NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP

Honda improvisa: “Es la primera vez que algo de lo que traen funciona”

Mir, nuevo jefe de filas en la fábrica japonesa tras la marcha de Marc, acaba los test satisfecho: “Está claro que esta gente sabe hacer motos”.

Actualizado a
Honda improvisa: “Es la primera vez que algo de lo que traen funciona”
Box Repsol

Antes de tirar las campanas al vuelo, en Honda deben tener una cosa clara: “Hay que seguir trabajando”. Los test de Valencia fueron una buena primera toma de contacto con la nueva temporada para Joan Mir, y aunque el balear acabó satisfecho una jornada donde también estrenaba rol en el garaje japonés, donde ahora es el nuevo jefe de filas tras la marcha de Marc, necesitan “dar otro paso”. Aunque lo realmente importante en estos momentos es que lo que ha ofrecido la marca del ala dorada como aperitivo para este 2024, deja buenas sensaciones.

“Es la primera vez en un test que realmente han traído algo que ha funcionado”, resalta el campeón de 2020, a cerca de un prototipo sobre el que ya elevó las expectativas Alberto Puig, team manager del equipo, antes de comenzar a rodar cuando afirmó que no se parecería en nada a lo que se vio en las últimas pruebas celebradas en Misano. Dicho y hecho. Para empezar, la estética de la moto difería de la que presentó la RC213V en el trazado italiano. Honda ha desarrollado una moto “más larga que también pesa menos (han bajado 8 kg y pueden rebajar seis más por las nuevas concesiones)”. Y de ese último factor, parten muchas bondades: “El agarre es mejor, hemos sufrido mucho ahí y eso es un avance claro. Luego también el tema del manejo de la moto, es bastante más fácil porque pesa menos. Se ha convertido en una moto más fácil de llevar”.

“Hacía tiempo que no encontrábamos una mejoría tan importante”, admite Puig, tras haber presenciado cómo el gran talón de Aquiles de la montura japonesa en los últimos cursos puede haber encontrado una solución. Y aunque en este relato todo parece color de rosa, Mir recuerda que el panorama no ha dado un giro radical: “El motor no es fantástico, no es lo mejor que han traído, es una de las cosas que para el test de Sepang deben mejorar”.

El balear no se arruga a la hora de poner deberes a la fábrica de Tokio de cara al invierno. Joan reconoce que todo lo que probaron sobre el asfalto del Ricardo Tormo “es un primer paso para tener una moto competitiva, pero aún falta” trabajar un poco más, entre otras cosas en la aerodinámica, para que acaben de salir los tiempos. Echando un ojo a la tabla, el 1:30.051 que dejó al español en la 13º posición puede contradecir sus palabras, pero ese resultado tiene una explicación: “Los tiempos han sido otros, pero nos ha faltado tener un rato en la pista buenas condiciones. Hemos hecho muy buen ritmo en todas las salidas que hemos hecho, a cada salida mejoraba. Hemos probado muchas cosas y no nos ha dado tiempo a poner los neumáticos blandos para atacar el tiempo, pero estoy muy contento. El potencial es otro”.

La atmósfera en el box del Repsol Honda parece haber cambiado por completo en apenas un par de días y todo el optimismo está relacionado con las sensaciones que se han obtenido sobre el asfalto: “Cuando ya estás en los tiempos y ves que solo necesitas mejorar una o dos décimas ya partes de otro punto y eso me hace estar muy feliz”. Porque al final, después de varios intentos frustrados por encontrar algo que al menos les evitase acabar por los suelos, esta reacción cambia por completo la mentalidad: “Está claro que esta gente sabe hacer motos. Es sólo cuestión de tiempo que traigan algo que realmente funcione. La moto que hoy he llevado es un buen punto de partida para hacer cosas buenas el año que viene”.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas