Entrevista

Pentiment, de la idea a la realidad: así se perfiló el nuevo juego de Obsidian Entertainment

Entrevistamos al productor Alec Frey para focalizar la mirada en el proceso de desarrollo del título de los creadores de Fallout: New Vegas.

Una época de cambios, una nueva era para la humanidad. Pentiment, la nueva obra de Obsidian Entertainment (Fallout: New Vegas, Outer Worlds), también supone un antes y un después para la desarrolladora californiana, que experimenta con el género de la aventura narrativa sin olvidar sus raíces. En entrevista con MeriStation, el productor Alec Frey ha reflexionado sobre el proceso creativo y sobre los orígenes del proyecto.

La idea de Pentiment surgió de Josh Sawyer, el director del juego. “Quería hacer un juego histórico desde hace mucho tiempo”, revela el productor. “Estaba entusiasmado con la idea de hacer algo en la Europa del siglo XVI, porque era un período con muchas cosas interesantes, con grandes cambios”. El creativo se reunió con Hannah Kennedy, su artista, y esbozaron los primeros rasgos de lo que deseaban construir. La trama argumental se desarrolla en el monasterio de Keirsau y la aldea aledaña, localizada en los Alpes Bávaro. Allí se han producido una serie de misteriosos asesinatos.

Obsidian Entertainment no ha desarrollado un título así con anterioridad, aunque Frey sostiene que mantiene el espíritu de la desarrolladora. “Seguimos sumergiéndonos en una historia realmente profunda con personajes complejos, decisiones y consecuencias”, defiende. “Todos estos elementos que hacen de los juegos de Obsidian lo que son se introducen en un género un poco diferente del que acostumbramos a hacer, pero fue natural para nosotros”.

Las ventajas (y desventajas) de trabajar con un equipo pequeño

A diferencia de otros productos de la casa, el estudio ha trabajado con un equipo reducido, lo que ha tenido consecuencias en el propio desarrollo. “Tiene un montón de ventajas”, asevera. Éramos unas 14 personas en el equipo principal, “solo un par de individuos en cada departamento y en algunos solo uno”. De acuerdo con sus palabras, lo bueno es que explicar al resto las ideas era "muy sencillo" porque “todo el mundo podía escuchar”, así que las reuniones se despachaban en un abrir y cerrar de ojos y no necesitaron demasiadas. “Si teníamos alguna idea o algo que quisiéramos probar podíamos hacerlo muy rápido, lo que nos permitía iterar y cambiar el juego rápidamente”.

Por supuesto, no todo es positivo, porque a veces “no dispones de la gente que requieres”, de modo que hay que “pensar diferente” y “utilizar los recursos sabiamente”. De todos modos, gracias al apoyo de Microsoft y de sus propios compañeros de Obsidian pudieron sortear los obstáculos y garantizar la resolución de los problemas”.

¿Cuánto tardaron en desarrollar Pentiment? “Hace unos tres años, Josh y Hannah empezaron a trazar los primeros bosquejos. Había unas tres o cuatro personas trabajando en el proyecto al principio”. Ese pequeño equipo se puso manos a la obra y desarrolló el videojuego durante unos cuantos meses, hasta que se unieron unas cuantas personas más. Fue entonces cuando el proyecto comenzó a tomar forma, un proceso que duró “unos dos años y medio”.

Una historia en distintas líneas temporales

El contexto de la historia es interesante porque Obsidian ha elegido una época de zozobra, el momento en que la imprenta comenzó a despegar justo cuando los ideales de Lutero cuestionaban a la Iglesia Católica. “Nuestro juego transcurre a lo largo de 25 años, lo que brinda la oportunidad de explorar esos cambios”, dice Frey. “Ahoras que la imprenta existe, los textos están disponibles para la gente, que está aprendiendo a leer, goza de mayor educación y puede transmitir palabras” y comunicarse con personas de otras ciudades.

El hecho de que la historia del juego se prolongue durante más de dos décadas implica que las consecuencias de las decisiones afectan en el largo plazo. “Esas decisiones que tomaste al principio influyen en los personajes 25 años después”, subraya. El protagonista, Andreas Maler, no deja de ser un reflejo de lo que el jugador “quiere que sea”. Se trata de un artista experto en manuscritos iluminados, cuyo deseo es mejorar en su arte y convertirse en un verdadero maestro. Sin embargo, al principio, el juego te ofrece la opción de elegir el contexto del personaje, lo que ha estudiado y algunos rasgos de su personalidad.

La documentación, fiel a la Historia

El proceso de documentación fue exhaustivo. “Además, nuestro director es licenciado en Historia”, desvela. “Hemos contado con la ayuda de consultores, uno de ello uno de los mayores expertos en manuscritos iluminados", por lo que trataron en todo momento de que el argumento y su contexto fueran “lo más precisos posibles”. Aun así, el objetivo principal es que “fuera divertido” y que los conceptos históricas se implementaran de forma interesante. “Aunque algunas cosas que ocurren en el juego quizá sean improbables, queríamos garantizar que todo lo que ocurriera fuera factible”.

Al final de Pentiment, cuando los créditos aparecen en pantalla, figuran todas las fuentes bibliográficas que han utilizado para construir el título, algo muy poco habitual en la industria del videojuego. Los asesinatos en una abadía evocan irremediablemente a El Nombre de la Rosa, la obra maestra del escritor Umberto Eco, una influencia que desde Obsidian no ocultan. “Hemos visto y revisionado la película en múltiples ocasiones mientras trabajábamos en este proyecto. Nos asegurábamos de que todo aquel que se uniera la hubiera visto”.

Pentiment está disponible en Xbox One, Xbox Series X, Xbox Series S, PC y en el servicio Xbox Game Pass. En nuestro análisis destacamos su calidad y le otorgamos un 9 sobre 10. Además, también lo analizamos en el MeriPodcast, que puedes escucharlo aquí.

Pentiment

  • PC
  • Xbox One
  • Xbox Series
  • Aventura

Pentiment es una aventura de corte narrativo a cargo de Obsidian Entertainment y Xbox Game Studios para PC, Xbox One y Xbox Series ambientada en la Alemania de principios del siglo XVI que pone su foco en el arco evolutivo de los personajes, un diseño artístico sumamente estilizado y una narrativa múltiple en función de las decisiones tomadas. El protagonista es un avispado ilustrador que se ve envuelto en una serie de asesinatos en el monasterio de Kiersau a lo largo de veinticinco años.

Pentiment