La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Qué es la ‘bola huevo’ en el pádel

La pelota que toca entre moqueta y cristal y genera dudas es, sin duda, uno de los momentos más controvertidos de un partido de pádel.

Alejandra Salazar durante un partido de World Padel Tour.
World Padel Tour

El pádel es un deporte que maneja su propio argot lingüístico que, con el paso de los años, ha ido incorporando palabras y términos que son utilizados por los jugadores de forma habitual. Y, de entre todos ellos, existe uno que es uno de los grandes generadores de dudas: la ‘bola huevo’.

Y es que el pádel, por las circunstancias donde se desarrolla, el espacio en el que se desempeña y su propia idiosincrasia cuenta con términos propios que forman parte del día a día de los jugadores amateur y que son una parte relevante del deporte de la pala.

Bandeja, víbora, chiquita, dormilona o contrapared, entre otros, son algunos de los más utilizados y, todos ellos, corresponden a un gesto técnico o golpeo que el jugador puede desarrollar en la pista. Pero, además, existe un término que, para muchos, será un gran desconocido: la ‘bola huevo’.

Qué es la ‘bola huevo’

Este término propio del pádel se utiliza cuando la pelota golpeada por nuestros rivales -normalmente en los golpes cercanos a la red- sale profunda, dirigida a la zona más alejada de la pista, y bota en el ángulo entre el cristal -o pared- y la propia moqueta sin dejar claro con qué ha impactado primero.

Esta pelota es la denominada como ‘bola huevo’. Una situación anómala, pero frecuente, que genera dudas e incertidumbres y que, normalmente, causa discusión entre las parejas participantes de un partido a la hora de determinar si ha sido o no punto.

Un término del que se desconoce su procedencia, pero que, sin duda, acuña una de las particularidades del pádel y que se ha ido popularizando con el paso de los años entre los practicantes del deporte de la pala.

Cómo reconocer la ‘bola huevo’

Una vez que ya conocemos qué es la ‘bola huevo’ queda por determinar cómo reconocer y resolver esta situación para que no genere incertidumbres en el desarrollo de los partidos.

Por norma general se atiende a la explicación lógica del elemento con el que el primero impactó la pelota determinando que si la pelota sale hacia arriba habrá tocado primero en el suelo y si lo hace hacia delante lo habrá hecho antes con el cristal o la pared.

Una situación que, incluso así, genera incertidumbre y muchas veces discusión sobre la validez o no de dicho punto y en la que, por norma general se suele sugerir la repetición del punto para resolver las dudas ante la imposibilidad de determinar cómo ha sucedido.

Una explicación que no convence a muchos jugadores y que, por ello, tiene una segunda respuesta. A través de su canal de Youtube ‘Mejora tu Pádel’, el técnico español Manu Martín ha querido arrojar luz sobre esta circunstancia con un consejo que, seguro, será muy útil para muchos jugadores.

Para ello Manu aconseja que, una vez haya sucedido la ‘pelota huevo’, habrá que dejar botar la pelota una segunda vez para, tras el segundo bote, visualizar si esta sale hacia atrás, como si fuera un efecto cortado, determinando que ha sido buena y si la pelota sale girando hacia adelante, con un efecto liftado, será mala.