LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Bundesliga
Ligue 1
Lyon LYO

-

Nîmes NIM

-

Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Anadolu Efes IST

-

Zalgiris ZAL

-

Fenerbahce FNB

-

Olympiacos OLY

-

Milan MIL

-

Liga Belga
Brujas BRU

-

Waasland-Beveren WAS

-

Liga Rumana
FC Voluntari VOL

-

CS Concordia Chiajna CHI

-

Cluj CFR

-

CSMS Iaçi LAC

-

Liga Turca
Galatasaray GAL

-

Bursaspor BRS

-

NBA
FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

127

Chicago Bulls CHI

108

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

112

Miami Heat MIA

113

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

128

Los Angeles Lakers LAL

119

Liga Venezolana - Clausura
FINALIZADO
Zamora F.C ZAM

1

Estudiantes de Mérida ETM

1

ATP Amberes
Gilles Simon SIM
-
Diego Sebastian Schwartzman SCH
-
Richard Gasquet GAS
-
Jan-Lennard Struff STR
-
Gael Monfils MON
-
Vasek Pospisil POS
-
Kyle Edmund EDM
-
Ilya Ivashka IVA
-
WTA Moscú
Ons Jabeur JAB
-
Anastasija Sevastova SEV
-
Daria Kasatkina KAS
-
Johanna Konta KON
-
WTA Luxemburgo
Julia Goerges GOE
-
Eugenie Bouchard BOU
-
Belinda Bencic BEN
-
Dayana Yastremska YAS
-
ATP Moscú
Ricardas Berankis BER
-
Daniil Medvedev MED
-
Filip Krajinovic KRA
-
Andreas Seppi SEP
-
Mirza Basic BAS
-
Karen Khachanov KHA
-
Adrian Mannarino MAN
-
Egor Gerasimov GER
-
ATP Estocolmo
Hyeon Chung CHU
-
Fabio Fognini FOG
-
Philipp Kohlschreiber KOH
-
Stefanos Tsitsipas TSI
-
Jack Sock SOC
-
Ernests Gulbis GUL
-
John Isner ISN
-
Tennys Sandgren SAN
-

LA DORMILONA

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Maxi Sánchez, el rey paciente

Maxi Sánchez, jugador Bullpadel, celebra un punto en el World Padel Tour.

World Padel Tour

El argentino ha ascendido al número uno del World Padel Tour y, además, es pareja número junto a Sanyo Gutiérrez.

El pádel ha cambiado. Drásticamente. Tras años de dominio, duopolio y hegemonía de los Fernando Belasteguín, Juan Martín Díaz y Pablo Lima, por primera vez ve como lidera el ranking un jugador diferente a aquellos que lo llevan haciendo más de una década. Y ese pionero no es otro que Maxi Sanchez.

Nacido en 1986 en Villa Mercedes –San Luis, Argentina- Maxi Sánchez es uno de esos jugadores ya clásicos del World Padel Tour que con paciencia, esfuerzo y sacrificio ha ido escalando posiciones para estabilizarse entre las parejas más importantes y poder acometer, el que hasta ahora, parecía un reto imposible.

Un éxito que es fruto de muchos factores. Y ninguno de ellos es la casualidad. Campeón de hasta tres Master Final junto a Sanyo Gutiérrez (2) y Juan Martín Díaz (1), son varios los entorchados World Padel Tour que luce en su vitrina particular durante aquellos años en los que aspirar a algo más que una victoria puntual era prácticamente una quimera.

Porque Maxi es evolución. Mejora. Dotado de una condición física sobresaliente y una técnica mejorada con el paso de los años, su gran debilidad siempre residió en la consistencia. En la regularidad. Con picos que rozaban la excelencia durante muchos partidos y un techo por descubrir, lo cierto es que no acostumbraba a ofrecer su mejor nivel en el momento y lugar determinados.

Pero algo ha cambiado en el jugador de Bullpadel. Su juego ha ganado en solidez, determinación y contundencia, provocado quizá por la evidente felicidad que le aporta su unión fuera y dentro de la pista con Sanyo Gutiérrez. No solo es físico y pegada. Juega más y mejor. Y con más asiduidad.

Y es que el juego de Maxi, al igual que lo ha sido el de Bela durante más de una década, parece marcar el devenir más cercano del pádel. Regular, físico y efectivo hace mella y rentabiliza al máximo el error del contrario. El paradigma de un deporte cada vez más profesionalizado y cuyos deportistas vigilan hasta el más mínimo detalle.

Maxi Sánchez realiza un remate durante un partido.

Maxi realiza un remate.

Sube y baja. Baja y sube. Sin prisas, sin destellos y sin excentricidades. Defiende con ahínco y obliga al rival a una bola más para, después, dominarle. Con esa bandeja, que sin ser definitiva es una de sus mejores armas, macera el punto hasta tener a tiro la volea de derecha y su imponente smash. Como el jugador estratega que tiene claro el cómo y el cuándo y teje una tela de araña que acaba arrastrando al rival a un final inevitable. Un patrón de juego tan reconocible como ganador que, este año, le ha llevado a firmar el sexto título de la temporada.

Un Maxi Sánchez que, a sus 31 años, por fin alcanza el éxito en el mayor de los retos. El número uno. Como jugador y como pareja. Quizá el principio de la dinastía del rey paciente.

0 Comentarios

Mostrar