Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Sin Cadena

"La vida es como montar en bici. Debes moverte para mantener el equilibrio” (Charles Schulz)

Autor: Víctor Martín Molina
POR
Víctor Martín Twitter

SIN CADENA

Cuenta atrás hacia diciembre: comienza el camino

Los primeros pasos hacia El Pavo han consistido en recordar los fallos del año pasado e ir haciendo algunas pruebas. Y, por ahora, va mejor que el año pasado

Cuenta atrás hacia diciembre: comienza el camino

Como dije hace unas semanas, este año me volveré a poner el dorsal a la espalda en el mes de diciembre como primera y única vez. Qué se le va a hacer. El caso es que, en vez de entrar en muchos detalles del por qué, ya estoy tratando de que me pille lo más decente posible de forma física. Sobre todo, tengo en la memoria la parte final del ascenso del año pasado, con los calambres dejándome completamente seco de piernas. Hasta el punto de ir con 25 pulsaciones de margen sobre mi tope y no poder avanzar.

Dado que bebí bien durante la prueba y los días anteriores, no hizo calor –unos 17 grados con sol-, y tampoco iba mal alimentado, creo que el problema fue otro. Comí, además, un par de piezas de fruta y un gel durante la prueba, en la que no llegué a tres horas. Me hizo falta algo de sales, que incluiré esta vez, pero lo esencial fue básicamente que no estaba preparado para ir al ritmo que estaba llevando.

Y, claro, el cuerpo hizo ‘catacrack’ y me quedé en el sitio. Así que estoy intentando arreglar eso desde prácticamente ya. Llevo entrenando desde mediados de septiembre, y ya voy haciendo rutas superiores a las dos horas con relativa facilidad. Este fin de semana, eso sí, ha sido la primera vez que he hecho dos salidas seguidas con menos de 15 horas de diferencia… y se notaba. Pero bueno, ahora mismo estamos acabando de coger ritmo. Aun así, ya voy teniendo algunos datos que me permiten ir viendo cómo vamos.

Lo cierto es que, dentro de un nivel puramente globero –incluso regulero para ser globero-, en comparación a 2018 la cosa va razonablemente bien. Hice la primera toma de datos el día 1 de este mes, o sea, este martes. El año pasado empecé con 93,4 kilos de peso y en este he llegado a ese día con 92,4. Justo un kilo menos, pero todavía casi 10 sobre el ideal. Del 1 de octubre al 16 de diciembre del año pasado bajé 4,7 kg, pero los entrenamientos eran en bastantes ocasiones demasiado cortos. Algo que habrá que ir arreglando para que la parte final no se me haga bola.

También, aunque todavía estoy como quien dice cogiendo ritmo y a pocas intensidades, he hecho ya alguna prueba en una subida corta e irregular –tiene tanto una parte de falso llano como varias rampas del 12%-, en la que me he bajado algo más de medio minuto en dos semanas hasta dejarlo en 10’24”. También es verdad que mi mejor registro ahí, hace bastantes años, era de 7’47”. O sea: estamos lejos. Muy lejos.

En cualquier caso, ya empieza la cuenta atrás hacia diciembre. Por ahora estamos un poquito mejor que el año pasado y la perspectiva es bastante buena. Ahora falta evitar los mismos errores, que todo salga bien y poder disfrutar lo que, por desgracia, no pude en el 2018. Empieza la –todavía larga- cuenta atrás.