Sin Cadena

"La vida es como montar en bici. Debes moverte para mantener el equilibrio” (Charles Schulz)

Autor: Víctor Martín Molina
POR
Víctor Martín Twitter

SIN CADENA

Bkool simula varias Gran Fondo europeas en la Fietssport League

El evento online, que ya se encuentra en marcha, durará hasta el 9 de diciembre. La Gran Fondo Trento, Limburg Mooisten y LBL Classic, últimas pruebas

En estos meses de parón casi absoluto de la actividad ciclista –entre los cierres perimetrales, la falta de eventos y que el tiempo se empieza a poner crudo-, ahora en muchas partes del país toca el ‘encierro’ para hacer rodillo. Al menos la gente con un horario de trabajo más o menos estándar, mientras se espera la llegada del fin de semana.

Para no aburrirnos, y ya que en el confinamiento ha habido una suerte de fiebre desatada por el Zwift y demás inventos del demonio, desde Bkool han hecho una ‘competición’ en la que los usuarios pueden pedalear con el simulador en segmentos reales de varias de las mayores Gran Fondo europeas. Se ha dado en llamar Fietssport Europe League, y lo han realizado en colaboración con la Federación Neerlandesa de Ciclismo.

La iniciativa se encuentra ya a mitad de su recorrido, pero todavía quedan varios eventos interesantes donde quienes sean aficionados a la plataforma y la tengan en casa pueden apuntarse. En un principio eran cinco las pruebas que se simulaban, cada una durante una semana, del 5 al 9 de diciembre.

En estos días está en ‘marcha’ la Gran Fondo Trento, que se prolongará hasta el viernes. Unos 1.700 participantes ya han recorrido el segmento. En las dos semanas anteriores, las pruebas eran la Alpe D’Huez y la Vamos Brabant. Cada una ha tenido, como era de esperar, miles de participantes.

Todavía quedan por hacer dos pruebas de las Ardenas que, si le echamos un poco de imaginación, tienen bastante sabor a las clásicas de abril que cada año se disputan en este territorio. Son la Limburg Mooisten y la LBL Ardennen Classic. Ambas catalogadas como de nivel medio por ser una zona de cotas, por lo que el pedaleo en el simulador no va a ser especialmente cómodo.

Cada intento que se registra computa evidentemente su tiempo de recorrido y entra en el ranking, por lo que es un terreno abonado para los ‘piques’ y para medirse desde casa con otra mucha gente. Que aquí ya nos vamos conociendo todos y nadie entrena pero a todos les gusta ver la pantallita de los vatios. Bromas aparte, si alguien tiene el Bkool en casa y quiere echarle un vistazo, es una forma divertida de pasar estos meses de otoño, que además desde ahora parece que se va a convertir en lo que era esta estación en buena parte de nuestro país.