The Entropy Centre
The Entropy Centre
Carátula de The Entropy Centre

The Entropy Centre, análisis del... ¿sucesor de Portal?

Los niños de los 90 que crecieron con Portal hoy nos traen The Entropy Centre, un juego de puzles con retroceso en el tiempo para PC, Xbox y PS4 y PS5.

Aunque hemos estado un tiempo en The Entropy Centre, lo cierto es que no os sabemos explicar a ciencia cierta de qué trata la entropía. Si estáis leyendo estás líneas es porque nos dedicamos más a las letras que a los números y las ciencias, por lo que preferimos dejar el concepto de la entropía a aquellos que saben. Sin embargo, y como curiosidad, en Tenet se usó el concepto de la entropía para realizar la película, así que nosotros nos hemos infiltrado en The Entropy Centre para averiguar y analizar este concepto a la par que descubrimos como salvar a La Tierra de la aniquilación encarnando a Aria y su fiel compañera ASTRA.

Salvando las distáncias...

Es prácticamente inevitable pensar en Portal 1 y Portal 2 al ver la estructura que sigue el propio videojuego y las mecánicas que utiliza. The Entropy Centre usa el rebobinado en el tiempo (igual que en Tenet) para poder avanzar en los puzles mientras que los juegos de Valve apostaban por los portales. Cada uno lo hace a su manera y, aunque The Entropy Centre tampoco lo hace con la maestría que tuvo Portal años atrás, lo cierto es que tiene muy buenas ideas que avanzan, evolucionan y culminan en un esplendoroso final de creatividad y originalidad cuando se combina con las físicas.

The Entropy Centre recurre a otras técnicas ya conocidas para ampliar su historia como la investigación de algunos ordenadores leyendo correos de los empleados al más puro estilo Deus Ex: Human Revolution o, incluso, juguetear con el tiempo usando una pelota. No negaremos que nos hemos distraído más de la cuenta admirando la buena mano decorando y construyendo escenarios de Stubby Games, los cuales denotan el esfuerzo realizado en su primer videojuego con lugares variados y con buen gusto que nos hacen entrever qué sucedió en esta estación lunar llamada The Entropy Centre.

Causa y efecto

La mecánica es una y muy simple: Rebobinar objetos. A medida que avanzamos podemos interactuar de formas diferentes con los objetos que conforman el puzle. Nos ha faltado algo más de libertad para podernos recrear en los rompecabezas y, aunque tienen más de una solución, echamos en falta que explotase más nuestra creatividad. La gran mayoría de puzles no son muy complejos y, de hecho, algunos los podemos completar a la primera si seguimos la lógica. Pero de nuevo, aquí lo interesante es cómo interactuamos con los elementos del escenario. Básicamente todo elemento interactuable tiene forma de cubo y lo que les diferencia entre ellos es la forma, el rebobinado y cómo afecta al escenario o personaje.

Cada objeto tiene una causa y un efecto: Si recogemos una caja y la movemos de un lado a otro, con nuestra nueva herramienta podemos manipular ese trayecto para hacer retroceder ese objeto hacía atrás hasta donde nos interese. The Entropy Centre limita ese retroceso de tiempo a 38 segundos, tiempo más que suficiente para poder resolver los puzles. También nos ofrece opciones de accesibilidad para poder ver el trayecto que ha realizado hasta ese momento el objeto o poder reiniciar el tiempo de retroceso al 0 si hemos realizado un movimiento erróneo. Esto es mucho más sencillo de entender en pantalla, pero os aseguro que es tan sencillo como apretar el botón de saltar gracias a su interfaz.

Claridad visual y con gusto

The Entropy Centre se mete en una mecánica más compleja que la usada en Portal, es por eso que se han esmerado tanto en crear una interfaz limpia y muy visual para que todo el mundo entienda qué ocurre en cada momento. De hecho, es diegética, es decir, forma parte del propio videojuego, lo cual le otorga una inmersión mayor. Es ordenado en su paleta de colores e iluminación y se nota la importancia que tuvo en el momento de su desarrollo dado el desastre que pudiera haber sido jugablemente sin una interfaz tan limpia como la que tiene The Entropy Centre.

Aunque parezca mentira, también tiene combate y escenas donde la rapidez marca nuestra habilidad para avanzar por el escenario. The Entropy Centre nos introduce en ciertas situaciones de tensión en las que debemos ser rápidos rebobinando una columna que nos está a punto de aplastar o incluso defendernos de los proyectiles enemigos. Estos escenarios nos aportan una variedad muy bien medida que, sin salirse de la sencillez de los mismos, te despejan la mente y te animan a cambiar el chip durante unos minutos.

Si bien, es cierto que durante las seis o siete horas de duración de The Entropy Centre hemos notado puzles repetidos o que la solución era prácticamente igual que los dos anteriores. Algunos rompecabezas pecan de ser demasiado sencillos por plantear situaciones muy similares. Sin embargo, muchas veces consiguen sorprendernos con puzles realmente inspirados que explotaban con soltura y elegancia una mecánica tan peculiar como el rebobinado de objetos.

CONCLUSIÓN

Es un claro ejemplo de que los videojuegos aún tienen muchos campos sin explotar. El retroceso de objetos es una mecánica original, divertida y que evoluciona constantemente en The Entropy Centre. Nos sorprende a cada nivel que completamos y derrocha ganas por aprender por los cuatro costados, con todo lo que ello conlleva. Si este es el primer proyecto de Stubby Games, es motivo más que suficiente para mantenerlos en el punto de mira.

LO MEJOR

  • Mecánica original y bien implementada.
  • Variado y con gusto.
  • Evoluciona constantemente.
  • Algunos puzles rozan la excelencia...

LO PEOR

  • pero otros se repiten en exceso.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.