Competición
  • Champions League
Estás leyendo

Las pilas de Manresa

Campo Atrás

Un blog para tratar el pasado, presente y futuro del baloncesto tanto nacional como internacional: ACB, ULEB, Euroliga, Eurocup y la NBA.

Autor: Juanma Rubio

Las pilas de Manresa

Manresa98

Hace ya casi ocho años que el Básquet Manresa entró en la historia como una de las mayores sorpresas que ha deparado la liga ACB. Entonces, llegaron a la final con ‘Chichi’ Creus liderando al equipo catalán y un conjunto sin estrellas que rompió con la hegemonía de Real Madrid, Barcelona y Joventut. Ocho años después, el club ha descendido en dos ocasiones y tiene muy difícil repetir la hazaña de aquel ‘TDK’.


El 5 de junio de 1998 los pronósticos de la ACB se rompieron cuando Luis Casimiro organizó un equipo que tenía a un tipo de 40 años llamado Joan Creus como base titular. Junto a él, los extranjeros Brian Sallier y Derrick Alston, un alero alto (1,96) como Pere Capdevilla, un base suplente como Jesús Lázaro –quien volvió de manera temporal al club durante esta temporada-, el sempiterno especialista Jordi Singla (los quince años de su carrera profesional en el club manresano) y alero recién llegado Lisard González.

Los chicos del entonces inexperto Casimiro superaron en semifinales al Real Madrid de Bodiroga con el factor cancha en contra y en la final se llevaron por delante al incipiente Tau de Scariolo (1-3 global), también con ventaja de campo para los vitorianos. El equipo vivía su mayor sueño desde que Creus tuviera aquella noche mágica en la Copa del Rey de 1996 con varios triples en la prórroga y el decisivo sobre la bocina.

Uno de aquellos que vivieron el título ACB, Paco Vázquez, recuerda con gran ilusión en sus ojos y en su voz aquella temporada. El actual capitán del DKV Joventut reconoce que “nunca se valorará aquello” cuando uno de los equipos con menor presupuesto de la categoría rompió con 40 años de dominio tripartito y abrió el camino a nuevos tiempos en el baloncesto español.

El club había sido semifinalista en dos ocasiones y había logrado una Copa del Rey antes de llevarse el título ACB pero se le acabó la energía. Dos años después del título descendieron a la LEB y regresaron en 2002 para descender de nuevo en 2006. Ahora viven su mejor momento de la temporada gracias a una racha de tres triunfos consecutivos -el segundo mejor registro de 2007- pero todavía se encuentran en la undécima posición. No obstante, no han perdido el apoyo de su afición en el Nou Congost –uno de los pabellones más grandes de la categoría- y cuentan con el veterano Espil, quien curiosamente formaba parte de aquel Tau con el que se enfrentaron en la final de 1998.

El día posterior a aquella mítica victoria, su entonces patrocinador, la marca TDK, publicó un lema de felicitación que probablemente le haga mucha falta al Manresa para volver a meterse en la élite: “Este año nos hemos puesto las pilas”.

7 Comentarios

Mostrar
avatar

Flanders

Que tiempos aquellos, en los que las plantillas se reconocian de un año para otro; no como ahora que cambian de extranjeros cada 2 semanas.

02/22/2007 08:06:17 PM

avatar

Iu

Yo estuve allí... genial! Y que bonito la hermandad con la afición del TAU Baskonia!

Se vinieron a las celebraciones y se llevaron la ovación del la afición del Manresa!

02/22/2007 08:16:00 PM

avatar

un manresano

Una noche magnifica.... viviendo desde la grada ese gran momento!! No puedo describirlo con palabras... solo que con pensar en ello se me siguen poniendo los pelos de punta.. IMPRESIONANTE!!

Desde aqui agradecer a todos los miembros de esa plantilla que nos dejaran disfrutar tanto con su juego!

Ahora, a esperar un cercano (aunque dificil) ascenso a donde nos merecemos!

02/22/2007 08:37:50 PM

avatar

edu

Buf!!!, parece que fue ayer. Como disfruté de aquellos play-off; aquel TDK Manresa practicaba baloncesto de verdad y nos hizo soñar a muchos que no todo era presupuesto en el deporte. Luego todo cambió y los equipos modestos, pero históricos, andan sufriendo en ACB(como mi cb valladolid) o en la LEB(como el gran manresa). Pero que le vamos a hacer, con los Celtics hundidos en la miseria parece que se acabó la magia en el baloncesto...pero nos queda la selección(que raro sonaría esto en el fútbol)

02/22/2007 11:53:35 PM

avatar

xavib

Aquello fue muy grande e irrepetible. Chichi, nuestro Romeo Sachetti particular.

02/23/2007 08:04:15 AM

avatar

Jotas

Qué grande fue aquel TDK. Para el baloncesto y la ACB fue algo estupendo, que abrió esta competición a otros equipos "pequeños". Manresa, CAI y Leon deberían volver a la ACB, que es donde les toca estar.

http://rincondelmanager.byethost31.com/smgr/

02/28/2007 12:08:41 PM