La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

¿Carbono o fibra de vidrio? Qué te conviene para tu pala de pádel

Los dos componentes más utilizados en el mundo del pádel varían la jugabilidad y las sensaciones de juego.

¿Carbono o fibra de vidrio? Qué te conviene para tu pala de pádel
Mystica

El mundo del pádel es cada vez más técnico. Las marcas de pádel investigan, invierten y desarrollan sus modelos con tecnologías cada vez más punteras para sus productos y de entre todos los componentes hay dos materiales que siembran grandes dudas entre los jugadores amateur: ¿carbono o fibra de vidrio?

Y es que, a pesar de lo que muchos aficionados piensan, una pala de pádel engloba una gran cantidad de características y parámetros que están determinados por los materiales de fabricación, las tecnologías que incorpora y las consiguientes sensaciones que produce.

Como en otros post hemos analizado en La Dormilona, el formato de la pala, el núcleo interior y los materiales de fabricación harán que un prototipo sea el más indicado para un perfil del jugador por sus características técnicas y físicas.

Y, por consiguiente, en este artículo vamos a analizar los dos materiales más utilizados en la industria para la fabricación de las palas de pádel –tanto en su marco como en las caras- y que generan, a veces, desconcierto en los usuarios.

Fibra de carbono

Sin duda, el material por excelencia. La archiconocida fibra de carbono se obtiene al conformar una tela o malla unidireccional de hilos de carbono que se combinan con resina epoxi para darle forma.

Si por algo se caracteriza la fibra de carbono es por su dureza y durabilidad. Este material incrementa la dureza al tacto de una pala de pádel y, por ende, le otorgará una mayor vida útil con un coste de fabricación superior.

Y es que las palas de pádel de fibra de carbono son más duras, rígidas y potentes no siendo del gusto de todos los perfiles de jugadores al necesitar de una mayor fase de adaptación a su juego.

El jugador WPT Maxi Sánchez junto a la Bullpadel Vertex 02.

El jugador WPT Maxi Sánchez junto a la Bullpadel Vertex 02.

Muchos son los tipos de carbono utilizados, pero los más famosos y conocidos hoy en día son el 1K, el 3K, el 12 y el 18K que aportarán una dureza superior de mayor menor a mayor.

Además, las palas de pádel de carbono que se caracteriza por su alta durabilidad y resistencia gracias a que el material mencionado reacciona con gran solidez a los impactos sin aportar un exceso de peso.

La tendencia del mercado es la fabricación en carbono siendo muchos los modelos que han triunfado con esta combinación. Varlion Lethal Weapon Carbon 3, Bullpadel Vertex 02, Mystica Apocalypse o Vibor-A Black Mamba son algunas de las palas fabricadas en este material que han marcado un antes y un después.

Fibra de vidrio

Este material es, de ambos, el de mayor antigüedad que se logra tras fundir el vidrio a altas temperaturas y combinar las hebras o hilos restantes con una resina de epoxi.

Una fibra de vidrio que se caracteriza por ser bastante más económica que la de carbono –se calcula que en torno a 15 veces más- otorgando además una mayor flexibilidad y elasticidad que aportará a las palas de pádel un mayor rebote al contacto con la pelota y, por consiguiente, haciendo de estos prototipos unas palas más cómodas y agradables.

Miguel Lamperti porta la emblemática NOX ML10 Pro Cup.

Miguel Lamperti porta la emblemática NOX ML10 Pro Cup.

Por lo general, las palas de pádel fabricadas en fibra de vidrio son más cómodas y agradables estando muy recomendadas para jugadores de niveles de iniciación y aquellos que busquen un gran ‘feeling’ con su arma.

Pero no todo son ventajas. La fibra de vidrio, siempre aplicada a una pala de pádel, tiene una inferior vida útil. Las palas fabricadas en este material tenderán siempre a una mayor degradación con el tiempo y aportarán una menor resistencia a golpes de gran fuerza como el remate, la bajada de pared o el bloqueo.

Además, la fibra de vidrio pesa más. Los prototipos fabricados en este material tendrán una mayor tendencia a moverse con dificultad pues cuanto mayor sea la presencia de este material en la pala menor será su movilidad.

Son muchos los modelos fabricados en este material que han triunfado en la historia del pádel como la Paddle Coach Tritubox o el claro caso de la NOX ML10 Pro Carbon, la pala que firma el jugador World Padel Tour Miguel Lamperti y que están entre los modelos más vendidos de la historia.