Actualidad

El 60 aniversario de la saga Bond se enriquece con una recopilación de sus canciones principales

Las canciones que han definido cada una de las 25 películas de la saga 007 serán reunidas en un pack de vinilos

Nuestro amor por la saga Bond es más que declarado. Podéis comprobarlo en el extenso artículo que dedicamos al agente 007 con motivo del estreno de la última película protagonizada por Daniel Craig. Allí hablamos de su origen en papel y revisitamos cada una de las 25 entregas. También hablamos de la férrea estructura que tiene la saga, donde los psicodélicos créditos y la canción que los acompaña tienen un lugar destacado.

De Dr. No a Sin tiempo para morir, una canción para cada historia

Las canciones de la saga del agente 007 son escritas para la ocasión. En ellas, el compositor de la banda sonora se alía con artista elegido para dar con el estribillo que incluya el título de la película en cuestión. Que durante muchos años fuera John Barry el compositor oficial, ha hecho que toda la franquicia tenga su sello más allá de su partida. Entre las estrellas invitadas, que se doblan a estos designios sonoros, tenemos nada menos que a Paul McCartney con Wings (los Guns N' Roses versionaron décadas después su Live and Let Die), Duran Duran, Billie Ellish, Madonna, Adele, Nancy Sinatra, Garbage, Tina Turner, A-ha, Gladys Knight, Sheryl Crow, Louis Armstrong, Tom Jones, Chris Cornell o Sheena Easton. Brutal. Y magníficas muchas, muchas de las canciones resultantes.

Así pues, es de celebrar que una recopilación en vinilos dobles de 12 pulgadas (elegancia máxima en el formato elegido) venga a engrosar el 60 aniversario de la serie. Así las cosas, reivindicamos y compartimos aquí una de las mejores canciones de la saga Bond… que no es canónica y por tanto no aparece en el pack. Y no, no hablamos del Never Say Never Again de Lani Hall de aquella peli que enfrentó a dos Bond en cartelera: Sean Connery y (el oficial entonces) Roger Moore. Nos referimos a The Look of Love, compuesta por Burt Bacharach y cantada por Dusty Springfield, perteneciente a esa loca versión de Bond que fue el Casino Royale de 1967.

Preciosa melodía, verdad, con esa voz de Dusty Springfield que parece susurrarte al oído. Nos despedimos haciendo mención a que la tremenda despedida de Daniel Craig en Sin tiempo para morir abre las puertas a una nueva etapa, con un nuevo Bond que, por primera vez, no estará al servicio secreto de su majestad la Reina de Inglaterra.

Fuente | Collider