NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Susurros del campo
Rocío de Andrés

Blog del Diario AS sobre el negocio que hay detrás del gran espectáculo de masas en el que se ha convertido el deporte.

Rocío de Andrés

Un perro no es un regalo

Es tiempo de aguinaldo, de villancicos, de sentarnos alrededor de la mesa con la familia. Nuestras casas coloreadas de ilusión por los más pequeños y de añoranza por los que ya no están. Es tiempo de Navidad.

Un perro no es un regalo

Los buzones reales ya están llenos de epístolas que niños y mayores redactamos letra a letra con puñaditos de deseos, esperando que, como cada diciembre, se vean cumplidos.

Y aunque cada vez parece que la Navidad se adelanta más, hasta que los niños de San Ildefonso no cantan junto a los bombos de la Lotería, para mí, no da comienzo la Navidad.

Un año más, La Real Sociedad Canina de España (RSCE) ha lanzado una campaña navideña con el lema “No soy un regalo, soy para toda la vida”, para concienciar de que los perros son un miembro más de la familia y, como tales, requieren toda la inversión y los cuidados necesarios para garantizar su bienestar. Una premisa amenazada por la lacra del abandono, ya que, según datos de la Fundación Affinity, en España las sociedades protectoras recogieron 167.656 perros en 2021, una media de 460 perros al día. Sin duda alguna, una tragedia.

El objetivo es hacer un llamamiento para mentalizar a los hogares de que incorporar un perro a sus vidas no debe ser un mero capricho más, sino que va acompañada de obligaciones para que el animal disfrute de una vida plena y satisfactoria. Los cachorritos son preciosos, pero ¡cuidaó! Que crecen…

Ampliar

La concienciación es justa y necesaria, sobre todo, por el aumento de los abandonos registrados en 2021 respecto a 2020, justo después de la pandemia, cuando alrededor de 162.000 perros llegaron a centros de acogida de animales de compañía. Y es que los cachorros crecen y requieren de cuidados, hay que meditarlo muy bien antes.

En este sentido, es importante asesorarse sobre las características y el temperamento del perro que va a recalar en nuestra familia, así como sus necesidades, con independencia de si es de raza o mestizo; una labor clave que prestan los criadores responsables, la figura que mejor defiende el bienestar de un perro a lo largo de toda su vida.

Y luego están algunos influencers y youtubers, creando modas desde redes sociales, que intentado crear tendencia, adquieren determinadas razas, como los perros toy, un fenómeno que lleva a la aparición de falsos criadores de determinadas variedades caninas. Igualmente, la búsqueda de colores en los perros con el único objetivo de posar con ellos en una foto, lo que puede acarrear la proliferación de enfermedades de la piel, ceguera, sordera o fotosensibilidad en los perros. Como diría Messi: “bobos”.

Ampliar

Desde aquí no digo que un perro no pueda ser un regalo, si no que ruego encarecidamente que, antes de regalar un perro, hagáis examen de conciencia ya que se convierte en un miembro más de la familia que compartirá su vida con nosotros alrededor de 15 años. No va a pedir nada a cambio, porque su amor es incondicional, así es un perro, fiel a sus amos hasta el último suspiro de su vida. Amor en estado puro.

Desde este nuestro rinconcito que cada viernes compartimos con todos vosotros, Trofeo Caza y Conservación y una servidora, os deseamos ¡Feliz Navidad!