Competición
  • Champions League

La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Cómo ejecutar el remate por 3, el golpe soñado

El golpe estrella del pádel que aúna técnica y potencia a partes iguales y supone el gran sueño de los jugadores amateur.

Miguel Lamperti, jugador World Padel Tour, realiza un remate.
World Padel Tour

El pádel tiene muchos golpes propios que tan solo se practican dentro del veinte por diez, pero sin duda hay uno que enamora y toma protagonismo propio por encima del resto: el remate por tres.

Porque todo jugador sueña con ser ofensivo y capaz de poder definir los puntos con facilidad para ganar partidos y mostrar su mejor nivel. Una tipología de juego que los aficionados amateur ansían y donde el remate por tres adquiere una importancia capital.

Son muchos los jugadores World Padel Tour que destacan por este golpe. Miguel Lamperti, Paquito Navarro, Juan Lebrón o Juan Martín Díaz, entre muchos otros, han popularizado este tipo de golpe de definición que levanta a los aficionados de sus asientos.

Pero, ¿cómo se realiza? ¿qué debo hacer para poder sacar la pelota por el lateral de la pista? En este post intentamos orientaros:

Cómo prepararse para el remate por tres

Como para casi todos los golpes en el pádel –y en los deportes de raqueta en general- ser capaz de llevar a cabo una preparación correcta facilitará tanto el armado como la posterior ejecución.

Para ser capaz de realizar un buen remate por tres será de capital importancia poder desplazarse de forma rápida y segura para colocarse por debajo de la pelota. Una vez situados, deberemos colocarnos ligeramente de lado para poder ejecutar los gestos técnicos correctos.

Sin estas dos pautas será imposible poder sacar la pelota por tres. De hecho, es habitual ver en muchos perfiles amateur intentar realizar un remate –en cualquiera de sus variantes- golpeando a la pelota demasiado lejos, habiendo dejado pasar la bola demasiado..., y el restulado siempre es el mismo: el fallo.

La ejecución del remate por tres

Una vez hayamos logrado llegar a la zona de impacto correcta, llega la temida ejecución en la que deberemos tener clara la técnica de golpeo, el punto de impacto y la dirección.

Porque el armado, aunque no lo parezca, es de vital trascendencia. Para realizar un remate por tres eficaz deberemos llevar la pala ligeramente por detrás de la cabeza haciendo que el codo y el hombro se posicionen de forma paralela.

Un armado que, muy lejos de lo que muchos piensan, continuará con un movimiento del cuerpo. El remate –salvo para los jugadores superdotados técnicamente- no es un mero gesto del brazo. Será la transferencia corporal que imprimamos desde las piernas hasta el tronco para acabar en el brazo la que hará que podamos llegar al éxito.

Y, por último, se deberá tener en cuenta, y mucho, el punto de impacto. Para que la pelota salga disparada por encima de la verja lateral logrando el tan ansiado remate por tres se deberá dominar la altura de golpeo, el punto de impacto y la zona de bote de la pelota.

Para realizar un remate por tres, por norma general, se deberá golpear a la pelota por encima de la cabeza, ligeramente por delante del cuerpo, y entrando en contacto con esta por la parte alta –para el remate plano- o por el lateral –en el remate liftado-, gesto que, además, exigirá imprimirle una gran carga de efecto y, además, cambiar el tipo de empuñadura.

Un remate por tres en el que, para que la pelota ‘trepe’ o ‘suba’ –términos muy utilizados en pádel- deberá botar con un margen amplio para que pueda ascender una vez golpee el cristal/pared. Se suele asegurar que, para que sea exitoso, este debe estar entre 1 y 2 metros.