La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

¿Pádel individual? Aprende a sacar el máximo provecho

La fase de desescalada pospone la práctica del pádel en su modalidad tradicional, pero permite disfrutar de la vuelta al veinte por diez.

Un jugador de pádel durante la Fase 1 de la desescalada en un club de Bilbao.
H.Bilbao Europa Press

El pádel, poco a poco, retoma la actividad. Lejos todavía de la ansiada normalidad, el deporte de la pala ha comenzado ya su camino de regreso al veinte por diez y lo ha hecho en una modalidad que, para muchos, es hasta ahora desconocida: el pádel individual.

Y es que para los más puristas esto no es pádel. O no el deporte que ellos practican. El deporte que inventó Enrique Corcuera se practica en parejas y con un volumen mínimo y máximo de cuatro personas en la pista, pero hay alternativas que, ahora, son más necesarias que nunca.

Porque el pádel, tal y como lo conocemos, aún va a tardar en llegar. Menos en unas zonas y más en aquellas que van con algo de retraso en esta etapa de desescalada que pretende frenar la expansión del coronavirus. Al no estar clara su condición como deporte de riesgo bajo o medio, por el momento se permite el ingreso de un máximo de dos personas en una pista y, esto, permite recuperar al menos la sensación de juego. Ahora, de federados y profesionales, pero en etapas venideras también de amateurs.

Un pádel individual que, si bien se practica en pistas modificadas para su práctica, se puede desarrollar en el veinte por diez permitiendo trabajar varias facetas del juego como medida previa a un futuro reencuentro con compañeros, rivales, técnicas y condiciones habituales.

Por ello, vamos a analizar las 3 grandes ventajas que nos confiere este primer avance y que muchos jugadores amateur, federados y profesionales esperaban con muchas ganas:

Más participación

El pádel es un deporte de pareja en el que el porcentaje de golpeos se reparte entre ambos, siendo algo superior el de aquel al que los jugadores rivales ven más vulnerable y con una mayor probabilidad de fallo.

Esta condición no existe en el pádel individual. Al ser tan solo un jugador el que golpea la pelota en cada lado de la pista la participación será del cien por cien y permitirá entrar más en contacto con la pelota.

Una cuestión que permite trabajar de forma continuada los diferentes golpeos, la jugabilidad, la reacción, la movilidad e, incluso, ciertos aspectos tácticos y que deberás aprovechar para pulir trabajando, probando e innovando.

Por una cuestión de repetición, cuantas más veces se ejecute un golpe –siempre que sea de forma correcta- más probabilidades habrá de éxito y de pulir su ejecución técnica. Ahora, quizá sea el momento de retocar esos vicios que tanto costaba quitarse.

Trabaja diferentes situaciones de juego

Como decíamos, al ser un único jugador el que se dispone en cada lado no se crearán, a priori, una gran cantidad de situaciones de juego que en condiciones de juego real sí sucederían. Pero esto no tiene por qué ser negativo.

Es muy habitual ver a jugadores profesionales o federados entrenar situaciones concretas del juego en modalidad de uno versus uno para que ambos perfiles puedan experimentar diferentes etapas y se vean obligados a pulir su trabajo en fases alternativas.

Aprovecha esta situación anómala para entrenar y trabajar diferentes estados del juego. Incorpora ejercicios de ataque donde uno de los dos jugadores predomine en la red y el restante al fondo de la pista en la defensa, trabaja desde el fondo de pista para poder quitar al rival de la posición de ataque o implementa reglas de juego para obligaros a realizar unos golpeos concretos.

En paralelo o en cruzado, puedes practicar muchos momentos que se acercan y mucho a la realidad tal y como entrenan, incluso, jugadores profesionales del World Padel Tour.

Disfruta del esperado regreso y contribuye a su incremento

Sí, no es lo mismo. Sí, pierde parte de su esencia. Sí, varían muchas cosas. Pero estás de vuelta. El pádel está de vuelta.

El jugador, lejos de las grandes y costosas problemáticas en las que se ven las instalaciones de pádel y la industria en general, se debe centrar en disfrutar de su ocio favorito y que, no olvidemos, hasta hace apenas unos días parecía una quimera recuperar.

El juego en pareja, el dinamismo de los intercambios, las culpas, las peleas con el compañero, las charlas entre puntos o las celebraciones llegarán con el tiempo. Ahora es momento de disfrutar con responsabilidad y cumplir las normativas establecidas. El resto, llegará.

Si quieres contribuir, consume pádel. Todo el que puedas o te permitan. Sé un activo para el regreso paulatino de tu club que necesita recuperar su actividad económica, se un apoyo para la vuelta al trabajo de tu monitor o entrenador que cumpliendo con lo establecido necesita volver a trabajar y se un valor añadido para todo aquel que decide apostar por la industria.