Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Palas de pádel rugosas: ¿marketing o mejoría?

En los últimos años la rugosidad es una de las mejoras más demandadas para potenciar el efecto al golpear y mejorar sus golpes definitorios.

La pala de Alejandra Salazar, Bullpadel Hack Woman.
Bullpadel

El pádel es un mercado en constante evolución que ha crecido muy rápido e incorpora mejoras y novedades de forma sistemática. Una de las últimas que mayor calado ha tenido entre los aficionados al deporte de la pala es la rugosidad.

Porque en la actualidad, las palas de pádel rugosas o con rugosidad se encuentran entre las más demandadas del mercado y cada vez son más los modelos que se renuevan o actualizan incorporando esta novedad.

Una rugosidad que surge como una respuesta a una necesidad del aficionado. Se busca poder imprimir mayor efecto a la pelota y, para ello, se decide apostar por modificar las caras de las palas con elementos en relieve que produzcan un mayor número de revoluciones al golpeo con la pelota.

Y es que, desde hace unos años, son muchas las marcas –por no decir la mayoría- que apuestan por incorporar rugosidad a las caras de sus modelos más afamados para darles un salto de calidad. Bullpadel, Star Vie, Mystica, Head, Adidas o Babolat, entre muchas otras, han decidido apostar por ella.

Pero, cuántos tipos de rugosidad existen? ¿Qué pros o contras aportan? Vamos a intentar resumirlo de una forma sencilla en este post.

1. Tipos de rugosidad en las palas de pádel

Por lo general, en el mundo del pádel encontraremos dos tipos de rugosidad muy marcados que saltan a la vista estéticamente y que varían la jugabilidad de la pala y el juego.

- Baño de arena: consistente en un pequeño baño de arena sílice –por norma general- en el acabado de la pala, este le confiere un tacto rugoso y arenoso en toda su extensión.

Un tipo de rugosidad que encontraremos en palas de pádel con acabado mate y que es característico de firmas tan prestigiosas como Bullpadel –y sus modelos Vertex- o Mystica.

- Panel de abeja: también conocida como ‘Honey Comb’ o ‘3D Hexagon’ es la más reciente y que más furor está causando entre los aficionados al deporte de la pala.

Una rugosidad en forma de estrías o 3D que alteran de forma notoria tan solo la zona de impacto o punto dulce de la pala haciendo que se potencien los efectos al contacto con la pelota.

Firmas como Adidas Padel, Star Vie o Drop Shot se caracterizan por incorporar en sus modelos tope de gama esta diferenciación técnica que a muchos jugadores enamora.

2. Características de la rugosidad en las palas

Una vez conocidos los tipos de rugosidad que existen en el mercado es momento de conocer cuál es su influencia en el juego y qué aporta y/o resta al incorporarse en una pala.

Por un lado, hemos de tener en cuenta que la rugosidad en la pala de pádel lo primeo que variará será la estética. Para bien o para mal –para gustos, colores- ambos tipos de rugosidad son visibles e influyen en la cosmética de la pala de pádel.

Entrando ya en la jugabilidad, la rugosidad lo primero que variará será el tacto. Sí, el tacto. A pesar de que muchos aficionados al pádel no son conscientes de ello, la rugosidad en una pala de pádel modificará la sensación de golpeo pues evita un mayor contacto con el núcleo y hace que se convierta en más seca y/o dura.

Además, las palas con relieve harán que la pelota se quede ‘enganchada’ en la pala pues, gracias a ese material superpuesto sobre las caras, este actuará al contacto con la pelota aumentado el spin o efecto giratorio y potenciando golpes como la víbora, la dejada, la volea o el remate por tres.