NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El valor del deporte

Angel City FC, el equipo creado por Natalie Portman para lanzar el fútbol femenino.

La igualdad y las reivindicaciones feministas en el fútbol americano, desde la rentabilidad y al estilo Silicon Valley.

Actualizado a
Angel City FC, el equipo creado por Natalie Portman para lanzar el fútbol femenino.

En numerosas ocasiones, al hablar de reivindicaciones feministas en el deporte, solemos decir que es una lucha para lograr un cambio cultural. La decisión de la federación estadounidense de fútbol hace unos meses de equiparar los sueldos de la selección masculina y femenina, es en este caso una decisión de sentido común e incluso me atrevería a decir que puede quedarse corta. Esta decisión además ha traído aparejada una indemnización de 24 millones de dólares y que zanja esta disputa que comenzó en 2016 con una queja que cinco jugadoras de la selección (Megan Rapinoe, Alex Morgan, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn y Hope Solo )presentaron ante la Comisión de Oportunidades e Igualdad en el Empleo de EE.UU. (EEOC) por discriminación salarial.

En Estados Unidos, están avanzando a pasos agigantados en favor de la igualdad, pero estos pasos, no están solo basados en reivindicaciones feministas. Estos pasos están sustentados en que actualmente es de los pocos países en donde el USMNT (Selección Nacional Masculina), recauda y genera menos dinero que la USFNT (Selección Nacional Femenina). Responde a un criterio objetivo que las atletas femeninas deban cobrar igual o más que sus compañeros masculinos si el impacto mediático y económico es superior. En mi opinión, este caso además de ser una victoria del deporte femenino, lo es también del sentido común y aleja argumentos clásicos como que Cristiano Ronaldo o Messi ganen mucho más que la mujer futbolista mejor pagada. No es una cuestión de sexo sino de criterio económico.

En donde si estoy de acuerdo, es el la reivindicación de que el deporte y concretamente el fútbol femenino, no genera ese impacto ya que no se le da la visibilidad adecuada o el desarrollo empresarial necesario para competir en la misma parrilla que el masculino. En este sentido, encontramos un proyecto en la costa oeste de Estados Unidos, que esta rompiendo moldes. Hablamos del Angel City FC liderado por Natalie Portman.

A nivel deportivo, este club aún tiene mucho que demostrar y aunque se ha estrenado con victoria ante más de 22 mil aficionados que asistieron al partido inaugural del Angel City FC en el Banc of California Stadium, de Los Ángeles aún es una promesa. En donde desde luego sí ha destacado es en el impacto mediático que ha generado desde el primer minuto y que permite al fútbol femenino estadounidense ganar esa visibilidad a nivel global.

Además de Natalie Portman, a este proyecto se han sumado otros rostros femeninos famosos de Hollywood y la industria musical como Jennifer Garner, Eva Longoria Gabrielle Union, Jessica Chastain, Becky G, Christina Aguilera y deportistas como Billie Jean King, Julie Foudy, Mia Hamm Serena Williams, Lindsey Vonn y Abby Wambach.

La presidenta y cofundadora de Angel City, Julie Uhrman afirmaba "Ahora vamos a construir el club con autenticidad, pensando en él como una marca". Una visión alejada de sentimentalismo y centrada en explotar un vinculo que ya existe y crece de manera continua. En noviembre pasado, un récord de 525 000 espectadores sintonizaron para ver la final de la NWSL, un aumento del 216% con respecto a la final de 2019.

El club además ha desarrollado un programa de patrocinio pionero en la industria para atraer marcas que tradicionalmente no están alineadas con los deportes y está encontrando nuevas formas de apoyar a sus jugadoras dentro y fuera de la cancha.

El proyecto del Angel City, busca cambiar la cultura y luchar contra cualquier forma de acoso o discriminación, pero con una solida planificación empresarial enfocada en la rentabilidad del proyecto. Un equipo que ha surgido como una start up de Silicon Valley, con grandes inversores y capital riesgo y que solo el tiempo dirá si este será el modelo que triunfará en el fútbol femenino.