La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Los detalles del nuevo circuito FIP, QSI y Al-Khelaifi

La FIP trabaja en un nuevo circuito que QSI explotaría; los jugadores (PPA) estudian la propuesta; WPT tiene contrato hasta final de 2023.

0
Nasser Al-Khelaifi y Luigi Carraro durante el Mundial de pádel de Qatar.
FIP

El pádel cotiza al alza. El deporte de la pala es ya un reclamo a nivel internacional -mucha de la culpa, en positivo, es de World Padel Tour- y, precisamente por ello, el interés de su crecimiento y desarrollo atrae las miradas de muchos y variados protagonistas. El último de ellos, Nasser Al-Khelaifi. Y con un nuevo circuito profesional bajo el paraguas de la Federación Internacional de Pádel (FIP).

Y es que Al-Khelaifi es un enamorado de los deportes de raqueta. Su pasado como tenista profesional es conocido por todos -en la actualidad es presidente de la Federación Qatarí de Tenis (QTF)- y, desde hace varios años, se ha convertido en un apasionado del pádel tanto que fue su figura, como presidente de la QTF, fue trascedental en el pasado Mundial de Doha. Y, ahora, su vinculación con este busca ir más allá.

¿Cómo? Muy sencillo, explotando un circuito de élite. La Federación Internacional de Pádel (FIP) está vertebrando un nuevo circuito profesional en el que participen los jugadores de pádel más destacados y donde Qatar Sports Investments (QSI) juega un papel capital.

Pero, ¿cómo será este circuito? ¿es viable? ¿qué jugadores jugarían? ¿qué sucede con World Padel Tour? Tras muchas semanas de trabajo, en La Dormilona hemos podido conocer la situación real -sí, la real- de este hipotético proyecto y vamos a intentar responder a algunas de las preguntas que más interés generan y realizar una instantánea de cómo es la actualidad.

La propuesta de la FIP y QSI

La Federación Internacional de Pádel (FIP) ya contaba con un circuito. El Cupra FIP Tour, que seguirá vigente en 2022, compartirá espacio con un nuevo circuito en el que, a priori, participarían los jugadores -por ver están las jugadoras- más destacados.

La propuesta, sencilla. Un nuevo modelo acotado a un número de pruebas reducido que se inicie este 2022, tenga continuidad en 2023 y se expanda en 2024. ¿Por qué? Los jugadores tienen contrato vigente con World Padel Tour. Pero de esto hablaremos más adelante.

El escenario de la final del Mundial de pádel de Qatar de la FIP.

El escenario de la final del Mundial de pádel de Qatar.

Diez pruebas en 2022, 10 en 2023 y por encima de las 30 en 2024. Si pueden ser más, más. Cada año. Esa es la propuesta actual presentada por la FIP y QSI a la Professional Pádel Association (PPA) -el interlocutor con los verdaderos protagonistas- esta misma semana en una reunión telemática con más de 80 jugadores.

El FIP QSI Tour

Un circuito -su nombre, aunque parece que cambiaría, es FIP QSI Tour- que, como decíamos, tendría 10 sedes en 2022. Todos y cada una de ellas diferentes. Y, es muy probable, que ninguna en España (rectificación tras la realización del artículo: España sí entraría en el calendario). Si bien es cierto que aún no están cerradas, todo hace indicar que su desarrollo esta temporada estaría en Europa -suenan, casi como seguras, Londres, París o Roma- y tendría algún evento en Oriente Medio -Qatar- y América -México-. Y, todos ellos, con los estándares alcanzados en noviembre en Doha.

Con un calendario todavía por confirmar, arrancaría a finales de marzo. Y estaría compuesto por 4 FIP Majors -nombre oficial- y 6 pruebas de FIP 1000 -naming no oficial aún-. A partir de 2024, habría, incluso una tercera modalidad.

Una nueva tipología que ampliaría los cuadros y acabaría con las rondas de preprevia -se mantendría una previa reducida-. Los Majors contarían con 56 parejas (44 + 8 previas + 4 Wild Cards), los FIP 1000 con 48 (37+8+3) y los tipo 3 con 32 (26+4+2). Y, todos, con premios muy, muy suculentos.

Pero, ¿dónde radica la diferencia? En el prize money. En los premios. De confirmarse las tres tipologías, el pádel daría un salto evolutivo hasta llegar a los 525.000, 250.000 Y 125.000 euros, respectivamente. Y para todos los jugadores inmersos. De los 600-800 euros de última ronda de previa a los 25-47K de los ganadores. Unas cifras nunca vistas hasta ahora en este deporte.

