquí encontrarás los platos típicos que no puedes dejar de comer si visitas la ciudad.

MARISCOS

Pescados y mariscos

Degustarás el sabor del mar gracias a la comida de Melilla

Su situación geográfica permite a Melilla estar muy cerca del mar y tener la posibilidad de degustar una gran variedad de comida llena de pescados y mariscos. Si decides comer marisco en un restaurante de la ciudad, tienes que elegir entre langosta, coquinas, gambas, langostinos o cigalas. Estos cinco manjares son los más típicos de la ciudad, ya que se consiguen en sus costas y tienen la particularidad de ir del mar a la mesa en menos tiempo que en cualquier otro lugar.

Si el marisco no es lo que más te apasiona, pero te gustaría probar el pescado de la zona, el rape es la comida por excelencia de la ciudad. Tiene una gran variedad de posibilidades de preparación. El pastel de rape (también llamado pastel del pescador) y el rape a la rasudir (preparado con puerro, zanahoria, cebolla, ajo, apio, pimienta en grano, ñora, tomate, perejil y agua) son las mejores opciones para degustar este pescado.

Otra opción para comer pescado en la zona es hacerlo a través de tapas. Si te decantas por esta opción lo mejor es elegir entre estos diferentes platos: fritura variada, calamares, boquerones, anchoas, chanquetes, sardinas, bolitas de gambas o chopitos.

CARNES

Platos de carne en Melilla

La mezcla de la carne con el dulce sorprenderá a todos los comensales

Para todas las personas a las que no les guste el pescado, o no puedan comerlo, que no se preocupen, ya que también existe una gran variedad de comida de carne en Melilla. La pastela, también conocida como bastilla o pastilla, se trata del plato de carne más típico de la ciudad. Este manjar se hace con hojaldre de masa fino relleno con cebolla, carne de paloma o de pollo, perejil y almendra, juntando en un mismo plato dulce y salado. El resto de platos típicos con carne son los pinchos morunos de cordero y el cuscús con diferentes mezclas de carnes.

PANES, REPOSTERÍA Y COMIDA VARIADA

Panes y postres típicos de Melilla

No puedes irte de Melilla sin probar sus panes. Son toda una delicia

La gastronomía típica de Melilla no solo se compone por carne y pescado. Para acompañar la comida existe una gran variedad de panes, pero el más típico es conocido como pan de pañuelo, msemenos o rghaif. Se sirve habitualmente a la hora de tomar el té y suele estar relleno de cebolla carameliza y lo acompañan con miel o diferentes dulces. Este pan está hecho con masa de hojaldre, harina de trigo y sémola fina.

A parte de los platos vistos ya, hay muchas otras categorías de las que poder disfrutar en Melilla como el arroz al horno, una gran variedad de cuscús, los fideos al corinto, caldero de pescado o choco con garbanzos.

Para terminar la comida siempre se deja un hueco para el postre. En el caso de la cocina de Melilla, existe una gran variedad a la hora de elegir el plato final. La mayoría de ellos llevan miel, canela y almendras: buñuelos, empanadillas rellenas, jiringos, que son unas tortas de sémola dulce o el pastel de naranja, son las mejores opciones para acabar de comer.

¿DÓNDE COMER EN MELILLA?

Una vez conocida la comida más típica de la ciudad y la cual no puedes irte sin probar si visitas la ciudad, ahora podrás encontrar los restaurantes más valorados de Melilla donde poder degustar y disfrutar de la gastronomía de la ciudad.

RESTAURANTE PARADOR DE MELILLA

Restaurante Parador Melilla

En este restaurante podrás viajar por el continente africano y erupeo a través de su comida

Este restaurante es uno de los más valorados por los comensales en relación calidad-precio. En este establecimiento destaca la comida de origen andaluz y marroquí. En el Parador de Melilla no solo podrás disfrutar de la comida, también lo harás de unas maravillosas vistas de la ciudad y del mar mediterráneo. Las pastelitas de pollo especiadas, las gambas del litoral a la plancha, el especial cuscús y las lenguadinas de la costa, son los mejores platos que puedes probar en este restaurante. Reserva ya tú mesa y disfruta de la comida a un precio medio de 25 euros por persona. Un gran lugar, con un gran ambiente, una buena cocida y a un buen precio.

HAZ TU RESERVA CON ELTENEDOR

BAR CASA JUANITO "LA BARCA"

Bar La Barca

No te quedes sin probar los mejores mariscos de la ciudad. Disfruta del mar

Este restaurante destaca por su hospitalidad y comida casera. Es un gran lugar donde comer marisco en Melilla. El pescado es una de las comidas más típicas de la ciudad y en este bar podrás encontrarlo a un precio medio por persona de 15 euros. Si visitas La Barca no puedes marcharte sin probar sus langostinos cocidos de la mar chica, los chanquetes, el mero, cherna, las gambas o sus cigalas. Aprovecha y reserva mesa para que no te quedes sin ella.

HAZ TU RESERVA CON ELTENEDOR

RESTAURANTE LA CASA DE LA ABUELA

Restaurante La Abuela

Presume en el trabajo de haber comido todos los platos típicos de Melilla en tapas

Si la opción con la que más cómodo te encuentras a la hora de comer es salir a tomar unas tapas, la mejor opción que puedes encontrar en Melilla es el restaurante La Casa de la Abuela. En este establecimiento podrás encontrar comida casera con la que degustar los platos típicos de Melilla a través de las tapas. Podrás probar tanto pescado, carne o pasta hasta una gran variedad de postres. Esta es una gran opción si deseas comer con amigos o si prefieres comer en un ambiente diferente. El precio medio por persona se sitúa en 15 euros.

HAZ TU RESERVA CON ELTENEDOR

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha 17-09-2019