Competición
  • Clasificación Eurocopa

La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

¿Qué es ‘La Dormilona’?

Juan Martín Díaz hace una 'dormilona' durante la final del Master de Madrid del World Pádel Tour.

JESÚS ÁLVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

Una dormilona es uno de los gestos más espectaculares del pádel que consiste en realizar una dejada tras un remate del rival que puede llegar a campo contrario.

Ha pasado un año ya desde que arrancó La Dormilona en Diario AS. Un año de este blog de pádel en el que hemos analizado diferentes facetas, técnicas y conceptos que atañen tanto al pádel amateur como al profesional. Y es por ello que, un año después de su inicio, y para celebrar el primer año de vida vamos a analizar el golpe que da nombre a este blog: la dormilona.

Qué es una dormilona

El pádel se caracteriza por ser un juego dinámico y agresivo. Por su espectacularidad visual y por dejar grandes puntos tanto a nivel amateur como profesional. Y lo es en gran medida por la cantidad de recursos técnicos y golpeos que embellecen y engalanan su desarrollo. Y dentro de todos ellos, quizá el más espectacular es la dormilona.

Y es que una dormilona no es más que eso, un gesto técnico. Un recurso. Se trata de un golpeo en el que, tras un remate de potencia del rival que golpea en el cristal de fondo y toma la dirección de vuelta a su propio campo, es interceptado por uno de los jugadores rivales ‘durmiendo’ la pelota cerca de la red.

Pero, ¿cómo se realiza? Muy sencillo, al remate del rival contestaremos con una dejada para que mediante el efecto cortado que se le confiere a la pelota en su parte más baja esta cambie de efecto y acabe dormida cerca de la red.

Qué es necesario para hacer una dormilona

Como en cualquier recurso, lo más importante es dominar la técnica. La dormilona es un gesto complicado que solo los más virtuosos utilizarán con habitualidad pero que, con práctica, puede ser controlado.

El primero paso para poder realizar una dormilona es la colocación. Es habitual que el jugador amateur de pádel no llegue a la red en las mejores circunstancias ya que su colocación al remate del rival no es la más correcta. Por ello, deberemos colocarnos cercanos a la verja para comenzar la carrera a la red sin perder de vista la pelota.

Una vez estemos pegados a la red, y si el remate del rival nos lo permite, con la cara de la pala abierta entraremos a la pelota por su parte inferior realizando una dejada que cambiará el efecto de la pelota y que, tras superar la red, retrocederá en campo contrario hasta dormirse en la red.

Un golpeo que aúna técnica, belleza estética y eficiencia para hacer subir el punto a nuestro marcador. Un recurso para los más habilidosos y que, sin duda, es de los más aclamados en el World Padel Tour.

0 Comentarios

Normas Mostrar