Pero habría más. Este hipotético FIP QSI Tour profesionalizaría, definitivamente, el resto de facetas del jugador. La propuesta incluye cobertura médica con Spire Healthcare -importante cadena de hospitales privados-, cobertura total de alojamiento y dietas -hasta ahora, no era así- y un importante avance en los desplazamientos -dos aerolíneas internacionales estarían muy interesadas en el patrocinio-.

El papel de la FIP

La Federación Internacional de Pádel (FIP) es, desde 1991, el órgano rector del pádel. Y, como tal, entiende que debe ser quien expanda e internacionalice el pádel. Hasta la fecha, con la creación del Cupra FIP Tour. Ahora, también con una nueva apuesta.

Luigi Carraro, presidente de la FIP, en rueda de prensa durante el Mundial de Qatar.

Luigi Carraro, presidente de la FIP, en rueda de prensa durante el Mundial de Qatar.

Porque dicho circuito siempre sería de la FIP. En ningún caso, de una empresa privada. La internacional sería el órgano rector encargado de la parte deportiva ajustando los criterios de expansión y organización de esta nueva propuesta a los estatutos vigentes y dejando la parte comercial y de explotación a terceros.

Un modelo que, como aseguran fuentes de la negociación, es “muy similar al del tenis o el golf” y que busca acabar con los circuitos privados convirtiéndose en el paraguas que acoja el desarrollo competitivo del pádel y en el que, entonces sí, tenga cabida la iniciativa privada. La FIP organiza y rige la parte deportiva y los promotores explotan los derechos comerciales, de televisión o la celebración de los eventos.

Un modelo que estrenaría nuevo ranking. La FIP inaugurará puntaje este 2022 - WPT y FIP compartían sistema desde 2019- para vertebrar lo que, aseguran, es el futuro a corto, medio y largo plazo de este deporte. Un ranking que, a falta de detalles, dotaría de 2.000 puntos a los Majors, 1.000 a los FIP 1.000 y 500 a los tipo 3.

El papel de QSI

Pero, cuál es el papel de QSI. Qatar Sports Investments es la compañía propiedad de Nasser Al-Khelaifi con sede en Doha, Qatar, que está especializada en el deporte desde 2004.

QSI sería la empresa que explotaría el circuito a nivel comercial y televisivo garantizando así el salto evolutivo en la inyección de capital. ¿Cómo? Muy sencillo, potenciando la organización, esponsorización y difusión de los eventos. El mejor ejemplo, el Mundial de pádel de Qatar.

Bein Sports entrevista a Saadon, jugador de Qatar, tras las clasificación al Mundial.

Bein Sports entrevista a Saadon, jugador de Qatar, tras las clasificación al Mundial.

Para ello Bein Sports se convertiría en la cadena oficial de este nuevo circuito. Dicho canal, propiedad también de Al Khelaifi, daría cobertura televisiva a todas y cada una de las pruebas y en toda y cada una de sus rondas. De principio a fin. Un altavoz -de pago- inimaginable para el pádel hasta la fecha que le permitiría llegar a más de 60 países y más de 250 millones de hogares.

La visión de la PPA

Y, en todo esto, qué papel juega la Professional Padel Association. La PPA es la asociación creada en 2021 por algunos de los jugadores más importantes del circuito profesional y que busca darle forma al futuro del deporte con los jugadores como epicentro.

Con Ale Galán a la cabeza como presidente, en su junta están Pablo Lima -vicepresidente-, Paquito Navarro -secretario-, Maxi Sánchez -tesorero-, Fernando Belasteguín -vocal 1-, Miguel Semmler -vocal 2- y José Carlos Gaspar -vocal 3-.

Una asociación que ha sido la encargada desde el primer momento en ser la interlocutora para valorar, ponderar y trasladar esta nueva propuesta al grupo de jugadores pues, desde hace meses, está abierto el periodo de renovación o no con el actual circuito.

Un FIP QSI Tour que permitiría a los jugadores ser parte del propio circuito, algo que no ocurre en la actualidad. Entre un 10 y un 25 por ciento de los beneficios generados irían destinados directamente a los jugadores y, este, se utilizará para desarrollar el papel de la asociación y el jugador -jubilación, mantenimiento, formación, seguros, etc-.

Unas condiciones -las de la nueva propuesta- que, de cumplirse, permitiría que muchos más jugadores -se habla de por encima de 120 jugadores- se dedicaran de forma profesional a la práctica del pádel -hasta ahora no sucede-. Una decisión que iría en la línea de velar por el desarrollo del deporte bajo el máximo órgano de gobierno del pádel y bajo el auspicio del COI.

Ale Galán, junto a Javi Blanco y Alberto Bote, en la entrevista a Pádel Club.

Ale Galán, junto a Javi Blanco y Alberto Bote, en la entrevista a Pádel Club.

En palabras de Ale Galán a Pádel Club, el podcast de pádel de AS y Cadena SER, la “idea es buena” y están valorando qué hacer con ella. Todo ello, sabedores de su situación contractual con World Padel Tour en la actualidad.

La relación WPT - PPA - FIP

Y aquí llega la parte menos idílica de la historia. La realidad es una y esta dictamina que los jugadores tienen contrato vigente con World Padel Tour hasta el 31 de diciembre de 2023. Eso está firmado.

En septiembre de 2018 los jugadores y jugadoras profesionales renovaron su vinculación con el circuito propiedad del Grupo Damm con la posibilidad de, incluso, una prórroga hasta 2028. Pero, los contratos y las -no- renovaciones se negocian con tiempo. Y, este, parece que es ahora.

El gremio de jugadores -no todos, pues muchos no están seguros- valora seriamente la posibilidad de comenzar una andadura paralela este mismo 2022. Sí, con contrato en vigor con WPT. Y sí, paralela porque nunca dejarían de jugar el circuito de Damm hasta 2024.

El post de presentación de la PPA en su perfil oficial de IG.

El post de presentación de la PPA en su perfil oficial de IG.

Hasta el momento, los jugadores -que buscan, por primera vez, estar unidos y demostrar que son el gran valor del pádel- han desestimado las ofertas de renovación de WPT. Varias han sido las propuestas del vigente circuito y, la última de ellas, cedía considerablemente el modelo actual para acercarse a sus pretensiones con un modelo de “circuito abierto” donde estos tendrían hasta un 50 por ciento de los beneficios-. Pero la respuesta ha sido clara: “nunca ha existido una propuesta en firme”.

La FIP, por su parte, mantenía una colaboración estrecha con WPT. Tanto es así que, desde 2019, se compartían ranking, visión, escenario y, en varias ocasiones, hasta fotografía para simbolizar la unión de este deporte. Pero ya no es así.

En carta del 15 de diciembre firmada por su presidente Luigi Carraro, este comunicaba al COI la imposibilidad de “llegar a un acuerdo con Setpoint Events S.A.” para el desarrollo del deporte y trasladaba su intención de “hacerse cargo de la organización de la actividad internacional” del pádel para que no esté supeditado a intereses privados.

Pero, qué ocurriría en caso de que el FIP QSI Tour fuera hacia delante y lo jugadores jugarán en él.

La situación legal

La relación contractual de los jugadores -autónomos- con WPT imposibilita a aquellos inmersos en el top-20 participar en ninguna prueba de otro circuito. Y, a aquellos que ocupen una posición por encima del puesto 21, a no hacerlo en los 7 días previos y posteriores a la celebración de un torneo WPT. Viendo el reciente calendario de la temporada 2022, las conclusiones se sacan solas.

Una panorámica del Master Final 2021 en el Madrid Arena de World Padel Tour.

Una panorámica del Master Final 2021 en el Madrid Arena.

Una situación que, de ser vulnerada -según una notificación del bufete TODA & NEL-LO, en representación de Setpoint Events S.A. al gremio de jugadores tras “las informaciones aparecidas en prensa”- podría llevar a penalizaciones de entre 300.000 y 500.000 euros por cada jugador incumplidor.

Y, entonces, ¿cómo podrían los jugadores participar otro circuito? Fuentes inmersas en la negociación aseguran que dicha exclusividad del acuerdo entre WPT y los jugadores es “ilegal en términos laborales” -apuntan a monopolio- y “no tiene validez jurídica alguna”. Por ello sería tumbado en caso de acudir a los tribunales. Y ahí es donde, supuestamente, se abriría el resquicio.

Un argumento que, según las mismas fuentes, estaría avalado por destacadas firmas de abogados -Cuatrecasas, por un lado, y otra, cuyo nombre no ha sido revelado, pero que aseguran ha trabajado en procedimientos UEFA- que ya habrían estudiado el caso y defenderían a los jugadores en caso de un futuro contencioso.

El futuro del pádel

La realidad coloca al pádel profesional en un escenario muy diferente al de los últimos años. De oficializarse dicha propuesta, el pádel cambiaría, y mucho, tal y como lo conocemos hasta ahora. Habría dos circuitos coetáneos con los jugadores más destacados en una situación que, hasta ahora, nunca se había dado.

El deporte profesional está inmerso ya en un nuevo capítulo que va a dictaminar, con toda seguridad, hacia dónde evoluciona. Los actores, ya han sido presentados. Los protagonistas, también. Solo falta saber cuál es el desenlace.