MOTOGP

Mir: "Deseo con toda mi alma que Marc Márquez llegue a Qatar"

Entrevista al campeón de MotoGP con la vista puesta ya en la temporada que arrancará el 28 de marzo en Losail, donde le gustaría reencontrarse con el 93.

Mir: "Deseo con toda mi alma que Marc Márquez llegue a Qatar"
motogp.com

Acabamos el curso 2020 de MotoGP en AS entrevistando a su flamante campeón y empezamos 2021 interrogando de nuevo a Joan Mir. Ahora con la vista puesta en su intento de revalidar un título que desea con toda su alma sea con Marc Márquez en pista. Además, confía en que la ausencia de Davide Brivio no se note en el box Suzuki, alaba la importancia de su entorno, mantiene su característico sentido del humor y da muestras de que su nueva condición no se le ha subido a la cabeza.

-Uves y ráfagas, campeón de MotoGP.

-Uves y ráfagas.

-Hablando hace poco con su buen amigo Tito Rabat, éste me confirmó que el título no se le ha subido a la cabeza y que sigue siendo el mismo de siempre. ¿Es así?

-Sí, sí. Es que estas cosas no me hacen cambiar. Me ha costado mucho llegar hasta aquí y ganar y creo que el camino no se ha acabado, para nada. Cada año me quiero superar y ser mejor. Este año quiero hacer una temporada mejor que la pasada, independientemente del resultado. Quiero más y no soy un tío conformista. He parado una semana este invierno porque me han obligado, porque yo no hubiera parado de entrenar. Cada día quiero mejorar. Y a Tito, que es un gran amigo, le digo que, si algún día cambio por lo que sea, que me pegue un tirón de orejas fuerte y me mande a entrenar o lo que sea. Ahora soy yo el que le tiro a él y voy por buen camino.

-Por lo que dice, ¿cambiaría para 2021 ganar varias carreras y no ser campeón por volver a ganar sólo una y repetir título?

-A ver, qué pregunta es ésa.

-Es en base a lo que acaba de decir.

-Ganar una carrera y ser campeón te lo firmo ahora mismo. Hice un montón de podios.

-No estoy infravalorando su título. Me refiero a lo que me ha dicho hace un momento.

-Lo sé. Lo que digo es que quiero ser más rápido. No quiero empezar las carreras desde la tercera o la cuarta fila. Creo que no se ha dicho mucho lo difícil que es ganar un campeonato saliendo desde tercera o cuarta fila.

-Y con la Suzuki…

-Sí, y con la Suzuki, o la 'Truzuki', como dice Tito.

-¿Por qué?

-(Se ríe). No sé.

-¿Cuánto pueden echar de menos la figura de Davide Brivio y cómo se reemplaza su salida hacia la F1?

-Espero no tener que echarlo de menos, y confío en que no. En verdad, a mí me da igual lo que haga Davide, pero le tengo aprecio. Él fue quien vino a por mí. Nos vimos en Jerez para ver si quería su moto y esto es algo que me quedará para toda la vida. Él me convenció. Recuerdo que me dijo: “Tú olvídate de lo que diga la Prensa de Lorenzo. Tú olvídate, porque lo que cuenta es lo que diga yo”. Yo leía que si Lorenzo o Pedrosa con Suzuki y yo no podía compararme con esa gente, pero él tuvo mucha fe en mí, apostó y al final se hizo lo que él dijo y dos años más tarde fuimos campeones del mundo. La historia ha sido muy bonita y espero que le vaya muy bien en la F1 pero, por otra parte, confío mucho en Suzuki, sinceramente.

-¿Por qué?

-Creo que hay gente muy competente dentro del equipo. Sahara (Shinichi, líder del Suzuki Ecstar) es un tío extraordinario, de palabra, muy serio y profesional, que sabrá sacar esta situación adelante. Tengo dos años más con Suzuki y no estoy nervioso. Confío en ellos.

-También es muy importante su equipo personal y se le ve muy bien arropado por su representante, su fisio, su chica, el mismo Tito del que hablábamos antes. ¿Cuánto de importante es eso?

-No te puedes imaginar lo que he tenido que luchar en este aspecto en los últimos años. No encontraba las personas adecuadas. No lo digo por Paco (su representante) ni por Tomás (su preparador). No acababa de encontrar esa tercera pieza y eso me suponía dolores de cabeza. Suena mal, pero cuando tú pagas, puedes exigir. Yo me exijo mucho a mí mismo y a las personas que están a mi lado las exijo mucho y quiero que ellas se exijan mucho. Tomás no podría hacer nunca la función de Paco, ni al revés, y desde luego que ninguno de ellos podría hacer la función que ahora hace Juan, que es el técnico de mis motos y del entrenamiento diario. Ahora mismo he encontrado este puzle que me cuadra muy bien, y añado a mi pareja, con la que todo funciona de maravilla. Esto me crea a mí una armonía muy buena a la hora de ir a las carreras.

