NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Autor: Alberto Bote

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

LA DORMILONA

Padel Haus, el primer club de pádel en Nueva York

Situado en el barrio de Brooklyn cuenta con cuatro pistas y es el inicio de un proyecto de expansión en la ciudad más icónica del mundo.

Actualizado a
Manhattan, en la ciudad de Nueva York.
Cristina Magdaleno | EFE

Es, sin lugar a duda, la ciudad más icónica del mundo. Y, ahora, también quiere ser la casa del pádel. Nueva York abre sus puertas al deporte de la pala con la apertura del primer club de pádel. Y La Dormilona es el primer medio en visitar Padel Haus antes, incluso, de su inauguración oficial.

Hasta la fecha, hablar de pádel en Estados Unidos quedaba lejos. Hace tanto, muy lejos. En los últimos años el pádel había ido arraigando en según qué escenarios en suelo americano siendo Florida, y especialmente Miami, los más prolíficos. Hay una pequeña industria ya trabajando en su desarrollo, sí, pero el pádel era y es algo residual todavía.

La entrada al club Padel Haus, en Brooklyn.
Ampliar
La entrada al club Padel Haus, en Brooklyn.Padel Haus

Tanto que el pádel nunca había visitado Nueva York. De hecho, no existía instalación alguna. Ni cerca. Y en una ciudad donde el tenis es un deporte de práctica habitual -en según qué clase social- a pesar de su alto coste y donde -casi- todo tiene que ver con consumo, el pádel buscaba su espacio desde hace años.

“Yo soy mexicano y cuando estaba o venía a Nueva York tenía un problema porque no podía jugar. Y, como yo, muchas otras personas que juegan desde hace años”, asegura Santiago Gómez, CEO de Padel Haus, un mexicano amante del pádel que reside en NY desde hace más de una década y que regresó tras pasar el confinamiento en su país.

Porque este verano La ciudad que nunca duerme albergará su primer club de pádel. Padel Haus se convierte en la casa de todos los amantes del pádel que vivan -o visiten- en la Gran Manzana y, a la vez, se erige como un icono de este deporte por el simbolismo de su ubicación. Y en AS hemos podido conocer el proyecto de primera mano, cuando todavía no había abierto sus puertas al público y se ultimaban los preparativos.

Dónde está Padel Haus

Padel Haus se encuentra situado en Brooklyn, más concretamente en el barrio de Williamsburg -en el 307 de Kent Avenue-. Una zona en plena remodelación y orientada a un perfil de residente joven y con poder adquisitivo donde afloran las nuevas construcciones y se huye del bullicio del Midtown.

Estuve viendo alrededor de 110 edificios en un periodo de seis meses. No es fácil encontrar un lugar así en la ciudad. Por los precios, obviamente, el tamaño o la altura”, asegura el Gómez sobre la ubicación.

Y es que este club, situado en la rivera del río Hudson, está a escasas paradas de metro del centro de Manhattan y a tan solo 12 minutos del barrio de Soho, uno de los más populares de la ciudad. Una ubicación ideal que lo convertirá en un reclamo, a futuro, para viajeros y residentes.

“Primero probarán los españoles, argentinos y europeos que residen en Nueva York. Después de ellos, los americanos, se sumarán. El neoyorkino es fanático de los deportes de raqueta”, afirma convencido del proyecto el CEO de Padel Haus que ya prepara una exhibición de cara a septiembre con algunos de los mejores jugadores del mundo en el que sería el primer partido de pádel en suelo neoyorkino -y de la que intentará informar La Dormilona-.

Cómo es Padel Haus

Padel Haus es un club pequeño de apenas 4 pistas de pádel, pero que, dados los condicionantes de una ciudad como Nueva York -precio del suelo, alquileres, plazos...- se va a convertir en un claro referente y reclamo. No llama la atención por fuera, cierto, pero está integrado en la arquitectura sobria de una nueva zona residencial donde hay una clara mezcla de nacionalidades residentes.

La vista de las 4 pistas de Padel Haus.
Ampliar
La vista de las 4 pistas de Padel Haus.AS.com

Un espacio cuidado y de diseño elegante que apunta a ser un club social y no una mera instalación deportiva. Tanto es así que, su modelo de negocio, apunta en esta dirección. Se podrá alquilar pista de pádel, sí, pero se busca fidelizar a un cliente en el medio y largo plazo con el formato de socio/a.

Para jugar una hora son 35 dólares como socio y 55 si no eres socio”, asegura Santiago sobre los precios. “Por persona y hora”, matiza posteriormente tras afirmar, yo, que “no es nada caro”.

Un club que también contará con escuela donde los perfiles jóvenes que se mudan a este nuevo barrio puedan acercarse al pádel y, quién sabe, si también sus hijos e hijas en edad de practicar ya deporte.

La primera tienda de pádel en Nueva York

Con zona de restauración rápida o players lounge, si hay algo por lo que, además, destacará Padel Haus será por ser el primer punto de venta oficial de material de pádel en la denominada capital del mundo.

Hasta la fecha solo hay un negocio que vende dos unidades de palas de una marca. Nosotros vamos a trabajar con varias de las grandes del pádel y sabemos que se convertirá en una referencia”, afirma Gómez.

Porque que no existiera lugar donde comprar pádel hasta la fecha, era llamativo. Y, aunque parezca mentira, en una ciudad donde todo se compra y se venda y donde la publicidad es parte de la fotografía cotidiana, no había dónde comprar pádel. Un hándicap para muchos residentes en centro y latinoamerica que, como turistas, buscaban llevarse entre sus comprar alguna pala a un coste más asequible que en sus países, pero sin éxito.

El pro shop inaugurado en Padel Haus, la primera tienda de pádel de NY.
Ampliar
El pro shop inaugurado en Padel Haus, la primera tienda de pádel de NY.padel Haus

El futuro del pádel en Nueva York

Lo cierto es que Padel Haus es tan solo la primera pieza de un puzle que se está componiendo. Ha sido el primero en llegar, pero no será el último. Y, probablemente será el catalizador de muchos otros. Y en un espacio corto de tiempo.

Santiago Gómez reconoce que su grupo inversor tiene ya en mente “otros dos o tres clubes” para el próximo año, pero no es el único. Varios grupos inversores se han interesado por la realidad del pádel en Nueva York como una clara oportunidad de negocio. Incluso, alguno de ellos, tiene bastante adelantada su localización y apunta a abrir en 2023.

Dentro de no mucho, seguro, el pádel se convertirá en un deporte casi de moda en Estados Unidos. Tardará, tendrá que romper clichés, estatus y alguna que otra barrera, pero pasará. Y, para ello, el arraigo en su capital no oficial es fundamental. Nueva York no es un paso más en la internacionalización del pádel. Es un paso diferencial. Veremos hacia dónde.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?