Copa del Rey
Copa Libertadores
NBA
FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

120

Sacramento Kings SAC

105

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

123

Portland Trail Blazers POR

114

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

106

Los Angeles Clippers LAC

98

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

91

Minnesota Timberwolves MIN

118

Eurocup
L. Kuban TIV

-

Ratiopharm Ulm RAT

-

Estrella Roja RED

-

Valencia VAL

-

Cedevita Zagreb CED

-

Unics Kazan UNK

-

BC Andorra AND

-

Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Limoges LIM

-

Unicaja MAL

-

Open de Australia Dobles Masculino
FINALIZADO
lukasz_kubot__horacio_zeballos Lukasz Kubot # Horacio Zeballos KUB#ZEB
6 6 4
ryan_harrison__sam_querrey Ryan Harrison # Sam Querrey HAR#QUE
3 7 6
FINALIZADO
pierre_hugues_herbert__nicolas_mahut Pierre-Hugues Herbert # Nicolas Mahut HER#MAH
6 7
bob_bryan__mike_bryan Bob Bryan # Mike Bryan BRY#BRY
4 6
FINALIZADO
jamie_murray__bruno_soares Jamie Murray # Bruno Soares MUR#SOA
3 4
henri_kontinen__john_peers Henri Kontinen # John Peers KON#PEE
6 6

Susurros del campo

CON EL AVAL DE LA REVISTA TROFEO CAZA

Este blog es un viaje a esas jornadas de caza y conservación, esperamos que seáis nuestros compañeros de cuadrilla.

Autor: Rocío de Andrés

SUSURROS DEL CAMPO

Toda precaución es poca

Toda precaución es poca

Cuando decidimos salir al campo a disfrutar de nuestra pasión, la caza, no dudamos en meter dentro de nuestra mochila o morral cada una de las cosas que vamos a necesitar para poder aprovechar la jornada que tenemos por delante.

Cuando decidimos salir al campo a disfrutar de nuestra pasión, la caza, no dudamos en meter dentro de nuestra mochila o morral cada una de las cosas que vamos a necesitar para poder aprovechar la jornada que tenemos por delante.

Desde la ropa que debemos utilizar o el arma, dependiendo de qué modalidad vayamos a practicar, de las condiciones atmosféricas... hasta el rico taco que nos ayudará a recuperar las energías perdidas.

Sin embargo, un punto importante, lo dejamos al azar. Es harto evidente que la caza es imprevisible, pero nuestra seguridad, no. Pocos son los que a día de hoy siguen acompañando sus jornadas con un equipo que proteja su salud: la auditiva, con unos cascos que protejan nuestros oídos de la detonación de las armas; unas gafas homologadas para proteger nuestros ojos de un perdigón perdido o, simplemente, una prenda reflectante para poder ser vistos con facilidad.

En nuestro país, la media de muertes por accidente de caza se sitúa en torno a las 50 al año, lo que podría suponer un 0,005 % del total de los practicantes de la actividad. Si, en cambio, estudiamos el número de accidentes sin tan trágico final, se sitúan en torno a los 3.800 al año, lo que supondría un 0,38 % del total de los cazadores.

Aunque visto así los porcentajes no son elevados, y por suerte no van en aumento, es evidente que la caza se practica en la mayoría de sus modalidades con un arma de fuego, ya sea escopeta o rifle, lo que requiere una especial precaución en el manejo de la misma para evitar este tipo de sucesos. Por pocos que sean, siempre son demasiados.

Pero no solo está en juego nuestra seguridad. Por ende, debemos tomar mil y una precaución por los daños que podamos provocar a terceros: un disparo mal dado, una caída accidental que accione nuestra arma, un perro que aparezca de repente pudiendo provocar un fatal final para él, para un compañero o para otra persona que se encuentre en el campo. Por ese motivo, toda precaución es poca.

El seguro de nuestra arma, siempre, siempre debe estar puesto. Imprescindible en caza en mano o al salto por riesgo a tropiezos, etc.

En monterías, no moverse del puesto hasta que nos recoja el postor ¡por favor! De esta forma, evitaremos accidentes que, como todos los años, ya vienen siendo, por desgracia, noticias muy tristes, y que en algún caso se podrían haber evitado si hubiese primado, por encima de todo, el sentido común.

Por mucha prudencia que queramos tener no estamos libres de que ocurra un fatal accidente.

Cómo en todas las actividades que entrañan algún riesgo para nosotros o terceros es muy importante tener un buen seguro que nos pueda cubrir en el caso, nunca deseado, de tener un accidente.

Pero si entre todos ponemos nuestros sentidos para que no tengamos que volver a leer titulares con los que se nos encoge el alma, habremos dado un paso agigantado.

Por favor, sentido común.

La seguridad debe ser la prioridad absoluta.

0 Comentarios

Mostrar