MOTOCROSS

Madrid calienta motores para recibir el Mundial de Motocross

El certamen regresa a la capital con Jorge Prado como gran favorito, en un momento decisivo del curso: "Va a ser la clave, necesito vuestra ayuda".

0
Presentación oficial del GP de España de Motocross en Madrid
Carmen Ruiz

Calentaron motores y quedó una fiesta pendiente que por fin, el fin de semana del 16 al 17 de octubre, se podrá vivir de cerca en Madrid. El Mundial de Motocross desembarca en España por segundo año consecutivo y tras la ausencia de público en 2020 debido a la COVID, ahora sí se disfrutará el gran premio al completo para ganar toda la emoción que echaron en falta los protagonistas durante su estreno en este escenario. Porque a un fin de semana excepcional, solo le faltó una celebración a la altura con la que festejar el estreno de la competición y el doblete que firmó un Jorge Prado que mucha culpa tiene de toda la afición que se ha generado en torno a este campeonato.

Los dos títulos del lucense en MX2 unidos a su estreno en la categoría reina del motocross, dejaron el escenario idóneo para que el Mundial desembarcase en nuestro territorio y al mismo tiempo, para volver a situar a Madrid en la órbita del motorsport. Porque desde 1981, cuando se celebró la última carrera de F1 en el circuito del Jarama, la capital dejó de acoger competiciones de motor a nivel mundial, que ahora regresan de la mano de una disciplina que vive su momento más competitivo de los últimos años. MXGP afronta la recta final del curso con cinco campeones aspirando al título, entre los que se encuentra un Jorge Prado que espera repetir actuación, ahora delante de los suyos con el objetivo de impulsarse hasta el liderato de la general, del que le separan tan solo 12 puntos.

"El GP de España va a ser la clave y espero volver a ganar. Para eso necesito vuestra ayuda y vuestro apoyo. Este año no va a haber restricciones, nos vemos allí", decía el lucense en la presentación del evento, alentando a todos los públicos a la participación de un gran premio que además, contará por primera vez con el WMX, mundial femenino de motocross. Entre las participantes se encontrará Gabriela Seisdedos, campeona de España, en lo que será una prueba especial por partida doble ya que su municipio, Arroyomolinos, es el encarado de acercar esta disciplina a la afición española: "Es un éxito y es una motivación extra. Es un sueño que jamás me podría haber imaginado, el apoyo que puedo sentir es alucinante y espero que todo este apoyo me ayude a hacerlo lo mejor posible".

Durante la edición anterior, se echó "en falta el apoyo de todos los fans" como reconoce Rubén Fernández, la nueva promesa del motocross español que competirá en la categoría de MX2, para seguir impulsando un evento "con gran proyección a nivel nacional e internacional", al que se refería Alberto Tomé, Viceconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid. También destacó la importancia de este acontecimiento Manuel Casado, presidente de la RFEM, y ahora, tras cumplir el sueño de desembarcar en España, solo queda abrir las puertas de un escenario en el que Jorge Prado, como ha confesado Diego Muñoz, director general de Lastlap y el evento, tratará de que la alegría sea completa: "Me dijo que si no se sintiese favorito, se iría a casa". Aunque realmente, vuelve a la suya.