DAKAR

Confeti para Sainz en Woking

McLaren con Brown y Seidl, sus dos máximos responsables, al frente recibe a lo grande al madrileño en su sede por la consecución de su tercer Dakar.

El recibimiento a Sainz en Woking.

La victoria de Sainz en el Dakar trasciende fronteras. No es una opinión, es un hecho. Así lo demuestra una imagen única que se ha dado en la fábrica inglesa de uno de las marcas más importantes en el mundo del motor: Woking. La sede de McLaren, que echa humo por estas fechas con la construcción del próximo monoplaza naranja, se paralizó durante unos minutos para recibir a lo grande al madrileño, padre de uno de sus pilotos.

Los dos Sainz llegaron a la puerta de Woking y el confeti volaba a ambos lado del campeón en el desierto de Arabia de la mano de Zak Brown y Andreas Seidl, los dos máximos mandatarios de la escudería inglesa. Carlos, sorprendido en un primer momento por tal recibimiento, agradeció el gesto con ambos pulgares arriba tras saludar a ambos jefes. "¡Enhorabuena, Carlos!", decía el tweet con el que McLaren difundió el momento en sus redes.