FÓRMULA E

La altitud de México examina al líder Bird y al 'novato' Nasr

Cuarta cita de la temporada a la que el británico de Virgin llega como dominador de la general y que supondrá el debut del expiloto brasileño de F1.

"Los ojos de Latinoamérica los tenemos puestos en México. Es una apuesta a largo plazo, estamos aquí para quedarnos, queremos que sea una ciudad estandarte y lo vemos como un proyecto anual". Mensaje rotundo de Álvaro Buenaventura, director comercial de la Fórmula E en América Latina, para demostrar que el ePrix de la capital azteca, que este sábado cumple su cuarta edición, es una de las ciudades fijas de presente y futuro del campeonato eléctrico de la FIA. Una prueba que tendrá como condicionante los ya consabidos 2.240 metros de altitud del DF. Un factor que hará pasar un exhaustivo examen a pilotos y monoplazas en la cuarta cita de la temporada.

Con la novedad del brasileño Felipe Nasr, expiloto de Sauber en F1, en sustitución del alemán Maximilian Gunther en GEOX Dragon, los 22 pilotos y sus respectivos Gen2 llegan al Autódromo Hermanos Rodríguez y su pista reducida de 2,093 kilómetros, el único circuito realmente permanente del calendario. Un factor importante que se une al impresionante ambiente que generan los miles de aficionados presentes en las gradas, especialmente en la zona del estadio. "Los fans mexicanos son simplemente increíbles y el ambiente es único", asegura Daniel Abt, ganador de la edición del pasado año y que relevaba en el triunfo a su compañero en Audi, el brasileño Di Grassi.

La igualdad está imperando en la quinta temporada de la Fórmula E y en tres carreras van tres ganadores diferentes. Y no solo eso: sólo Bird y D'Ambrosio han pisado el podio en dos ocasiones. Semejante incertidumbre en los resultados eleva el interés y hace que los propios protagonistas sean modestos. "El objetivo en México es capitalizar nuestro impulso actual y ampliar nuestro liderazgo en el campeonato, pero he estado involucrado en la Fórmula E desde el principio y sé que todo es posible aquí ya que hay una enorme competitividad", asegura Sylvain Filippi, director general y CTO de Virgin Racing, el equipo que lidera la clasificación de pilotos con Bird y también la general de equipos.