-¿Está preparado para que digan que Mir debe demostrar en el 2021 que el título del 2020 no fue por casualidad?

-(Sonríe). Cada año tengo que demostrar. Si no hubiera ganado el año pasado, también tendría que demostrar ahora que puedo ser competitivo.

-Cierto, pero ahora mismo tiene el listón más alto que nunca…

-Conociéndome a mí, con lo que me gusta el meollo y el barro, sabes que me encanta la presión. Que dicen que Mir ganó por casualidad, pues que lo digan. Yo sacaré el cien por cien, mostraré los dientes en cada carrera y daré el máximo con lo que tengo. A partir de ahí, que cada uno juzgue, que para eso están, las motos y el deporte en general.

-¿Se siente preparado para revalidar el título?

-Sí.

-¿Por qué?

-Porque si el año pasado pude ganar con el conjunto que tenemos, si mejoramos un poquito la moto, yo me entreno mejor y más fuerte, podemos estar ahí.

-¿Valdría más un título con Márquez en pista?

-Valdría más. Para mí, dentro de mí, he ganado no estando él lesionado, porque no le secuestraron sino que se lesionó dando el cien por cien para ganarnos a todos y no lo pudo conseguir. Me he equivocado, el siguiente título no tendría más mérito pero yo lo quiero con él en la pista. Dentro de mí le daría más valor.

-¿Qué sabe de Marc? ¿Cree que llegará a tiempo al estreno del 28 de marzo?

-Lo deseo con toda mi alma, de verdad. Quiero que esté, porque me imagino cómo lo estará pasando. Le vi un día entrenando en Olván (Barcelona), donde fue a ver su hermano Álex, y le vi desanimado. Se ve que no lo está pasando bien, y es normal. Me imagino que, con el ritmo de vida al que está acostumbrado, pararte en seco tanto tiempo, tirarte un año sin carreras y no saber aún si vuelves a correr, pues es difícil. Espero que vuelva y que vuelva a ser el de antes, para que nos lo ponga a todos súper difícil y nos haga mejores.

-¿Le ve en Qatar?

-Yo cuento con él. Cuento con Marc de verdad. Sería un error no hacerlo.

-¿Sabe ya quién será su mayor rival?

-Contando con Marc, el primero es él, aunque tengo la duda de si volverá desde el primer momento al cien por cien. Eso sólo lo puede hacer él y me permito la duda. Con otra persona no dudaría, porque no creería que pudiese llegar y ganar la primera carrera tras lo sucedido, pero con él si me queda esa duda. Luego, seguramente las Yamaha sean muy explosivas como en cada principio de temporada y serán muy rápidas las del equipo oficial y las del satélite. Y espero alguna sorpresa, pero como rivales principales, Morbidelli, Maverick, Marc, Quartararo y mi compañero Rins.

-Ha tardado en decir el nombre de Rins, que le debe tener unas ganas tremendas, como debe ser, y no ha mencionado a Pol con la Honda.

-Vale. Pol puede ser la sorpresa, porque la Honda…

-¿Y qué dice de Rins? ¿Está de acuerdo en que le debe tener ganas?

-Muchas, muchas.

-Para terminar, ha debutado corriendo en coches subiendo al podio en las carreras de hielo en Andorra. ¿Se ve un día corriendo sobre cuatro ruedas?

-No me lo esperaba, pero por lo visto se me dan bien los coches. Hicimos un test de diez vueltas, en dos tandas de cinco, con gente de mucho nivel, y me metí segundo en los libres y en los cronos. En la primera carrera hice tercero rompiéndose el cambio y la segunda la gané. Estaba asustado. Disfruto mucho y creo que correré algún día en coches. Me quiero ir formando poco a poco.

-Sólo hay un piloto en toda la historia que ha ganado en la clase reina de las motos y de los coches. Se trata de John Surtees. Usted ya ha hecho la mitad del camino…

-Sí, John Surtees. Qué pasada esos tiempos.

-Tenemos que terminar ya. Muchas gracias por su tiempo y su buen rollo.

-Ostras, mira con qué estoy aguantando el teléfono para esta entrevista, con el trofeo del AS que me distéis en diciembre. (Risas).

-Pues me alegro que sirva para algo más que para adornar las vitrinas. Buena suerte y a por más.

-Muchas gracias.