La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

La Dormilona

Pablo Lima, un número uno en la sombra

El abanderado de ASICS Pádel, pareja uno del World Padel Tour junto a Fernando Belasteguín, se ha consolidado en la cima del pádel a pesar de estar alejado de los focos

0
Pablo Lima, jugador ASICS Pádel, durante el último World Padel Tour.
PEPE TORRES EFE

En el pádel, como en todos los deportes, existen clichés, argumentos recurrentes, bulos y convencimientos generales. Jugadores inconstantes, genios incomprendidos, sobrevalorados y mil y una maneras más de etiquetarlos. Pero existe uno, de los más extendidos sobre el World Padel Tour, que sorprende por su confusa divergencia con la realidad. Infravalorar a Pablo Lima.

La mitad del número uno, junto a Fernando Belasteguín, que no está bien valorada. O al menos en su justa medida. Su escasa empatía dentro de la pista, su actitud competitiva, la ausencia de florituras en un juego al servicio del resultado y su cristalina sinceridad al hablar delante de los micrófonos le han restado brillo. Sorprendente para un tipo que está entre los tres mejores jugadores de pádel del mundo desde hace casi una década.

El abanderado de ASICS Pádel junto a Fernando Belasteguín

Porque el abanderado de Asics Pádel vive alejado del ruido. Apartado de los focos, el eco mediático y las portadas. Pocas veces se resalta de lo que es capaz, lo que consigue o genera y cuán grande es su figura dentro de una pista. Tanto es así que el propio Fernando Belasteguín no dudó en señalarle en Granada como protagonista, en plena final, reclamando la atención del público en su figura. Si eso no fue suficiente, Lima acabó con MVP del torneo.

Un drive que es revés. Un zurdo implacable en la defensa, agónico en el esfuerzo y contundente en el ataque. Su agilidad, garra y firmeza tras la línea de servicio le hacen brillar donde muchos otros perecen. Su velocidad y contundencia le hacen temible cuando ronda la red. Su smash, especialmente por tres, le convierte en uno de los mejores rematadores del World Padel Tour. Su bandeja a la verja, golpe de hemeroteca que enseñar en cualquier escuela de pádel.

Y es mucho más que todo eso. El ‘Cañón de Porto Alegre’ es el jugador que, junto a Juani Mieres, logró romper el incontestable reinado de Belasteguín y Juan Martín Díaz, ‘Los Reyes del pádel’, aunque fuera por un breve espacio de tiempo. Es el mismo que se ha lesionado en dos Master Final consecutivos buscando los límites. El mismo que llegó a España con cinco euros, sufrió, sobrevivió y creció e inclusó no dudó en sacrificar compañero, ciudad o estilo para ser quien es. Un número uno. El resto de etiquetas, se pueden desechar