Siempre Cantera

O ganamos o aprendemos, nunca perdemos

Autor: Aritz Gabilondo

ALEMANIA

La máquina de fichar talentos de la Red Bull echa humo

El Salzburgo, uno de los equipos de la compañía, sigue fichando jugadores jóvenes a los que promocionar en sus clubes. Los últimos, tres malienses.

La máquina de fichar talentos de la Red Bull echa humo

En tiempos de crisis, la estrategia de Red Bull con sus equipos de fútbol se afianza aún más. La compañía, dueña de varios clubes en Europa y el mundo, se mantiene en su postura de reclutar a los mejores jugadores jóvenes. El paso para acceder a la élite está en el Salzburgo, el conjunto austriaco que, pese a la juventud de sus futbolistas, se ha convertido en un fijo en las últimas ediciones de la Champions.

O bien cedidos en el Liefering, también de la compañia, o incluso en el propio club de Salzburgo, los talentos van creciendo y formándose. Por sus filas han pasado en los últimos años futbolistas de la talla de Mané, Naby Keita, Haaland o Szoboszlai. Sus traspasos millonarios han sido una de las estrategias escogidas para sacar partido por ellos; la otra, como en el caso del húngaro, es pasar al RB Leipzig, el conjunto de la Bundesliga que se considera la joya de la corona y que ya alcanzó las semifinales de la Champions el pasado curso. Desde este mercado de invierno, es un refuerzo de lujo para el cuadro alemán.

Objetivo, África

Ahora que el Salzburgo se ha quedado sin él, la maquinara de Red Bull se ha puesto manos a la obra para encontrar jugadores que puedan llegar a sustituirles a él y a otros en la estrategia del club de tener a futbolistas jóvenes y traspasables. Así, el conjunto austriaco ha anunciado de una tacada a tres nuevos fichajes de 18 años, los tres de Mali: Mamady Diambou, Nene Dorgeles y Daouda Guindo.

África es un territorio muy bien explorado (Patson Daka, Mwepu o Koita son un buen ejemplo en la actualidad) y por ahí vuelven a ir los tiros. Una táctica que pocos en el mundo emplean como Red Bull. Comprar y vender jugadores jóvenes hasta enriquecer a todos los equipos de su compañía y también a sus arcas, por supuesto.