NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La saga futbolística de los Marcos Alonso desmiente la teoría de que la genética en el fútbol no funciona y de que el talento con el balón no se pasa de padres a hijos como el color de los ojos.

PorJavier G. Matallanas

Página1