DAKAR

El Dakar 2020 no convence entre los pilotos de motos

Hablamos con Barreda, Laia Sanz, Quintanilla, Pedrero y Betriu para que nos expliquen cómo mejorar la próxima edición: más navegación, menos velocidad...

Luciano Benavides en el Dakar.
FRANCK FIFE AFP

Lógicamente, se les veía contentos por llegar al final, por disfrutar de subir al enorme podio que había preparado en Qiddiya con un espectacular paisaje desértico de fondo. Pero no se podía decir que fuera una felicidad completa. El recuerdo de su compañero Gonçalves había hecho mella en su ánimo. El Dakar no había sido como se esperaban, y no solo por eso. En cierta medida, los pilotos de motos acabaron defraudados con el recorrido y hablamos con algunos de ellos para que nos explicase los motivos.

"Espero que cambie el recorrido", dice Laia Sanz como apunte para el próximo tras cerrar su 10 de 10 en participaciones. Es cierto que felicita a ASO porque "el 'roadbook’ estaba muy bien hecho" y porque al ser el primer año en Arabia "había que conocer el sitio", pero para todo lo que prometía este Dakar, se quedó algo corto: "La primera semana fue muy bonita, pero en la segunda había que poner más navegación para que pasen cosas, no pasaba nada, lo único las caídas. Esperábamos muchas dunas y arena y todo fueron pistas rápidas".

"Si la navegación se pone difícil baja la velocidad, pero creo que ha sido muy escasa. Tienen que pasar cosas, no es solo correr, parecía una Baja California…  Nos tendríamos que perder cada día", coincide un Pedrero que tiene 13 dakares en su mochila y que señala la otra gran pega, la alta velocidad que ha tenido esta edición: "¿Qué sentido tienen pistas a 160 km/h o 70 km rectos? Eso es lo que no me ha gustado". Aunque, como Laia, reconoce que "este año ha sido un poco de test y que el que viene será mejor".

A Pedrero, 16º en la general, también le ha faltado dureza. "Eso de acabar una etapa y decir: 'Estoy muerto'. No me ha pasado", asegura. Y Jaume Betriu, el mejor 'rookie' que se estrenó 14º, apunta en el mismo sentido: "En la primera semana hubo un par de días que fueron más físicos y todos pensamos que luego vendría la parte técnica, pero fue al revés… Podías ir sentado en la moto, no estábamos cansados. Ha habido muchas pistas, todo plano y espero que cambie un poco el año que viene y lo disfrutemos todos un poco más".

¿Y qué opinan los que lucharon en el grupo de cabeza? Barreda, que llegó a ser tercero antes de que una sanción por cambiar el motor le dejase séptimo, asegura que ha sido "una carrera muy peligrosa". "Había que ajustar muy bien el límite porque en cualquier momento podrías tener una caída grave", añade con la de su amigo portugués en mente. Y Quintanilla, segundo tras Brabec, también echó en falta otra cosa, gente: "Se echa mucho de menos al público que había en Sudámerica". Castera tiene varias cosas que apuntar en su lista…