NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP

Honda inventa otra revolución

Takeo Yokoyama, director técnico de HRC, reconoce que trabajan en un prototipo diferente. “Hay que dar un giro de 360 grados”, admite.

Actualizado a
Marc Márquez se sube a la Honda durante el GP de Italia 2022 en Mugello.
HRC

“El objetivo es claro: estoy aquí para seguir mi recuperación y trabajar con el proyecto de 2023″. Así de rotundo fue Marc Márquez al hablar sobre la manera en la que enfocaba su regreso a la competición y aunque su nombre fue lo que más sonó durante el fin de semana en MotorLand, dentro del box de Honda se escuchó todavía con más frecuencia palabras como “otro concepto” o “nueva dirección”. Las cosas no han funcionado en el garaje japonés de la manera en la que esperaban durante este 2022 y eso ha hecho que la marca del ala dorada se haya metido de lleno en una nueva revolución, con la que esperan por fin recuperar su hegemonía en el Mundial.

A diferencia de la que se llevó a cabo hace tan solo un año, la principal novedad es que Marc está involucrado en el proyecto desde el primer momento. Cuando reapareció en Austria, la visita del ilerdense fue para comenzar a trabajar en la planificación de 2023 tras un cambio de mentalidad, pues Márquez reconoció que hasta ese momento su manera de gestionar la lesión le llevaba a evadirse por completo del equipo. Pero con el objetivo de volver a ser campeón tras esta reaparición, el octocampeón decidió abrazar el proyecto para guiar a HRC hacia una moto ganadora que se parezca a esos prototipos con los que consiguió arrasar en MotoGP, a pesar de que la RC213V nunca llegó a ser la montura más completa de la parrilla.

Sin embargo, esta temporada la inferioridad se ha evidenciado más si cabe y el propio Marc reconoció en su visita al Red Bull Ring que “hay dos marcas por encima de las otras”. Algo que un equipo como HRC no se puede permitir y que ha llevado a la fábrica japonesa a sacrificar lo que resta de temporada para comenzar a trabajar en el futuro. El principal objetivo es llegar a los test de invierno con una situación opuesta a la que vivieron hace tan solo un año, cuando Márquez indicó desde el primer momento que la moto de 2022 iba contra él. El prototipo de la RC213V redistribuyó el peso cediendo gran cantidad a la parte trasera. Eso se tradujo un una pérdida de agarre en el tren delantero que condicionó especialmente al de Cervera.

Además de la rotación del húmero, en ese momento Marc ni siquiera era capaz de pilotar de manera natural y la evidencia más clara fue un 2021 donde, incluso lastrado por la lesión, el ilerdense fue capaz de ganar tres carreras (Alemania, Las Américas y Misano). “Lo que me alucina es que nadie se haya planteado lo que es ganar carreras con un brazo y medio”, dijo entonces Puig, ensalzando la labor de un piloto que ahora ha cedido la responsabilidad a los ingenieros. Y desde Japón han aceptado el reto. “Estamos analizando por qué las cosas empezaron a ir hacia abajo, para poder estar donde queremos estar”, comienza reconociendo Takeo Yokoyama, director técnico de Honda, en un momento delicado para él.

Por el buen camino

Su posición dentro del equipo está en entredicho y aunque de momento sigue manteniendo su cargo, la llegada de Shinishi Kokubo, creador de la 800cc y 1000cc, ha desatado los rumores de una posible reestructuración. De partida, los cambios simplemente llegarán en la moto. “Se verán muchos”, admite Yokoyama, después de unos test en Misano que dieron la bienvenida a Marc y a las nuevas ideas que han desarrollado desde la fábrica pensando en el próximo curso: “Probamos cosas bastante interesantes. En el test comparamos para ver qué ha cambiado y parece que hemos encontrado algo. Estamos en el camino hacia donde queremos estar”.

¿Qué les espera a partir de ahora? “Estudiar y ver qué hacer con las motos de los próximos años”. La idea principal es “hacer una combinación para el próximo año”. “Cuando un equipo como el muestro algo no va, hay que dar un giro de 360º. No solo con la moto, también con el departamento de carreras, con la planificación, la estructura. Cambiar cosas en el box es solo una de las cosas que hay que hacer, se verán muchos cambios”, admite Yokoyama para introducir una revolución que tendrá un pilar fundamental: Marc Márquez. “Lleva muchos años en Honda y ganó muchas carreras. Es quien mejor entiende la Honda y esta última parte del año va a ser un periodo de test para preparar el año que viene. Necesitamos trabajar mucho con Marc”, sentencia.