NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RALLYS

Un pinchazo impide el sueño de Alpine

Jorge Cagiao se ha quedado a las puertas del título nacional de asfalto al volante de un A-110 R-GT, 52 años después de que lo hiciera Lucas Sainz.

Actualizado a
Un pinchazo impide el sueño de Alpine

52 años después de que Alpine lograra su último título nacional de rallys, un pinchazo ha impedido que se cumpliera el sueño de repetir. Si entonces, 1971, fue Lucas Sainz, el guitarra del grupo musical Los Pekenikes, el que se coronó campeón al volante de un 1500 N, ahora ha sido Jorge Cagiao se ha quedado a las puertas, a tres puntos de la corona en la Copa de España de asfalto pilotando un A-110 R-GT.

Sainz, conocido en el ambiente deportivo como ‘El Púa’ por su otra gran afición musical, se anotó el título nacional de 1971 con menos de tres puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, Alberto Ruiz-Giménez, que fue el que logró más victorias a lo largo de la temporada, pero se vio perjudicado por el reglamento que favorecía a los coches de fabricación nacional. Previamente también se había llevado el título con Alpine en 1967 y 1968 Bernard Tramont, el que posteriormente fuera director de competición de Renault España.

De regreso a la actualidad, Cagiao llegaba a la última cita del año, el Rally Ciudad de Valencia, por delante de su máximo rival, Álvaro Muñiz, tras lograr dos triunfos en Narón y Almendralejo. Se lo jugaban a cara o cruz: el que finalizara primero en la Ciudad del Turia, se anotaba el título. Y una piedra en el primer tramo de la etapa final ha impedido que se cumpliera el sueño. El Alpine perdía tres minutos y Muñiz se limitaba a terminar segundo con su Skoda tras el joven Sergi Pérez, que se imponía en su primera prueba al volante de un Hyundai de la categoría máxima.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas