Estás leyendo

Euro Sub-17: título para Francia, imparable Edouard y once ideal del torneo

Siempre Cantera

O ganamos o aprendemos, nunca perdemos

Autor: Aritz Gabilondo

Euro Sub-17: título para Francia, imparable Edouard y once ideal del torneo

Francia se hizo con el Europeo Sub-17 once años después de la última vez con una generación fantástica liderada por el mediocentro Cognat y con Ikone y sobre todo Edouard como puñales en ataque. En la final superaron a una Alemania bastante diferente a las últimas, con más sobriedad defensiva que brillantez en ataque. Rusia y Bélgica, como semifinalistas, y Croacia e Inglaterra, como ganadores de las repescas, les acompañarán en el Mundial Sub-17 de Chile. La verdadera lástima fue España, que volvía cinco años después a un Europeo y compitió bien, pero se quedó fuera de semifinales y del Mundial al perder dos tandas de penaltis consecutivas ante Alemania e Inglaterra.

Francia

Luca Zidane (portero, Francia, 1998, Real Madrid)

Otro torneo en el que destacar al hijo de Zidane, que debajo de los palos tiene grandes reflejos y sobre todo con la pelota en los pies es una garantía a la hora de sacar el balón jugado. Le falta mejorar su juego aéreo y ganar corpulencia. Para el recuerdo su tanda de penaltis ante Bélgica.

Alec Georgen (defensa, Francia, 1998, PSG)

Junto al ingles Yates, el mejor lateral derecho del Europeo, muy ofensivo, siempre bien corregido en defensa por Upamecano, apareció incluso en la final ante Alemania con la jugada del primer gol. Un estilo de lateral bastante frecuente últimamente en Francia con Debuchy como mejor ejemplo.

Aleksei Tataev (defensa, Rusia, 1998, Krasnodar) 

El alma de la selección rusa, una de las grandes sorpresas del torneo con su presencia en semifinales, ya había buenas referencias de este central del Krasnodar y lo corroboró con un torneo sobrio y de muchas tablas. Marcó de cabeza en cuartos frente a Inglaterra, otra de sus mejores virtudes.

Dayot Upamecano (defensa, Francia, 1998, Valenciennes)

Le va a durar muy poco al Valenciennes este espectacular central diestro, potente, rapídisimo y con criterio para sacar el balón jugado. Jugó sobradísimo todo el torneo, sabiéndose muy superior a los delanteros rivales. La duda es saber si todo su nivel es fruto de su amplio dominio físico. 

Christ-Emmanuel Maouassa (defensa, Francia, 1998, Nancy)

Brillante en la mayoría de los encuentros del Europeo, también en la final, poderosísimo a nivel físico y siempre inteligente a la hora de escoger sus subidas por la banda. No tuvo apenas trabajo en defensa y eso deja un poco en el aire un análisis certero de sus cualidades defensivas.

Carles Aleñà (centrocampista, España, 1998, Barcelona)

España se quedó fuera de las semifinales y del Mundial de manera dura y hasta injusta, por lo que es de recibo premiar al mediocentro que mandó en un equipo con juego pero sin gol. Zurdo, líder incontestable y con buena distribución, fue lo mejor de una Selección de la que se podía esperar más.

Thimoté Cognat (centrocampista, Francia, 1998, Lyon)

Finísimo mediocentro de calidad y buen toque de balón, se incrustó una y otra vez entre los franceses para darle salida al conjunto galo desde atrás. Y lo consiguió. Gracias a este jugador se vio una de las selecciones galas con mejor trato de balón de cuantas participaron en torneos de base.

Nanitamo Ikone (centrocampista, Francia, 1998, PSG)

De más a menos en el torneo, en la final demostró que tiene velocidad, potencia y una buena pierna izquierda, aunque le faltó serenidad y experiencia para poder explotarlas. Demasiado exprimido en defensa y con cambios de banda constantes, eso le perjudicó bastante.

Felix Passlack (centrocampista, Alemania, 1998, Dortmund)

En una Alemania bastante diferente a lo habitual, destacó este jugador de banda capaz de jugar por la izquierda o por la derecha. Fuerza para arrancar y con calidad en la pierna derecha, se echó a los alemanes a la espalda y llegó siempre con peligro para marcar goles.

Ismael Azzaoui (centrocampista, Bélgica, 1998, Tottenham)

Habilidoso extremo el belga, siempre pegado a banda derecha, fue de lo mejor de los diablos rojos en una participación muy meritoria que acabó en semifinales y por penaltis ante Francia. Un parecido razonable en la forma de jugar con Chadli. Zancada, velocidad y desequilibrio.

Odsone Edouard (delantero, Francia, 1998, PSG)

El protagonista absoluto del torneo con sus ocho goles y su hat-trick en la final. Ya advertimos antes del Europeo que su potencia era descomunal para esta categoría y lo corroboró haciendo añicos a todas las defensas. Habrá que verle cuando se igualen las fuerzas, pero su futuro es grande.