NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Susurros del campo
Rocío de Andrés

Blog del Diario AS sobre el negocio que hay detrás del gran espectáculo de masas en el que se ha convertido el deporte.

Rocío de Andrés

Nueva Arrow de Gamo: sin baile de miras.

Este tipo de armas son excelentes herramientas para iniciar en el tiro a los cazadores más jóvenes.

Nueva Arrow de Gamo: sin baile de miras.

Vaya semana festiva en la que estamos, con la sensación de viernes un lunes y de domingo un jueves ¡Que cosas! La suerte ha sido, los que ya disfrutamos de un puente, de disponer de tiempo libre para poder disfrutar de lo que a cada cual más le gusta.

Por supuesto, como cada viernes, os quiero contar en que he empleado uno de mis días festivos. En este caso aproveché para ir con mi sobrino a estrenar su regalo de cumpleaños: una carabina de aire comprimido.

Anduve dando muchas vueltas a la hora de escoger entre varias carabinas, pues en el mercado actual, por fortuna, existe una amplia gama.

No obstante, y siempre fiel a Gamo, después de leer el artículo en la revista Trofeo Caza y Conservación, acerca de la nueva Carabina Gamo Arrow 5,5mm, mis dudas se disiparon ispo facto, pues sabía que no iba a dejarme ni a mí ni a Alejandro, mi sobrino, indiferentes.

Este tipo de armas son excelentes herramientas para iniciar en el tiro a los cazadores más jóvenes, tratando siempre de que afinen su puntería sobre dianas, aprender el manejo de las armas siempre supervisados por un adulto experto en la materia. Como siempre, con toda la precaución posible.

Las carabinas de aire comprimido son armas que por su mínimo retroceso son perfectas para tal efecto, pero, además, aumentan de forma considerable la puntería del tirador. En algunos países están habilitadas como armas para el control de depredadores, la caza menor e incluso la mayor, aunque en España no es así.

El escaso poder de parada que tienen los proyectiles de este tipo de armas, los balines, hacen que el tirador tenga que poseer una precisión perfecta, es fundamental dar en el sitio exacto para que la pieza no sufra ni mucho menos quede herida.

La cara de entusiasmo de Alejandro de camino al campo de tiro, era para enmarcarla ¡y la de su tía, también! Con su nueva carabina mi sobrino y yo, pasamos un día de escándalo.

La nueva Arrow de Gamo, fue presentada este año con un nuevo y original sistema de repetición de cerrojo lineal, la nueva Arrow solo necesita que pongamos balines en el cargador cada 10 tiros y rellenar de aire cada 60 para disfrutar cada uno de sus potentes, silenciosos y agradables disparos. Una escuela idónea para aprender o mejorar la puntería, y a un precio muy muy económico.

Las primeras experiencias de puntería de casi todo tirador o cazador, normalmente comenzaban con el esfuerzo de bascular el cañón para comprimir el muelle y tratar de alinear miras para «cazar» el blanco apretando el disparador cuando lográbamos posarlas sobre el objetivo

Actualmente, el ejercicio es similar, pero ahora todo resulta mucho más fácil. Y aún más con la Arrow: ya no es necesario comprimir el aire tras cada tiro ni volver a poner el balín en el cañón. Tampoco tenemos que buscar trucos de referencias al alinear las miras, agarrar culatas que parecen merluzas congeladas o luchar con la tensión de disparadores irregulares. Además, es mayor la potencia y el alcance, pero con muy poco ruido y casi sin retroceso. Todos esos avances de la técnica, que hasta hace muy poco se encontraban dispersos en varios modelos de coste elevado, ahora están disponibles en esta nueva carabina, más perfeccionada, que Gamo nos ofrece por poco más de 200 euros, pero con calidad europea y fabricada en España.

Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar

Aparte de las ventajas técnicas que este fabricante ha ido desarrollado, la nueva Gamo incluye el cargador 10-X Quick Shot de 2ª generación y, sobre todo, su principal novedad: la repetición con cerrojo lineal y una original palanca de accionamiento que ha dado nombre a este modelo: el sistema “Arrow”, con un pomo de accionamiento provisto con una aleta doble para mover el cierre que no requiere giros, sino solo apretar un poco hacia abajo para inmediatamente tirar y empujar el cerrojo: sencillo y rápido.

Esa es la primera de las gratas impresiones de manejo que tuve tras sacar la carabina de su caja, donde viene acompañada de un manual de instrucciones en varios idiomas y de un cargador de 10 tiros.

Perfectamente ajustada y terminada, con su acabado sintético de color negro y una culata del mismo material y color que es, además, simétrica para uso de zurdos o diestros. El diseño de la Arrow es completamente funcional y aplica soluciones empleadas en diversos modelos de competición. El resultado es una estabilidad verdaderamente extraordinaria en las posiciones habituales de tiro.

La culata tiene bordes, relieves y huecos que dan apoyos y referencias para un acople perfecto, rápido y fácilmente repetible. El peso (2,8 kg), distribución uniforme de masas y el centro de gravedad justo por delante del cargador también ayudan bastante, así que, tirando de pie a blanco fijo, pero sujetando el guardamano como en caza o tiro al plato, apenas hay “baile de miras”, sino oscilaciones lentas y de poco desplazamiento, y sin necesidad de apoyos de codo estilo tiro olímpico. En encare rápido, inmediatamente se vienen a nuestra vista las referencias verde y naranja del alza y el punto de mira, que, además, facilitan el aprendizaje de puntería y la precisión en la toma de miras.

Otro dato a destacar es que después de abrir el cerrojo es posible extraer el cargador tirando hacia la izquierda. Llenarlo requiere cuidado, ya que, si soltamos el rotor bruscamente, pueden deformarse las bases de los balines, y entorpecer el funcionamiento y la precisión de tiro.

Fue una mañana que no voy a poder olvidar y, confío que Alejandro, tampoco. Por supuesto que no solo se trataba de tirar, desde luego que no, sino de inculcar unos hábitos para toda su vida. Enfatizamos mucho en todos los aspectos sobre la seguridad: el seguro siempre puesto, solo se quita cuando se vaya a disparar. Apretar el gatillo siempre con la certeza de que se está guardando la distancia de seguridad con otros compañeros y con los perros. El respeto al arma, pues no es ningún juguete por lo que nunca debe descuidarse por mínimo que parezca el detalle.

Espero y deseo que nunca se olvide de todo lo que le enseño esa fría mañana de diciembre, su tía Ro, la gran privilegiada de poder ver como su pequeño Alejandro, se está convirtiendo en un buen hombre. Gracias, Alex.

Más información en: https://www.gamo.com/carabinas-pcp/

¡Salud y buena caza!