MOTOGP

Ducati y Dovi no repetirán el bombazo de Honda y Márquez

"Renovar cuatro años no es el nuevo estándar", afirma un Paolo Ciabatti que también cierra la puerta a un hipotético regreso de Jorge Lorenzo en 2021.

Ducati y Dovi no repetirán el bombazo de Honda y Márquez
@AndreaDovizioso

110 personas. Este es el guarismo de personas que fabrican, desarrollan y perfeccionan en la fábrica de Borgo Panigale la Ducati Desmosedici que pilotan cada año Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci en el Mundial de MotoGP. Un dígito que podría ser aún mayor si sumáramos todos los técnicos que no trabajan en Bolonia pero que conforman los diferentes equipos que acuden a las carreras o los test privados que organiza la marca italiana con Michele Pirro.

Una amplía plantilla de trabajadores donde tan sólo una persona no tiene el pasaporte italiano, coyuntura que provocó que el equipo de la región Emilia-Romaña tuviera que pedir ayudar a los empleados del Reale Avintia Racing para hacer regresar las 12 toneladas de material que habían transladado al test de Qatar tras anunciar el 1 de marzo las autoridades locales de este país que cualquier ciudadano italiano o residente en Italia que ingresase en su territorio tendría que estar dos semanas de cuarentena por el coronavirus, que se encuentra confinada en sus casas desde el 10 de marzo donde, por el momento, están resistiendo a esta dura pandemia que ha dejado ya más de 1.000.000 casos en todo el mundo, tal y como ha confirmado Paolo Ciabatti en 'Speedweek'.

"Hasta ahora, ninguno de nuestros empleados está infectado por el COVID-19. Estamos en contacto constante con toda nuestra gente. Esta es una muy buena noticia en una situación muy triste. Porque la mayoría de nosotros vivimos en regiones donde el número de casos es muy alto, en la parte norte de Italia. Tengo que tocar madera. Nuestro equipo hasta ahora se ha salvado. Leemos números impactantes todos los días. Eso es difícil de asimilar", reconoce con tono triste Ciabatti, cuyo hijo trabaja como cirujano en Aosta.

El director deportivo de Ducati califica como un milagro poder comenzar la temporada en Sachsenring el próximo 21 de junio, señalando agosto como el mes más probable para iniciar un campeonato donde disputar doce carreras, a su juicio, sería un notable logro: "Si podemos comenzar de nuevo en agosto, tendremos la oportunidad de celebrar un poco más de la mitad de los 20 grandes premios previstos. Si pudiéramos hacer eso, sería un logro notable. ¿No te parece? Esto es factible si todas las rutas de viaje se planifican cuidadosamente. Por supuesto, será un gran estrés para todos los involucrados. Pero en situaciones excepcionales, tenemos que estar preparados para aceptar soluciones excepcionales".

De igual modo, Ciabatti recomienda a Alberto Puig en 'GPOne' que mantenga la boca callada y deje de hacer controverisas inútiles y estériles sobre su escudería en plena crisis mundial por el COVID-19: "Nadie pensó que alguien quisiera hacer trucos pero había una situación que afrontar, bloquearon Europa y en Japón continuaron trabajando. Realmente no quiero comentar las palabras de Puig, creo que le gusta hacer controversias inútiles y estériles. Incluso en un momento como este, donde el buen gusto implicaría un silencio que sería apreciado".

El dirigente italiano tilda de decisión lógica el movimiento que realizó este invierno Honda para asegurarse al octocampeón más allá del 31 de diciembre de 2020, ya que, a su juicio, es un piloto que les garantiza ganar incluso cuando la RC213V no es la mejor montura de la parrilla: "Uno tendría que conocer los términos del contrato para juzgar. Márquez ha tomado una decisión, que supongo que ha sido bien recompensada, sabiendo que estará atado durante mucho tiempo al mayor fabricante de motos del mundo con el que ha ganado repetidamente en los últimos años. Por parte de Honda, aunque sé que Puig sacará a Doohan y todas las demás historias, la verdad es que sin Marc Márquez a partir de 2013 no habría ganado un campeonato. Esto es un hecho, por lo que han asegurado al piloto que les da la garantía de estar ganando habitualmente, como lo hizo incluso cuando la moto no era la mejor de la parrilla".

Sin embargo, Paolo Ciabatti, que confía en alcanzar en los próximos meses un acuerdo con Andrea Dovizioso para ampliar su vínculo con la marca de Borgo Panigale, descarta emular el bombazo de la fábrica del ala dorada con Marc y firmar una extensión de contrato de cuatro años con el de Forlimpopoli: "Renovar cuatro años no es el nuevo estándar. Es una decisión inesperada y valiente que Honda ha tomado para mantener al único piloto que le da la garantía de poder ganar mucho. Creo que Andrea todavía quiere correr. Andrea acaba de cumplir 34 años, es un piloto maduro pero lo suficientemente joven como para poder pensar en seguir compitiendo durante varios años más sin dejar de ser competitivo, así que no estoy preocupado. Creo que querrá continuar y hablaremos de ello cuando llegue el momento. Ahora es demasiado pronto".

Por último, Ciabatti cierra la puerta a un posible regreso de Jorge Lorenzo como piloto oficial de MotoGP al manillar de una Desmosedici en 2021: "Si la temporada hubiera empezado normalmente, habría aparecido en un Gran Premio que le encanta, pero sin la experiencia que se tiene cuando se corre cada 15 días, así que habría sido interesante ver lo que podría haber hecho. No me sorprendió qué aceptara la propuesta de Yamaha como piloto de pruebas. Sabíamos que Jorge no se sentía cómodo con la Honda y también estaba herido. No había abandonado por completo la idea de mantenerse apegado de nuestro entorno. Así que qué mejor idea que volver a subir a la moto con la que ganó su tercer Mundial. ¿Una Ducati para Lorenzo en 2021? Ahora es un piloto de Yamaha y eso es suficiente".