AUTOMOVILISMO

Muere un oficial tras una pelea en las World Series de Asfalto

'Rusty' Crews, un agente del condado de Volusia, ha fallecido tras mediar en un enfrentamiento entre los integrantes de Brian Kruczek y Matthew Green.

Muere un oficial tras una pelea en las World Series de Asfalto
@speed51dotcom

"Rusty Crews era un verdadero amigo y su pérdida es devastadora para pilotos, equipos y los aficionados de este trazado, así como toda la comunidad de las carreras. Siempre cuidaba de los demás en la pista, amaba las carreras. Su pérdida es terrible e indescriptible. La muerte está bajo investigación a la espera de los resultados de la autopsia. Hemos hablado con la familia y supimos que tenía una gran cantidad de problemas de salud". Con estas palabras, Mike Chitwood, sheriff del condado de Volusia, ha querido despedir y zanjar cualquier rumorología acerca de la muerte de Crews, el agente fallecido el pasado domingo en el circuito de New Smyrna Speedway, a 15 kilómetros del autódromo Daytona International Speedway.

'Rusty', como era conocido en la comarca del estado de Florida, cayó al suelo, desvanecido, después de mediar en una multitudinaria pelea entre varios integrantes de los equipos de Brian Kruczek y Matthew Green de las World Series de Asfalto tras ser descalificados por conducta antideportiva, abuso verbal a los oficiales y conducta perjudicial para el deporte. Inmediatamente fue trasladado al hospital más cercano, donde los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida. 

"Siento mucho oír hablar de la pérdida de Rusty Crews. Siempre hizo todo lo posible para tratar a todos los pilotos de manera justa y con respeto. Hizo que todos se sintieran bienvenidos y apreciados y era simplemente un buen tipo. Lo extrañaremos mucho. Pensamientos y oraciones a su familia y seres queridos", ha escrito Jeff Burton, expiloto y comentarista de la NASCAR en la cadena NBC, en su cuenta oficial de 'Twitter'.

"Estamos desconsolados por la pérdida de nuestro querido amigo Rusty Crews. Era la persona más amable, desinteresada, de gran corazón y amante de la diversión que conocemos y que realmente extrañaremos. Estamos muy agradecidos de haberlo tenido como parte de nuestra familia y muy agradecidos por todos los recuerdos y buenos momentos que compartimos juntos. La vida no será la misma sin él, pero estará en nuestros corazones para siempre", han declarado Mario y Michelle Gosselin, propietarios del equipo DGM Racing, en una nota de prensa.