NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | GINO BORSOI

Este Márquez es “impresionante”

Al manillar de la Ducati, el español deja señales para el optimismo. Mientras que sorprende en Bolonia, desde Honda le ven “luchando por el Mundial al 100%”.

Actualizado a
Este Márquez es “impresionante”
MotoGP

“He visto que se ha bajado de la moto y estaba contento, no hay que ser muy listo para saber que iba a ser así”, dijo Alberto Puig, team manager del Repsol Honda, cuando se le preguntó en DAZN por el estreno con la Ducati del Gresini de un Marc Márquez que sobre el asfalto del Ricardo Tormo hizo lo que tenía que hacer: volver a divertirse sobre una moto. El ocho veces campeón respondió de manera espectacular a las expectativas de los 3.600 espectadores que agotaron las entradas que se pusieron a la venta para una jornada de test que se celebrara en día laborable, con viento y frío en un escenario que no superó los 14 grados. Pero merecía la pena sobreponerse a los contratiempos, simplemente por contemplar en primera persona un cambio de ciclo del que, presumiblemente, se podrá resaltar ese dicho del ‘yo estuve allí'.

Para el Mundial de MotoGP, el 28 de noviembre de 2023 no fue una fecha más en el calendario. Se cumplieron 4.031 días desde que Marc Márquez llegó a la categoría reina a lomos de una Honda con la que se convirtió en el piloto más laureado de una marca, que deja atrás con un estreno a lo grande. Porque el ocho veces campeón brilló y voló con una GP23, propiedad de Zarco hacía apenas un par de días, que sorprendió al propio piloto. Ni siquiera necesitó el prototipo más novedoso para sorprender. No hubo palabras, pero sí gestos que evidenciaron las grandes sensaciones y la ambición con la que se despide de esta primera toma de contacto un Marc que augura un gran curso a nivel personal. Porque como recuerda Gino Borsoi, team manager del Pramac, sobre el gran primer día de Márquez, su potencial “es una mala señal para nosotros, pero una buena señal para el mundo de la moto”.

Un estreno “impresionante”

Antes de empezar el test, desde Ducati insistieron en que Marc no entraba en sus planes. Y aunque lo que sucedió sobre el asfalto no puede cambiar las opiniones del pasado, al menos sirvió para dejarle claro a los de Borgo Panigale que un ocho veces campeón siempre es necesario en cualquier garaje. “Es impresionante”, admitió un Davide Tardozzi, jefe de equipo de la fábrica de Bolonia, que no podía esconder su sonrisa ni tampoco su asombro ante un piloto que estuvo por encima de lo esperado. En solo siete vueltas, el 1:29.424 que firmó Márquez como mejor tiempo batía por una décima la referencia de Di Giannantonio en la clasificación del sábado. El español mejoraba a un piloto con dos temporadas de conocimiento a cuestas en apenas cuatro horas. Y por si fuera poco, el flamante subcampeón Jorge Martín, dejó claro que “en su primera salida a pista ya aprendí de Márquez”.

Márquez recupera la sonrisa

A pesar de que Marc no ha llegado al Gresini para dar lecciones a nadie, sino para demostrarse a sí mismo que sigue siendo ese piloto arrollador que conquistó seis títulos de siete posibles (entre 2013 y 2019), los detalles también dan licencia para soñar. Primero fue la sonrisa, imposible de ocultar aunque quiso darle la espalda a la cámara... hasta que cruzó miradas con Javi Ortiz, el único hombre de confianza que desembarca con el español en el Gresini. Márquez dijo que quería volver a sonreír y ¡vaya si lo ha hecho! Siete vueltas fueron suficientes y unas tantas más (acabó el día con un total de 49) para sorprenderse a sí mismo, pues agitó la mano cuando marcó el registro que le dejó cuarto en la tabla y vio de lo que era capaz con esa montura.

Más de un segundo de margen

No hizo falta tomar más riesgos de la cuenta para encontrar resultados. En el box del Gresini hicieron diana, pues la primera referencia (1:30.683) ya estaba en los tiempos que decidieron al ganador de la carrera el domingo anterior en el Ricardo Tormo. Pero eso no es todo. Con apenas un año de diferencia, la Ducati le ha permitido encontrar 1.2 segundos de progresión con respecto a su mejor registro con la Honda (1:30.676) en los anteriores test de pretemporada en este mismo escenario. Aunque el dato es más alentador, teniendo en cuenta que su hermano Álex, esta misma temporada en Sepang, consiguió establecer más de dos segundos de brecha entre la Ducati y la RC213V. Un indicativo de que todavía queda potencial por exprimir.

Ausencia de caídas

Si algo marcó, por encima de todo, el último curso de Márquez en Honda fueron las caídas. En total, el español sufrió un récord de 29 arrastrones que llegaron a sepultar su motivación y confianza hacia una moto con la que lo había conquistado todo. Marc se hizo de rogar, pero cuando llegó al box escuchó con detalle los últimos consejos de Frankie Carchedi, su nuevo jefe de mecánicos y salió a pista con la única Desmosedici que tenía a su disposición. Con lo que eso supone en un día de pruebas en general y para Marc en particular. Sin embargo, no fue necesario acabar en el suelo (sí cayó Zarco con la Honda durante la tarde) para ser rápido ya que el ilerdense sabía que una caída podía frustrarlo todo. Aunque esos contratiempos parecen haberse convertido en cosas del pasado que el octocampeón no va a extrañar.

Completamente recuperado a nivel físico

La realidad es que ahora Marc convive con una lesión que le ha privado de muchos éxitos, aunque se ha recompuesto de una manera admirable. Cuatro operaciones con el único fin de volver a ganar, le ayudaron a trabajar en un físico que está completamente recuperado. Cuando se complicaron las cosas más de la cuenta con Honda, el español aseguró que físicamente se encontraba como antes de la lesión y esas palabras ahora cobran sentido. Con una moto dócil el ilerdense vuelve a hacer lo que quiere mientras que el resto tragan saliva. Porque no sorprendió a nadie, pues todos le esperaban arriba, pero desde Honda le han puesto voz al pensamiento de la parrilla: “Al cien por cien que estará peleando por el Mundial”. Argumentos, en apenas ocho horas, ha dado de sobra. Porque Márquez no ha vuelto. La realidad es que nunca se fue.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas