Corazón de balón

Una aproximación personal a los deportistas más in del momento. Aquí conocerás todo lo que te interesa sobre la vida de estas estrellas

Autor: Ananda Rubio
POR
Ananda Rubio Twitter

CORAZÓN DE BALÓN

Ayuno intermitente en el deporte: ¿Moda o mejora real?

Futbolistas como Marcos Llorente reconocen haber notado una notable mejoría en su estado físico tras la práctica de este modo de alimentación.

Marcos Llorente, fan declarado del ayuno intermitente.
Instagram

La vida de un deportista profesional depende en gran medida de su estado físico. Además del entrenamiento, los hábitos alimenticios son fundamentales para un rendimiento óptimo.

Hasta ahora hemos hablado siempre del tipo de dieta y alimentos como la clave del estado de forma de algunos deportistas como Cristiano Ronaldo. Sin embargo, últimamente se está hablando sobre todo de lo que no ingieren. Es decir, como el dejar de comer puede hacer que se incremente la fortaleza y eficacia de un deportista de élite.

Ayuno intermitente

En primer lugar, debemos entender que el ayuno es la restricción de alimentos durante un periodo de tiempo determinado. Todos realizamos un ayuno nocturno correspondiente a las horas que dormimos (7-9 horas), hasta que este se rompe mediante el desayuno.

No obstante, cuando hablamos de realizar un ayuno, nos referimos a periodos de restricción alimentaria superiores a 12 horas. De hecho, según las investigaciones del científico japonés Yoshinori Ohsumi, galardonado en 2016 con el premio Nobel de medicina, el proceso de autofagia se activa progresivamente, mostrándose de forma considerable a partir de las 16 horas de ayuno.

Los que practican este método también inciden en el concepto de "comida real" y en aprender a conocer el cuerpo. Es decir, escuchar cuando hay una necesidad real de comer y no hacerlo por motivos culturales, de horarios o emocionales. También consiste en detectar cuáles son los alimentos que el cuerpo tolera mejor y tratar de ingerir productos no elaborados.

Según algunos especialistas como Endika Montiel, practicar este tipo de alimentación mejora el sistema inmunológico, la calidad de sueño y la eficiencia energética del organismo.

El ayuno intermitente ha empezado a ser muy popular entre algunos deportistas, que aseguran haber notado una mejoría en su rendimiento.

Marcos Llorente

Hay atletas que aprovechan para realizar su primer entrenamiento en ayunas, cuando los niveles de glucosa son bajos y hay mayor sensibilidad a la insulina, lo que favorece la movilización de energía a partir de la grasa, con una alta lipólisis y termogénesis inducida porque la glucosa está muy baja cuando comienza el entrenamiento.

Es el caso del jugador del Atlético de Madrid, que ha reconocido que no necesita desayunar para ir a entrenar. Llorente ha dado un paso más allá llegando a estar hasta 24 horas sin comer. Algo que ha generado bastante polémica.

En una charla junto Carlos Pérez, Marcos confesó se encuentra muy bien energéticamente: "como cuando tengo hambre y soy capaz de moverme sin haber comido nada. De hecho, cuando desayunaba antes de ir a entrenar lo hacía sin que mi cuerpo me lo pidiera. Cuando empecé a escuchar a mi cuerpo, la mejora del rendimiento ha sido muy buena", explicó.

Otros futbolistas de élite como Javi Martínez, Ibai Gómez o Roberto Torres también practican este método. Así como la boxeadora Katharina Thanderz y la piloto profesional Carmen Jordá.

Hay opiniones para todos los gustos: los que consideran que es imposible rendir al cien por cien y ganar masa muscular haciendo ayunos y los que opinan todo lo contrario.

Ramadán

En el caso de los deportistas musulmanes, debido al Ramadán, también practican el ayuno. En este caso, no se ingieren alimentos ni bebidas desde que sale el sol hasta su ocaso. Mesut Özil, Shkodran Mustafi, Yaya Touré o Sadio Mané practican el ayuno voluntario por este motivo religioso. Aunque a veces lo han pospuesto en víspera de alguna competición importante y siempre supervisados por el equipo médico de sus equipos.

Nabil El Zhar llegó a decir en una entrevista en la radio que se siente y juega mejor cuando ayuna: "Juego mejor en el Ramadán porque estoy más limpio por dentro".

Y vosotros ¿qué opináis sobre ayuno intermitente en los deportistas de élite?